Juntos por el Cambio amplía la lista de posibles candidatos a gobernador de la provincia de Buenos Aires

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
Las elecciones de medio término a mediados de año podrían servir de termómetro para ver cómo se arman camino los candidatos.
Juntos-por-el-Cambio-2

La disputa por la provincia de Buenos Aires en las elecciones de 2023 ya comienza a vivirse en la arena política. Mientras el oficialismo define quién conducirá el Partido Justicialista local para comenzar a armar el entramado de candidatos, en Juntos por el Cambio comienzan a surgir varios nombres para reemplazar al actual gobernador Axel Kicillof. Si bien en las últimas horas la que se candidateó públicamente fue Elisa Carrió, dentro de la coalición opositora la lista es extensa.

En este arduo debate, las elecciones de medio término de este año servirán para denotar cómo se posiciona cada candidato de cara a la disputa por sentarse en el sillón de Dardo Rocha. En el primer renglón está el nombre de María Eugenia Vidal, exmandataria provincial desde el 2015 hasta el 2019 y que tras dejar el cargo se alejó un poco del plano público. Según informó NA, muchos creen que ella podría en 2021 ser la locomotora que traccione la boleta de Juntos por el Cambio en la provincia.

Por otro lado, Vidal también es tentada por algunos sectores para volver a competir en Capital Federal, donde ya fue vicejefa de Gobierno, y ahora podría presentarse la oportunidad de suceder a Horacio Rodríguez Larreta en 2023. Esta discusión será más compleja ya que tendrá que pelear con el ala dura del macrismo que encabeza Patricia Bullrich, mientras que Rodríguez Larreta ve con buenos ojos al ministro de Salud, Fernán Quirós, como próximo Jefe de Gobierno porteño.

Cristian Ritondo y Jorge Macri

Otro de los nombres que se suma a la disputa por conducir la Provincia es Cristian Ritondo, actual titular de la bancada opositora en la Cámara de Diputados. Exministro de seguridad bonaerense y hombre cercano a Vidal, ya expresó su deseo de postularse: «Trabajo en la provincia, milito en la provincia y ojalá me toque encabezarla. Si no me toca, acompañaré al mejor candidato», aseguró.

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, nunca ocultó sus ganas de ser algún día gobernador bonaerense. El primo del expresidente reúne varias condiciones favorables: es el presidente del PRO en la provincia, posee un apellido fuerte y reconocido, y tiene el apoyo del Grupo Dorrego, organización que enrola a los jefes comunales de mayor peso territorial de la oposición.

Dos sorpresas

El ex presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, es otro de los que se anota para la gobernación en 2023 y buscaría un lugar en las listas de este año. Después de plantarle cara a Mauricio Macri, a quien le dijo que debería «jubilarse de los cargos», el ex conductor de la Cámara baja pretender armar un equipo y sumar adeptos del peronismo que no encasillan dentro del Frente de Todos.

Sin duda alguna que la sorpresa fue la postulación pública de Elisa Carrió, quien había dicho que se había retirado de la política en noviembre del año pasado pero que días atrás no descartó pelear por la gobernación. Según argumentó, su candidatura se debe a que «en la Ciudad ya hay muchos candidatos» y que en la provincia «hay que equilibrar el poder» que ostenta el kirchnerismo. La referente de la CC-ARI buscará que JxC reúna un número más equilibrado de representantes de los tres partidos que lo componen.

Al cierre del pelotón aparecen los dos últimos aspirantes al trono de La Plata: el exministro de Gobierno bonaerense Joaquín de la Torre, y el intendente de San Isidro, el radical Gustavo Posse. Si bien el Gobierno había amagado con suspender las PASO, esta definición no prosperó con lo cual Juntos por el Cambio tendrá la opción de dirimir sus candidaturas en elecciones internas, en caso de no poder ponerse de acuerdo.

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar