El Banco Central subirá fuerte la tasa de interés este jueves como respuesta al desplome de bonos y salto del dólar

ECONOMÍA 15 de junio de 2022 Por Claudio Zlotnik*
526783b4c87a7f0823b72ce3fa12fa84

El Banco Central aplicará una suba agresiva de la tasa de interés este jueves, cuando se reúna el Directorio. Será una reacción de Miguel Pesce a la crisis financiera desatada con la ola de ventas de bonos en pesos, que derivó en una tensión cambiaria. El contado con liqui cerró ayer en $239, mientras que el dólar blue escaló 8 pesos adicionales, hasta los $224.

La decisión de Miguel Pesce, titular de la autoridad monetaria ya está tomada. La suba podría alcanzar los 3 a 4 puntos en la tasa de referencia, de una sola vez.

De ser así, esa tasa se elevaría del 49% nominal anual de ahora hasta 52%-53% nominal anual. De esta manera, la tasa efectiva se situaría por delante de la inflación interanual por primera vez desde que el Banco Central comenzó con los ajustes de la tasa de interés.

Lo mismo sucederá con el rendimiento de los plazos fijos minoristas, cuya tasa nominal anual se encuentra en el 48% y superará el 50% anual. Acá también, la apuesta es a que el ahorro en los bancos de los pequeños inversores no pierda contra la inflación.

Desde la ola de ventas de bonos en pesos en el mercado secundario, que se gatilló a mediados de la semana pasada, el BCRA viene realizando compras masivas de esos papeles, de forma de ponerle un piso a las cotizaciones.

Igualmente, la corrida se contagió a los otros mercados de deuda, y el "riesgo país" trepó a los 2.126 puntos, nivel récord desde la última reestructuración de Martín Guzmán.

La estabilización deseada

En el Banco Central están convencidos de que la intervención en el mercado de bonos, por un lado, y la licitación exitosa de Economía de este martes fueron señales de estabilización en el mercado financiero.

"Hay una decisión política de no permitir licuar los ahorros en pesos", comentó a iProfesional una fuente calificada de esa institución.

A la hora de evaluar la disparada de las cotizaciones de los dólares alternativos, en el Central afirman que se dio en medio de una complicada situación financiera internacional, arrastrada por la posibilidad de que la Reserva Federal (banca central estadounidense) eleve la tasa de interés en tres cuarto de punto. Un nivel que no estaba en los registros hasta hace algunos días.

"La suba de los tipos de cambios implícitos en operaciones con bonos está muy influenciada por el contexto internacional, que provocó caída en todos los activos sin distinción", agrega el funcionario consultado.

Contactos con empresas

Según supo iProfesional, Miguel Pesce mantuvo contactos directos con empresas de primera línea que tienen fuertes inversiones en bonos en pesos, con el objetivo de que mantengan esas posiciones. Que confíen en una pronta estabilización.

El objetivo, claro está, es evitar que esas compañías se saquen de encima esos papeles y se dolaricen buscando un refugio ante las turbulencias.

En lo que resta de este mes vencen títulos por unos $500.000 millones, y en el mercado temen que el Gobierno quede complicado para la renovación.

Por eso mismo, el jefe del Central considera que Guzmán debe dejar de lado su estrategia de ofrecer tasas negativas en las futuras próximas licitaciones de deuda.

En las últimas apariciones públicas, Pese se mostró a favor de que las tasas reales "positivas", que vayan por encima de la inflación. Ahora, esa posición quedará expuesta en los hechos con la suba de la tasa prevista para mañana mismo.

La apuesta oficial

El Gobierno cree que tiene dos semanas para convencer al "mercado" de que no habrá default de la deuda ni una devaluación abrupta en el segmento oficial. Y que, bajo ese escenario, podrá mantener un sendero de desaceleración inflacionaria. Sin resignar la chance de un crecimiento económico por segundo año consecutivo. Para algunos será magia pura. Para otros, una posibilidad concreta.

Martín Guzmán cerró la jornada mirando el "vaso medio lleno": demostrando que el mercado de pesos no lo tiene clausurado, como muchos temían, ya que en la licitación Economía pudo recolectar más de $21.000 millones, por encima del vencimiento estipulado.

De todas formas, en los despachos oficiales reconocen que se trató de una operación sumamente menor en comparación con lo que viene. Dentro de 13 días, necesitará conseguir la friolera de $500.000 millones.

Los funcionarios del equipo económico creen que en estas dos semanas podrán acomodar las cosas. Sobre todo en el mercado cambiario, donde la corrida contra los bonos en pesos tuvo un notable impacto: ayer martes el contado con liqui tocó $239, prácticamente un valor récord.

No se trata sólo de un aumento. Lo más preocupante fue la velocidad de la racha alcista: el contado con liqui subió $29 en apenas cuatro jornadas hábiles.

La inflación también juega

Ninguna de las consultoras económicas que miden la evolución de la inflación prevé un descenso para este mes de junio.

El 5,1% de mayo le puso un piso elevado al índice de este mes: las claves están en el ajuste de las tarifas de los servicios públicos -sobre todo-, y en menor medida en el incremento de las cuotas de las prepagas (+10%).

Los alimentos, a una velocidad menor de los meses precedentes, también empujan, con alzas promedio cercanas al 4%.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar