Por qué las deudas de las familias se convirtieron en una bomba de tiempo

ECONOMÍA Por Heretz Nivel
Sigue creciendo la deuda familiar: Según un relevamiento de la consultora CERX, creció un 16,3% en julio y el 41% no sabe si podrá cancelarla
DEUDAS

La pandemia impactó de manera decisiva en la situación económica general, lo que evidentemente se trasladó al presupuesto de las familias. Ante la evidente caída de los ingresos, una gran cantidad de familias se vio obligada a endeudarse -ya sea por sacar créditos o por haber caído en mora- y debe afrontar esos pasivos.

El problema es que con la extensión de la pandemia -y de la cuarentena-, hay una  norme porción de la población endeudada que se ve imposibilitada de ponerse al día.

Un relevamiento de la consultora CERX -especializada en finanzas- detectó que un 40,6% de los endeudados (cuatro de cada diez) ya avisó que no podrá o ni siquiera sabe cómo pagará lo que debe.

A ese porcentaje hay que sumarle a otro 20,4% que le llevará "más de 12 meses" poder pagar esas deudas. "El 61,1% (seis de cada diez familias) anticipan dificultades para cubrir las deudas. Solo el 24,6% piensa que tardará menos de seis meses", indica el informe de la consultora dirigida por la economista Victoria Giarrizzo.

"La extensión de la cuarentena y su flexibilizamiento dosificada siguen impactando en los ingresos familiares y aumentando la acumulación de compromisos sin pagar. Fuera de un segmento de la población que representa el 6,9% de los hogares que esta pudiendo ahorrar más porque sus ingresos se mantuvieron y sus gastos se recortaron, para el resto la situación no mejora o se va volviendo más compleja", concluye el informe.

Según CERX -que viene monitoreando la evolución de las deudas de las familias-, los pasivos de los hogares creció 16,3% durante julio. Ya alcanzó los $2.118.633 millones (más de $2 billones), un 16,3% más que en junio y ya afecta a 12 millones de hogares (87,6% del total) de los hogares del país. 

¿Cuánto debe cada familia?

Por un lado, la deuda no bancaria creció 33% en el mes, empujada por mayor acumulación de compromisos sin pagar y más hogares debiendo después de a una leve reducción en junio. Pero también creció 10% la deuda bancaria. Así, en julio 12 millones de hogares quedaron debiendo "algo". 

En promedio cada familia adeudaba en julio $70.200 promedio de deuda "no bancaria" (impuestos, alquileres y servicios, por ejemplo) y $155.800 de deuda bancaria. 

"En ambos tipos de deudas el crecimiento fue elevado ya que el 64,6% de los hogares no pudieron cubrir sus ingresos en julio", apuntó la encuesta de CERX.

Para tener una idea más aproximada de la realidad de las deudas de los hogares durante la pandemia: "El stock de deuda tiene dos grandes componentes: por un lado, la deuda "no bancaria" que estimamos en CERX en $843.012 millones, 33,0% más que en junio. Unos 12 millones de hogares tenían algún tipo de esas deudas en el mes (87,1% de los hogares del país). Y por otro, la deuda "bancaria" que según el BCRA creció 10% en el mes a $1.275.621 millones a fines de junio. El principal aumento estuvo en créditos hipotecarios (+23,4%) y prendarios (+59,8%)". 

* Lo más frecuente en julio continuaron siendo los atrasos de impuestos, que acumuló deudas por $227.735 millones, 23,1% más que en junio.


* La otra gran deuda que se acumuló es servicios: el stock total alcanzó los $173.193 millones, 4,9% más que en junio.


* La deuda con familiares y amigos por $146.044 millones creció 23,9% en el mes, no tanto por el mayor stock adeudado sino porque aumentó 15,9% la cantidad de hogares con ese tipo de deudas. 

Con información de www.iprofesional.com sobre una nota de Claudio Zlotnik

Te puede interesar