Quiénes son los acreedores de Vicentin: bancos, el fisco, accionistas y miles de productores de la “pampa gringa”

ECONOMÍA Por Heretz Nivel
En el expediente aparecen 2638 acreedores por $ 99.345 millones. La mayoría, chacareros de la región. Los accionistas de la empresa reclaman $ 351 millones
VICENTIN

El concurso de acreedores de Vicentin registra que hay hasta ahora 2.638 empresas o personas que reclaman deudas a la firma que el Gobierno quiere intervenir y expropiar. En el expediente que se sustancia en el juzgado civil y comercial 2 a cargo del juez Fabián Lorenzini, se observan seis grupos bien definidos de acreedores, según pudo constatar este diario.

- Hay 1.895 acreedores que reclaman 25.656 millones de pesos porque le vendieron a Vicentín granos que no fueron pagados.

- Otros 587 acreedores reclaman 2.292 millones de pesos por haberles vendido algún bien o servicio, que tampoco fue pagado.

En estos dos grupos podría decirse que está bien representada la llamada “pampa gringa”, es decir centenas de proveedores de granos o servicios diseminados mayormente por la zona de influencia de Vicentin, es decir Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos tal vez el norte de la Provincia de Buenos Aires.

Hay una gran diversidad en los montos reclamados. Así, entre quienes le vendieron granos a Vicentin aparecen la poderosa Asociación de Cooperativas Argentinas Cooperativa Limitada (ACA), que reclama 4.929 millones de pesos, hasta pequeños productores o cooperativas que piden cobrar menos de un millón de pesos. De hecho, hay 918 acreedores en el grupo (venta de granos) que reclaman menos de un millón de pesos.

- La deuda financiera es la más pesada y más concentrada. 37 bancos locales y extranjeros, y además organismos financieros internacionales inscribieron deudas a cobrar por $ 63.961 millones de pesos, es decir el 64% del total.

Aquí aparece a la cabeza el Banco de la Nación Argentina, con $ 18.182 millones, y un poco más atrás la Corporación Financiera Internacional (Banco Mundial) con 16.504 millones de pesos. En tercer lugar, otro acreedor extranjero: El banco de fomento holandés conocido como FMO, que reclama $ 9.228 millones.

En los casos de la CFI y el FMO las pérdidas que deberán asumir son monumentales, porque dieron préstamos en dólares que el concurso de acreedores pesificó de entrada. Es decir que todos estos acreedores ya están asumiendo una pérdida importante, más allá de que lleguen a cobrar algo, en algún momento.

De los bancos que operan en el mercado local, luego del Nación aparecen el Banco Provincia de Buenos Aires ($ 1.814 millones de pesos; Hipotecario ($ 758 millones); el Macro ($ 653 millones); Nuevo Banco de Entre Ríos ($ 658 millones); Itaú ($ 374 millones); Nuevo Banco de Santa Fe ( $372 millones); Banco Ciudad de Buenos Aires ($ 318 millones), BICE ($313 millones); Santander ($209 millones) e Industrial ($125 millones).

La deuda financiera se explica porque el negocio cerealero opera permanentemente endeudado. El capital de trabajo para comprar millones de toneladas, venderlas, y quedarse con un pequeño margen de cada venta lo aporta el sistema financiero global. Se calcula que las cerealeras locales toman deuda de corto plazo, toto el tiempo, por unos 22.000 millones de dólares. Como son deudas de corto plazo, la volatilidad de precios es un riesgo altísimo. En los últimos años los valores de los commodities estuvieron particularmente volátiles, por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. "Un tuit de Trump te podía hacer rico o pobre en un minuto" resume un operador de cereales consulado por este diario.

Los préstamos, en su mayoría, fueron otorgados bajo al categoría "prefinanciación de exportaciones", es decir que los bancos le dieron dólares a Vicentin. Pero en el expediente la deuda aparece pesificada al tipo de cambio en el que se sustanció el concurso.

- Accionistas: Un grupo llamativo es el de los propios accionistas de Vicentin que reclaman cobrar dinero a la empresa. Esta deuda puede surgir de dividendos u honorarios aprobados en asamblea de accionistas pero no liquidados o préstamos que los propios accionistas le hicieron a la compañía.

Son un grupo de 97 accionistas que en total reclaman $ 351 millones.

Primera en esta lista, la señora Olga Rodríguez de Vicentín, con 65 millones de pesos. Del total de accionistas, 12 tienen reclamos que superan los 10 millones de pesos cada uno.

También tienen una porción importante del reclamo las denominadas empresas controladas o asociadas a  Vicentín. Son tres compañías : Vicentín Paraguay ($ 4.079 millones), Diferol )(2,6 millones) y Renova ($ 345 millones): en total $ 5.428 millones. Renova es el joint venture formado por Oleaginosa Moreno Hnos. - perteneciente al Grupo Glencore-, y Vicentin. Según se lee en su web "opera bajo el concepto comercial de empresa de servicios de producción con contratos de fasón". Glencore es, justamente, una de las empresas que pretendía comprar la parte accionaria a Vicentin.

- Un último grupo lo representan las deudas impositivas y aduaneras. Tanto la AFIP, como los fiscos provinciales u oficinas de recaudación municipales inscribieron deudas por un total de $ 1.655 millones. La AFIP reclama 1.525 millones de pesos y Rentas de la Provincia de Santa Fe, $ 104 millones. Luego aparece la municipalidad de San Lorenzo (donde operan las plantas de Vicentin) con 17 millones.

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Gustavo Bazzan

Te puede interesar