El Gobierno insiste con el dólar como ancla de los precios: ¿hay riesgos de que se descontrolen?

ECONOMÍA 09 de agosto de 2021 Por Belén Escobar*
500580

El Gobierno comenzó la carrera hacia las elecciones y en el recorrido deberá exponer mejoras en las principales variables económicas, luego de una primera mitad de año con resultados heterogéneos. Uno de los puntos más débiles a revertir en el corto plazo es el de la inflación, dado que en solo siete meses se llegó al número estipulado en el Presupuesto para todo 2021.

La administración de Alberto Fernández reconoció que el objetivo del 29 por ciento no iba a poder ser alcanzado y, por ese motivo, habilitó paritarias con un piso del 40 por ciento. Según anticiparon informes de diversas consultoras, el capítulo de alimentos va a mantener la presión sobre el Índice de Precios al Consumidor en los próximos meses, a pesar de los programas oficiales para intentar contener esa situación. Ello, a su vez, podría opacar los resultados de las negociaciones salariales cerradas recientemente.

"Mientras el Gobierno intenta recuperar el poder adquisitivo con la reapertura de paritarias, al mismo tiempo el terreno ganado se va erosionando frente al avance de la evolución de precios", alertó la consultora Focus Market.

Desde principios de año, el presidente Alberto Fernández aseguró que uno de los objetivos apuntaba a que las paritarias le ganaran a la inflación, pero ello está en duda, si se tiene en cuenta el Relevamiento de Expectativas de Mercado que difunde el Banco Central, el cual arroja un pronóstico ubicado en torno al 48% para 2021.

"Sabiendo que la inflación estará por encima de lo que proyectamos, nos parece muy importante que los salarios le ganen a la inflación", evaluó la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco.

Por la suba de precios, el Gobierno pone la mira sobre los empresarios, al advertir sobre "conductas abusivas". La funcionaria nacional aclaró que la intención "no es salir a perseguirlos", pero enfatizó: "El empresariado debe colaborar".

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se muestra optimista y confía en que la inflación irá en descenso durante la última etapa del año. "Esperamos que en julio la tasa de inflación intermensual sea más baja que la de junio, y que ese sendero continúe", sostuvo.

El titular del Palacio de Hacienda argumentó que lo "planteado" fue que la inflación de marzo alcanzaría un "pico", y que a partir de ese entonces se iba a observar una reducción de la tasa. "Eso efectivamente está ocurriendo", insistió.

No obstante, economistas y consultoras aclaran que esa disminución se debe a un motivo a tener en cuenta. "Como en cada año de elecciones, el Gobierno busca reducir la inflación a costa de incrementar los desequilibrios. En 2020, Guzmán se jactó de que el tipo de cambio acompañó a los precios y no se acumuló un atraso relevante. Este año parece que la estrategia cambió y el ritmo de depreciación es significativamente menor al de la inflación", analizó Federico Moll, director de la consultora Ecolatina.

Dólar como ancla, con resultados malos

De ese modo, consideró: "Este es el plan macroeconómico que existe para bajar la inflación y los resultados son malos".

"Para lo que resta del año, vemos variaciones mensuales cercanas al 3%. Es decir, menos que las del primer semestre, pero lejos de otros momentos en los que el tipo de cambio se usó como ancla", indicó.

"Esta misma estrategia en 2013 llevó a una inflación de 27% y en 2015, de 30%. Los techos de años previos son más altos que los pisos actuales y eso es fruto de la falta de consistencia macroeconómica de un plan que solo busca llegar a las elecciones de la mejor manera posible", manifestó Moll en diálogo con iProfesional.

Desde Quinquela Fondos, aseguran que la inflación "hace a la capacidad de consumo y al clima general". En ese sentido, remarcaron que hay "dificultades para quebrar el 3%" y evaluaron: "Los aumentos salariales acordados están generando presión sobre el costo de los servicios".

"Esto implica que pueden aparecer varios ajustes, como los recientes de las prepagas. Esas correcciones le ponen un piso a la inflación de los próximos meses", estimó la Sociedad Gerente de Fondos Comunes de Inversión. Además, afirmó que se encuentra "la dicotomía entre convalidar salarios o contener precios".

"Esto acelera el proceso de corrección de precios relativos", señaló y, al referirse al poder de compra, puntualizó: "Gradualmente fue mejorando el empleo y se impulsaron fuertes ajustes salariales, pero solamente para el empleo privado formal".

"Al haberse acelerado la inflación, no se han logrado mejoras significativas en el poder de compra de los hogares", subrayó y estimó que "el consumo interno podrá potenciarse, pero está lejos de ser un motor para el crecimiento".

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar