María Eugenia Vidal sobre la derrota en las PASO: “La unidad del peronismo es un factor, y hoy está todo junto”

POLÍTICA Por
La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, candidata a la reelección, admitió que no esperaba ganar en las Primarias aunque tampoco perder por amplio margen frente a Axel Kicillof
MARÍA EUGENIA VIDAL

A poco más de una semana de las elecciones que definirán la conducción de la provincia de Buenos Aires y del país por los próximos cuatro años, la gobernadora María Eugenia Vidal advirtió que más allá de la situación de crisis económica “la unidad del peronismo es un factor” por el cual Juntos por el Cambio perdió en las Primarias del 11 de agosto.

“No esperaba un triunfo en las PASO, venía recorriendo mucho, y ya venía tomando medidas para asistir a las pymes y fortalecer el salario de los trabajadores, pero yo sabía que había mucha gente que sentía que no era suficiente, que estaba desilusionada y que quería demostrarlo a través de su voto", comentó sobre su participación en las elecciones Primarias. Sin embargo, en diálogo con América, reveló que “no esperaba tanta diferencia” con Axel Kicillof. El candidato del Frente de Todos alcanzó los 4.615.052 votos, 1.569.107 más que la mandataria bonaerense, estirando la diferencia al 18% de los sufragios.

Si bien sostiene que “frente a un voto negativo no busco echar culpas a nadie”, atribuyó su derrota en las PASO a la construcción política que tuvo como protagonistas a Alberto Fernández, Cristina Kirchner, Sergio Massa y Kicillof, entre otros. “La unidad del peronismo es un factor, había ido dividido en otras elecciones y hoy está todo junto”. “Cuando llegué, en la provincia todo eran urgencias, pero creo que nos tendríamos que haber concentrado más en lo productivo y en el empleo”, justificó.

“Nunca prometí ser una gobernadora infalible, me puedo equivocar”, sostuvo Vidal quien resaltó que a diferencia de otros sectores, “nuestro espacio político reconoció los errores y los corrigió”. Como cuota pendiente de estos cuatro años de gestión manifestó que “me hubiera gustado fortalecer el salario y recuperar más el poder adquisitivo”.

De cara al 27 de octubre, advirtió “pase lo que pase necesitamos dejar de echarnos la culpa y ponernos de acuerdo para sacar a la gente de esta situación”.

“La grieta nos llenó de prejuicios, que de un lado están los corruptos y del otro los insensibles; hay buenas y malas personas en toda la vida política, con buena voluntad se puede llegar a consensos”, agregó y destacó que “muchas cosas buenas las hicimos con la oposición”.

Consultada al respecto del resultado diferente que podría haber obtenido si desdoblaba las elecciones provinciales, sostuvo que “nunca especulé, los valores no se negocian. En el 2015 todos me decían que iba a perder y me la jugué, yo quería hacer un cambio acá”. Luego agregó que si se separaban los comicios bonaerenses de los nacionales hubiese costado “tres mil millones de pesos”.

Al respecto de la influencia que tiene Marcos Peña sobre Macri, declaró que “Ninguna decisión que toma Mauricio es por lo que dice una persona, habla con su equipo, escucha y consulta”. En tanto, Vidal manifestó que se habla y se reúne con el jefe de Gabinete, despejando dudas sobre cómo quedó la relación entre ambos tras las Primarias: “Nunca tuve diferencias de valores, que seamos un equipo no quiere decir que no haya diferencias, uno puede pensar distinto”.

Además Vidal apuntó a los intendentes de Juntos por el Cambio que llamaron a cortar boleta, despegándose de la imagen de Macri, yen algunos casos también de la propia gobernadora: “Poner una tijera en un afiche es subestimar a la gente, el bonaerense sabe a quién votar”.

En otro fragmento de la entrevista la gobernadora respondió a las críticas de Kicillof sobre la deuda y la situación económica de la provincia: “La deuda es manejable para los próximos años, de los 12 mil millones de dólares, hay 11.200 millones que se tomó en el gobierno de (Daniel) Scioli”. “En noviembre vamos a hacer un informe público, el patrimonio del Banco Provincia es mayor que cuando llegamos; el déficit que vamos a dejar va a ser mucho menor al que dejó Scioli”, agregó.

La mandataria bonaerense reveló que le hubiera “encantado” un debate con Kicillof y subió la apuesta: “estoy dispuesta hasta el jueves que viene”. En el caso de que el 27 de octubre sea electo el candidato krichnerista “voy a estar al lado peleando por los recursos de los bonaerenses”, concluyó Vidal.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar