Arranca octubre: las claves que marcarán el ritmo del dólar blue en un mes "bisagra" para la política

ECONOMÍA 01 de octubre de 2021 Por Pilar Wolffelt*
2f93ef9833852f43663a4903f31ef924

Septiembre llegó a su fin con un clima algo más calmo en materia política que el que registró a mediados de mes, aunque con bastante tensión alrededor del mercado de cambios, sobre todo en los que respecta al Contado Con Liquidación (CCL) y el MEP, que rondan los $174, y al blue, que volvió a tocar su precio máximo para el año de $187.

Fue un mes en el que el BCRA debió tomar una postura vendedora por varias jornadas debido al adelanto de importaciones que se registró ante la incertidumbre de lo que pueda suceder con el dólar tras las elecciones y a una menor liquidación de exportaciones por el mismo motivo.

Octubre será un mes bisagra entre las PASO del 12 de septiembre y las elecciones legislativas del 14 de noviembre. Sin dudas, esos 30 días son la ventana de tiempo que el Gobierno tiene para mejorar su imagen de cara a las elecciones y hará todo lo que esté a su alcance para intentar reconquistar al electorado.

Esa estrategia tendrá sus efectos colaterales en el mercado ilegal del dólar y, en ese sentido, los analistas advierten en diálogo con iProfesional que será clave monitorear las siguientes variables durante el próximo mes:

1. Escasez de dólares y poder de fuego del BCRA

Según advierte el economista Federico Glustein, un primer elemento a tener en cuenta es que "el mercado ve que cada vez hay menos dólares oficiales y que las restricciones al comercio exterior son mayores para la importación".

El BCRA volcó al mercado de cambio u$s750 millones en septiembre, un monto que refleja una baja respecto de los u$s1.600 millones del mismo mes de 2020, pero que, dada la frágil situación de las reservas de este momento, los expertos ven con preocupación, sobre todo, si se mantiene la misma tendencia en octubre.

En ese sentido, tras un pago de u$s1.800 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI) que se realizó el 22 de septiembre y  ante la constante intervención del Central en el mercado de los dólares financieros, los analistas advierten sobre la escasez de reservas al BCRA en los próximos meses.

De hecho, el economista de Ecolatina Juan Pablo Albornoz señala que, "en la última semana se estima que el Banco Central redujo el ritmo de intervención en los mercados financieros para contener al CCL, lo que provocó una suba de éstos (el AL30 PPT ya sube el doble de lo que aumentó el mes pasado, el implícito en Galicia superaba los $194 ayer y una dinámica similar se ve en el SENEBI).

En este sentido, advierte que la presión de estos tipos de cambio también puede impactar en el blue, por lo que será un elemento al que habrá que estar atentos.

2. El mayor gasto antes las elecciones

Por otro lado, Albornoz pone foco en el paquete de medidas fiscales que impulsa el Gobierno para revertir (o por lo menos aliviar) el mal resultado electoral  y advierte que ese sendero implica la necesidad de una fuerte emisión de dinero para financiarlo.

Recuerda que recientemente, con el dinero de los Derechos Especiales de Giro (DEGs) que recibió el Gobierno, el Tesoro le canceló al BCRA adelantos transitorios y que eso habilitó al regulador monetario a ampliar su límite de emisión en alrededor de u$s400 millones.

"La jugada contable que hicieron con los DEGs para no pasarse del límite que le impone la Carta Orgánica al Banco Central en cuanto a financiamiento al Tesoro es un reflejo de que el Gobierno necesitará más asistencia del BCRA en las próximas semanas", advierte.

Y asegura que es de esperar que, al menos parte de estos pesos excedentes de la economía vayan a parar al dólar, sea directamente, a través del mercado de cambio, que gran parte puede ser a través del blue, o indirectamente, vía consumo primero, a través de las empresas que luego compran dólares para cubrirse.

En la misma, línea, Glustein entiende que el plan electoral del Gobierno se basa en una mayor emisión de pesos para volcar al mercado, pero sin una contraparte de respaldo. "Eso se traduce en mayor déficit fiscal y un mantenimiento de las mismas tasas negativas en términos reales ", alerta.

3. Dolarización y percepción de un dólar barato

En este punto, aparece otro elemento a tener en cuenta para el mes que comienza pasado mañana respecto del dólar blue, según Glustein: "La percepción de un ‘dólar barato’ se está volviendo a sentir y se corre el riesgo de que los pesos sobrantes en la plaza se vuelquen en octubre hacia los dólares de acceso más libre".

Y es que Albornoz detalla que el blue ha avanzado poco más de un 12% en el año contra una inflación que se espera que, en los primeros 9 meses, superará el 36% y, además, todavía se mantiene nominalmente por debajo del máximo histórico, que fue $195 en octubre pasado (a plata de hoy serían más de $280).

"Esto implica que el blue se abarató en términos reales y seguramente veamos que repunte un poco hacia fin de año", prevé. Sin embargo, espera que, desde el Gobierno, intenten evitar a toda costa que supere la barrera de los $200.

4. Incertidumbre de cara a la etapa post elecciones

Por último, todos los analistas económicos coinciden en que en el décimo mes del año habrá que estar atentos a los mensajes que el Gobierno vaya dando respecto de su plan para después de las elecciones de noviembre.

"Hay presión alcista en todos los mercados, nerviosismo debido a que se empieza a cerrar una etapa del modelo que ya era conocida y consistía en llegar a las elecciones, pero, en este punto, se empieza a pensar en post noviembre y los escenarios son muy diversos, esa fuente de incertidumbre incrementa la demanda de cobertura y liquidez", dice al respecto Guido Lorenzo, economista y director de Labour Capital and Growth (LCG).

En igual sentido, Glustein apunta que, ante el escenario de incertidumbre electoral, tanto el dólar blue como los financieros van a tender a subir como vino sucediendo en estos últimos días y espera que esto se acentúe más a medida que se vayan acercando las elecciones.

Explica que esto está directamente relacionado con la búsqueda de cobertura por partes de los ahorristas y el mercado, que en Argentina tienden a dolarizar cartera ante los procesos electorales con el objetivo de dar cierta estabilidad a sus inversiones.

Aunque gran parte del mercado descarta ya la posibilidad de una fuerte devaluación que genere un shock en el mercado, sí esperan que se acelere un poco el ritmo de depreciación del peso, hoy cercano a 1% mensual y muy retrasado respecto de la inflación que vienen llevando hasta ahora, dado que advierten que, con el nivel de reservas actual, no se puede mantener un nivel de intervención tan elevado que permita un dólar planchado como se viene viendo.

Y también mencionan que habrá que poner el ojo en qué avances de puedan ir logrando durante octubre en las negociaciones de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) porque las señales que se den en ese sentido serán claves para interpretar la política cambiaria que puede venir post-elecciones.

Así, tal como lo resume el operado de PR Cambio, Gustavo Quintana, los principales elementos que hoy ejercen presión sobre el dólar y a los que habrá que prestar atención durante el mes de octubre serán: el exceso de pesos, la poca oferta de dólares y la dolarización de inversores. Aunque los economistas no le quitan mérito tampoco a la variable política, sobre todo, en función de los mensajes que se den de lo que vendrá post-legislativas.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar