Hicieron todo mal, y ahora, "agarrate Catalina"

OPINIÓN Por Carlos ZIMERMAN
81774_396822_apertura

De un día para el otro pasamos del confinamiento total a la apertura sin termino medio.

Cuando el Gobierno Nacional advirtió que un factor más que importante de su derrota electoral fue por la eterna e irracional cuarentena que nos mantuvo en un confinamiento inexplicable, decidieron "culminar" la pandemia por decreto y todo se liberó sin ningún tipo de organización ni recaudos.

Sin lugar a dudas la administración de la pandemia fue una de las tantas improvisaciones de un gobierno que quizá nunca estuvo preparado para recibir el poder.

Hicieron todo mal y lo siguen haciendo. Ahora que nadie dude que estamos en presencia de una ola que quizá tenga consecuencias inesperadas y por sobre todo indeseadas, y con esta gente todo es peligroso.

Nunca se les ocurrió invertir en una campaña verdadera de educación y todo lo que hicieron y hacen lo es con fines electoralistas. No piensan en la gente, solo en ellos. 

Jamás dejan de pensar en el voto que los va a seguir manteniendo en el poder, algunos les dicen "animales políticos", yo prefiero decirle simplemente "animales".

Estamos en las peores manos, no saben ni se dejan asesorar y día a día los nuevos contagios se siguen sucediendo y lo único que puede parar esto es una vacunación masiva y urgente. Es mentira que la vacunación es un éxito, las estadísticas dicen lo contrario, hay una gran parte de la población que no tiene la segunda dosis y la tercera está en una etapa demasiado embrional como para tener esperanzas. Esta gente hace todo mal, ya sea por acción o por omisión.

Nadie en su sano juicio podría criticar políticas lógicas en materia de salud, lo que se critica son los negociados, los vacunatoruis VIP, las prebendas, los contubernios, los negociados.

Hicieron todo mal y lo siguen haciendo, no nos cuidaron bien ni lo hacen ahora, son improvisados y sus errores causan mucho daño.

Es necesario que alguien los frene, para ello está el Congreso de la Nación, llegó la hora de la oposición, en la cancha se ven los pingos dice el dicho popular, y  quienes también tanto prometieron les toca la responsabilidad de torcer este rumbo, para que en unos meses no lloremos más Argentinos muertos. 

Te puede interesar