Juan Zabaleta: “A mi ministerio no le van a faltar recursos para mantener los programas sociales”

POLÍTICA 27 de agosto de 2021 Por Andrés Kipphan*
DWA3U3ICLJHIZB2L5VRU54TSMY

“Soy un ministro callejero, soy un hombre de la calle que está cerca de las demandas y de los problemas de la gente”. Así se presenta Juan Zabaleta, el ex intendente de Hurlingham que desde hace dos semanas asumió la conducción del ministerio de Desarrollo Social. Es un momento caliente para ocupar ese sillón. Las elecciones de medio término están a la vuelta de la esquina. Los índices de pobreza, indigencia y de desempleo, pandemia mediante, treparon a porcentajes récords. Los movimientos sociales reclaman un aumento en los valores de los planes sociales licuados por la inflación, y un salario básico universal, que el gobierno no tiene en carpeta tratar.

“El mío es el ministerio de la emergencia social, de la tarjeta alimentaria del abordaje social, de las políticas alimentarias, de los refuerzos de los comedores y merenderos, de la transformación del programa Potenciar Trabajo, por empleos genuinos”, desgrana el funcionario de Alberto Fernández a medida que recorre el predio de José León Suárez, en el municipio San Martín, en el cual ayer se entregaban las siete mil nuevas Tarjetas Alimentar que corresponden a la ampliación de edad que pasó de seis hasta catorce años.

-¿En el ministerio tienen presupuesto para sostener todos los planes sociales?, le preguntó Infobae.

-Sí, por supuesto. Presupuesto no va a faltar. En la reunión del Consejo Económico y Social nos comprometimos a transformar los planes en empleo y por supuesto no van a faltar recursos para mantener este tipo de programas. Ya hay una ampliación del presupuesto. Ya nos han llegado recursos. Nuestro presupuesto se amplió a principios de agosto en un 40%. Son unos 96 mil millones de pesos. El ministerio no se va a quedar sin plata, sin recursos. Unos 60 mil millones están destinados a servicios alimentarios, 34 mil millones para el Programa Potenciar Trabajo y el resto para otros programas.

-¿Cuánto va a ser el presupuesto 2022 que tiene que presentar las próximas semanas?

-Estamos trabajando en eso. Llegamos hace quince días. Al ministerio no le va a faltar nada. Leí por ahí que se habían achicado las partidas presupuestarias en el ministerio; al contrario, se ampliaron.

Los empleados del Banco Nación entregan las Tarjetas Alimentar a los vecinos de la zona de manera ordenada y respetando los protocolos por el COVID-19. Distancia, barbijos, alcohol en las manos y temperatura al ingresar. Las instalaciones, campo deportivo, escuela, espacios verdes pertenecen a la Parroquia Inmaculada Concepción, la más amplia del populoso barrio. Las tareas pastorales del lugar están bajo la supervisión del sacerdote José María Di Paola, más conocido como “Padre Pepe”, uno de los más carismáticos integrantes del movimiento de curas villeros.

Alrededor de la manzana, la municipalidad desplegó un hospital móvil, vacunatorio, feria popular y espacio para la mujer. Dos móviles del ministerio del Interior agilizan las tareas de entrega y tramitación del Documento Nacional de Identidad.

Zabaleta habló con la prensa después de terminar de recorrer el lugar, tomarse selfies con militantes y vecinos, y hablar con productores de la economía popular. “Llámenme Juanchi”, respondía cuando le decían “ministro”.

-¿Cómo impacta la foto de la fiesta de Olivos entre el universo de gente que el gobierno asiste?

-Ya hablé de la foto, me gusta hablar de la película. 10 de diciembre en adelante. ATP, IFE, plan Potenciar Trabajo, fortalecimiento del sistema sanitario, atención a las pequeñas y medianas empresas. En la pandemia sostuvimos el empleo de los argentinos. Esa es la película. La negociación de las vacunas, la recuperación económica.

-¿Esa foto puede afectar el resultado de la votación?

-Se tomaron políticas y decisiones más importantes que ese error. Fue un error y vuelta de página. Me gustaría estar cerca de los candidatos opositores para ver que le dicen a la gente. A (Mauricio) Macri lo vieron de paso. Nosotros tenemos la responsabilidad de gobernar la Argentina, la provincia de Buenos Aires, la mayoría de los municipios.

-El ministro Jorge Ferraresi dijo que Alberto Fernández debería cumplir dos mandatos de gobierno. ¿Coincide con eso?

-Sí yo estoy de acuerdo. Estoy claramente de acuerdo con eso. Si un gobierno tiene éxito puede gobernar cuatro años más.

-¿Ese es el proyecto del Frente de Todos?

-El proyecto del Frente de Todos es poner a la Argentina de pie, recuperar la economía y seguir fortaleciendo el sistema de salud.

Así como respondió la mayoría de las preguntas utilizando una elogiosa variedad de palabras y el buen humor que lo caracteriza, en otras, en un puñado de ellas, prefirió la corrección política.

-Con su pase a Nación la intendencia de Hurlingham pasó a ser administrada por Damián Selci. ¿Le entregó el municipio a La Cámpora? ¿Las tensiones ya están definidas? ¿Qué acordó con Máximo Kirchner?

-Damián era el reemplazo institucional cuando pedí licencia. Venimos trabajando juntos en el municipio desde hace muchos años, somos parte del Frente de Todos y en Hurlingham van a continuar las políticas que llevamos adelante.

-¿Qué va a pasar con la re-reelección de los intendentes?

-Hoy, como ministro, me toca estar ocupado en el día a día de la gestión.

De esa manera, el intendente con uso de licencia evitó manifestarse a favor o en contra de modificar la ley que limita a solo una reelección consecutiva el mandato de los alcaldes.

La relación de Zabaleta con las organizaciones sociales, sobre todo los que no están alineados con el Gobierno nacional, es tirante. El mismo día que reemplazó a Daniel Arroyo, los movimientos de izquierda, encabezados por el Polo Obrero se manifestaron en contra frente al edificio ubicado en Lima y Moreno. Le reclamaban una serie de reivindicaciones. Una semana después, una masiva movilización que partió desde Puente Pueyrredón y terminó, una vez más en la puerta del ministerio de Desarrollo Social, hizo lo propio.

-Los movimientos sociales reclaman un aumento en los planes sociales, atrasados por la inflación. ¿Van a incrementar esos valores?

-No está previsto.

-Juan Grabois pidió un Salario Básico Universal par 8,5 millones de personas. ¿Es factible que el Gobierno avance con un plan de este tipo?

-La Argentina que viene va a discutir nuevos instrumentos y nuevas herramientas. Si eso sirve para construir trabajos genuinos, va a estar arriba de la mesa, lo que no significa que se resuelva de un día para otro. Todo se va a discutir. Las organizaciones sociales son parte de la reconstrucción de la Argentina.

-¿Es verdad que se juntó con Grabois al menos dos veces fuera del Ministerio?

-Hablo con todos. Soy un tipo que habla. Lo que no significa que me ponga de acuerdo y que coincidamos con todo.

-¿Qué le pidió Grabois en esas reuniones?

-No es cuestión de pedir. Es el análisis del contexto de lo que se está viviendo desde el punto de vista social con una mirada de futuro. Todos comparten que el programa Potencial Trabajo debe tener una salida, y en eso estamos todos de acuerdo. Eso es parte de lo que hablamos con Juan. También de algunas cuestiones vinculadas a áreas en las cuales él está vinculado con compañeros y compañeras que forman parte de la gestión.

-En la marcha pasada encabezada por el Polo Obrero y otros movimientos de izquierda surgió que algunos tomaban lista para ver quien asistió o no y presionarlos con la continuidad del plan social. ¿El Ministerio tomó alguna determinación después de eso?

-Nosotros no vamos a generalizar en todas las organizaciones sociales, tanto oficialistas como opositoras. Hay marginales, sí. Hay manipuladores como se ha visto, sí. El ministerio ya está trabajando en profundizar en herramientas de transparencia y de control para interactuar mucho más directamente con los beneficiarios; esto ya lo empezamos a hacer.

-¿Las altas y las bajas de los planes como el Potenciar Trabajo quienes las dan, el ministerio o el Movimiento Evita, como denuncia el Polo Obrero?

-En el ministerio hay centralidad. Ese es mi rol como ministro. Vamos a trabajar con cada uno de los secretarios, que sabemos que los representan (Emilio Pérsico es uno de los líderes del Movimiento Evita, y secretario de Economía Popular) y además forman parte del Frente de Todos.

-¿El cuestionamiento de algunos sectores es porque la secretaría de Pérsico está a cargo de esos registros?

-Es el ministerio quien gestionando resuelve las altas y las bajas de cada uno de los planes a través de las Unidades Productivas. Con el fin de transparentizar todo el sistema, ahora vamos a volver a firmar los convenios con las unidades ejecutoras. Lo vamos a hacer junto a la Unión de Trabajadores de la Economía Popular y el ministerio de Trabajo. Vamos a publicar cada uno de los convenios para que todo sea transparente.

-¿Va a recibir la semana que viene a los dirigentes de los movimientos opositores que le pidieron audiencia?

-Me voy a reunir con todos. El ministerio también tiene una mesa de trabajo que viene trabajando desde hace mucho tiempo, y escuchando los reclamos y resolviendo problemas.

-Belliboni, del Polo Obrero, pero también Juan Carlos Alderete de la Corriente Clasista y Combativa, dicen que el ministerio adeuda planes Potenciar Trabajo. ¿Cuándo se va a saldar esa deuda?

-La verdad es que no tengo información sobre eso. No lo hablé con Belliboni, pero sí con Pérsico y no me lo hizo saber. Pero todo lo que haya que resolver en cuanto a la asistencia social lo vamos a hacer.

-¿Está preocupado por el reclamo social en la calle? Hubo dos grandes marchas desde que asumió.

-No le veo sentido para resolver un problema el corte de calles habiendo mesas de diálogo como lo hay en el ministerio. Sentí que detrás hay un tinte político, de campaña electoral.

-Hace mucho que viene subiendo la pobreza en la Argentina a valores muy preocupantes. ¿Cómo ve los dos próximos años?

-Vamos a bajar la pobreza. Es el trabajo que tenemos que hacer. Millones de personas no eligieron ser pobres, ni eligieron mandar a sus hijos a los comedores comunitarios, a los comedores escolares. Eso es producto de los que vivimos durante la pandemia del macrismo. El endeudamiento, los tarifazos. Había personas que iban a los prestamistas del barrio para pagar tarifas. A esa Argentina no quieren volver. Estoy convencido que la etapa que viene, el de la época de la post pandemia, el mío será el ministerio del desarrollo de la comunidad.

Durante la entrevista, Zabaleta aseguró, en varias oportunidades que uno de los ejes de su administración será el de “transformar los planes Potenciar Trabajo en empleo, en trabajo registrado como ya lo empezamos a hacer en Concordia con el trabajo rural y lo vamos a seguir haciendo con otras áreas de la economía y la producción”.

-¿En concreto, que es eso?

-El ejemplo es el trabajo rural. Son 150.000 personas que trabajan de manera temporal en la cosecha. Si tenían alguna asignación o el Potenciar Trabajo no podían acceder a esa tarea para no perder el plan social. Eso no va a ocurrir más. Ya se compatibilizó. Esta posibilidad la pidieron los productores porque perdieron el 30% de la cosecha por no tener mano de obra.

-Pero si el patrón, el dueño del establecimiento productivo no quiere tomarlos de manera efectiva, solo queda en una buena intención.

-En este caso el requerimiento nace de la Cámara Argentina de medianas empresas, de los propios productores. Ahora vamos a poder conversar con otros sectores que reclaman lo mismo. Lo vamos a articular con el ministerio de Trabajo para evitar la especulación y cuidar la situación de informalidad y abusos en algunos sectores. Si la variante Delta no nos complica y podemos estar cada vez más en la calle, la articulación del plan potencial con el trabajo formal va a ir avanzando. En la Argentina hay un camino de recuperación económica.

-¿Se va a incorporar más gente al potenciar trabajo como también reclaman algunas organizaciones populares?

-Por ahora no va a haber más incorporaciones. Hay un sistema de altas y bajas que esta funcionando y a partir de eso hay gente que se puede ir incorporando. Nosotros pretendemos que el programa se transforme en trabajo registrado a través de unidades productivas.

El ministro de Alberto Fernández se levanta de la silla blanca de plástico en la que está sentado. La entrevista va llegando a su fin. Transcurrió al aire libre, bajo árboles y el trinar de los pájaros. Antes de emprender su regreso a la Ciudad de Buenos Aires, Zabaleta se mostró optimista con el resultado de las próximas elecciones, tanto en las PASO como las generales.

-¿Cómo ve la campaña electoral?

-Hay que contar muchísimo más lo que hicimos, que fue mucho durante la pandemia. En esta etapa electoral hay que poner todo lo que hicimos en materia sanitaria, social y económica sobre la mesa. El resultado va a ser bueno.

Quedó grabado. Habrá que esperar hasta noviembre para saber si la predicción del nuevo integrante del gabinete nacional se cumplirá.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar