Acuerdo con FMI: qué ocurrirá si se firma y cuáles serían los efectos si no se concreta

ECONOMÍA 31 de octubre de 2021 Por Sebastián La Mastra*
524139.jpg?7.2

Sin acuerdo con el FMI a la vista, las negociaciones entre el organismo de crédito internacional y la Argentina se encuentran en una fase crítica debido a la cercanía de nuevos vencimientos de deuda que debe afrontar nuestro país.

Y si bien en septiembre pasado la administración de Alberto Fernández concretó el primer pago de capital por alrededor de u$s1.900 millones del préstamo que tomó el gobierno de Mauricio Macri en 2018, hay incertidumbre por los siguientes pagos. 

Tal como consignó iProfesional, Argentina cuenta con las divisas para pagar con el vencimiento de diciembre (unos u$s1.900 millones), pero ya no tiene reservas para cumplir con el que se viene en marzo, que ya se acerca a los u$s3.900 millones.

Fuentes del equipo económico afirman que Guzmán aguarda una señal del organismo por lo que vino reclamando desde su asunción: una rebaja en la sobretasa que abona la Argentina, y que le encarece sus créditos en unos u$s1.000 millones anuales.

La tasa de interés promedio de la deuda asciende al 3,5% anual (dos puntos por encima a lo que abona el resto de los deudores) ya que el último crédito otorgado (los u$s44.000 millones adeudados) excede la cuota que tiene el país.

Además, ese sobrecargo de 3,5% anual se encarecerá un punto adicional el próximo año.

El Gobierno reclama un trato igualitario, con el objetivo de disminuir ese sobrecosto. Fuentes oficiales admiten que sería posible, que depende de una decisión política del organismo.

En este contexto, el economista Claudio Loser, ex director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario, consideró que nuestro país va a lograr un acuerdo con el FMI, pero calificó a las negociaciones como "difíciles", dada la situación económica actual.

"Entre la Argentina y el FMI se va a llegar a una solución, con o sin Kristalina, aunque el Fondo le dé mucho margen en un acuerdo -por ejemplo sin pagar nada en los próximos cinco años- tiene que arreglar sus cosas ahora, porque no hay nuevos préstamos y el mundo financiero está muy renuente a prestarle al país".

Quiénes consideran clave un "final feliz"

En diálogo con iProfesional, Brian Torchia, gerente de Finanzas Corporativas de Pgk Consultores y miembro de TGS Global, manifestó que un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional "se torna cada vez más necesario, principalmente para poder contar con sus condiciones de forma tal que otorguen previsibilidad respecto del rumbo en el que se desarrollarán las siguientes políticas tanto desde lo fiscal, monetario como cambiario".

"Sólo luego de observar o anticipar estas señales –agregó el especialista- será posible disipar la incertidumbre que conjugan la falta de acuerdo y el clima electoral para tomar decisiones de inversión genuina en el país".

Por tal motivo Torchia remarcó los efectos "positivos" de llevar a buen puerto las negociaciones dado que pueden oficiar "como señal suficiente para aquellas decisiones de inversión productiva que actualmente están enmarcadas por dudas".

Por ello, el experto de Pgk Consultores subrayó que un acuerdo con condiciones financieras positivas en cuanto a plazos y tasa, abrirá de a poco las puertas del mercado de deuda internacional tanto para el Estado como para las empresas, dando lugar a mayores posibilidades de reactivación económica, considerando el hecho de que actualmente el acceso al financiamiento privado es prácticamente nulo.

En tanto, Nicolás Gadano, ex gerente general del Banco Central entre 2018 y 2019, "la alternativa con la que coquetean los sectores más radicalizados del oficialismo, es entrar en un proceso de atraso en los pagos y default con el Fondo de difícil retorno, que sólo agravaría la deteriorada situación estructural de la economía argentina".

"Tenemos por delante, desde diciembre próximo, un flujo de pagos al Fondo Monetario imposible de afrontar sin financiamiento nuevo, al que Argentina sólo accederá si completa la negociación para aprobar un nuevo programa, que puede ser un crédito de facilidades extendidas (Extended Fund Facility), o el clásico Stand By", agrega.

Claudio Caprarulo, economista de Analytica, manifestó que "hasta que no haya un acuerdo con el FMI que garantice un sendero sostenible y socialmente de estabilización, no se verán cambios sustanciales".

Para estos expertos, el FMI no ayudará de mucho

Para Walter Morales, titular de la consultora Wise Capital, por más que se llegue a buen puerto, "la política monetaria restrictiva que habrá en el mundo afectará a los precios de las materias primas, y el contexto de escasez de dólares hará que la Argentina crezca apenas 3% en 2022 y 2,5% en 2023".

A su turno, el ex director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI Alejandro Werner consideró que un acuerdo entre ambas partes va a ser sólo "una curita temporal para retrasar la corrida bancaria por cuatro meses".

Según el experto, "como máximo, con un programa del FMI vamos a tener cuatro meses en los que no pasen una única revisión. Y eso es todo, volveremos a los atrasos o cuasi atrasos al final del día".

"El acuerdo como mucho va a ser una curita temporal para mantener las expectativas y retrasar la corrida bancaria durante cuatro meses. Luego todo se resolverá. Porque si miran a estos tipos, ¿qué van a esperar de este Gobierno?", añadió Werner durante una conferencia organizada por el Instituto de Política Económica y Monetaria del Foro Oficial de Instituciones Financieras y Monetarias.

En ese marco, el ex directivo del Fondo dijo también que el acuerdo entre ese organismo y la Argentina "no va a ser un instrumento para las buenas políticas y, desde el punto de vistade los flujos, no va a cambiar nada".

Conesguir "un poco de aire"

El economista Agustín Monteverde explicó que las negociaciones "sirven si vas a financiar una transformación del Estado argentino que nos saque de la pesadilla en la que vivimos y de los problemas estructurales en los que estamos sometidos hace décadas".

En declaraciones a este medio, advirtió que si la finalidad del Gobierno es tomar un crédito "para salvarse, como ocurrió en el pasado", en el mejor de los casos, "solamente se conseguiría un poco de aire".

Además el economista calificó como "alocadas" las trabas que están poniendo diferentes miembros del oficialismo a las negociaciones.

"Eso es bastante alocado porque si no se alcanzara a un acuerdo, las probabilidades de que este Gobierno llegue al cambio de administración en 2023 son muy pequeñas", alertó.

Y vaticinó un pronóstico preocupante: "Si se comete la locura de no alcanzar a un acuerdo con el FMI cuando existen, literalmente, vencimientos impagables, yo diría que una gravísima crisis podría ocurrir a más tardar en marzo y acabaría con el actual armado de Gobierno y generaría, como mínimo, un cambio de Gabinete".

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar