Llaryora se cura en salud

RJEYSOVDMFBULOG2GZ5W45RZUQ

La Municipalidad se anticipó al conflicto y adelantó fondos a las empresas de colectivos. Posicionamiento interno, reclamos a la Nación y mensaje al Congreso.

En medio de la puja por el reparto de los subsidios nacionales al transporte, que tiene a las provincias en vilo y que inclusive cuenta con proyectos de ley en el Congreso para equilibrar la distribución de los fondos entre el AMBA y el interior del país, la Municipalidad de Córdoba resolvió adelantar unos 300 millones de pesos para que las empresas de colectivos puedan hacer frente al pago de salarios y evitar, de esa manera, un paro del gremio del sector que pusiera en tensión la continuidad del servicio en la capital cordobesa.

 

Según informó la Secretaría de Transporte capitalina, la administración nacional adeuda fondos correspondientes a los meses de mayo y junio, lo que empujó a la cartera que conduce Marcelo Rodio a tomar la determinación de avanzar con la erogación anticipada de 271 millones de pesos para impedir un paro de transporte que, si bien no había sido advertido por parte de los gremios, suele ser la medida que se activa cuando las empresas se retrasan con el pago. “No habíamos tenido ningún pedido, pero tenemos un compromiso y habíamos anticipado que si los fondos no llegaban íbamos a hacer un adelanto a cuenta de los subsidios nacionales para evitar cualquier tipo de conflicto”, dijo Rodio este lunes por la noche en una entrevista con Cadena 3, antes de partir hacia la Ciudad de Buenos Aires. En la Municipalidad anticipan que podrían surgir novedades a finales de esta semana.

"Situaciones como la manifestada vuelven a poner luz a la injusticia en la distribución de los fondos nacionales, que obliga a los gobiernos provinciales y municipios del interior a disponer de fondos propios para garantizar el servicio de transporte a los vecinos", señalaron en un comunicado de prensa en el que dan cuenta de una lectura local que se mueve en sintonía con la cruzada federal que encara la senadora Alejandra Vigo y que busca modificar el sistema de reparto a partir de la propuesta de crear un boleto federal, que garantice el reparto equitativo de los fondos hacia todas las provincias argentinas.

 

El trabajo de Vigo, que se desanda a la par del bloque schiarettista en la Cámara baja, tiene a la federalización de los recursos como uno de los ejes transversales a la mirada política que desde Córdoba se busca imprimir a la discusión política nacional. También, claro está, los movimientos tienen su correlato al interior de la disputa política mediterránea. De hecho, el Concejo Deliberante de la capital votó la semana pasada una resolución a través de la cual manifiesta su apoyo al proyecto de Vigo, que también es impulsado, entre otros, por el radical Alfredo Cornejo, jefe del interbloque de Juntos por Cambio en Senado. Sus pares cambiemistas del Concejo votaron el proyecto junto con el oficialismo.

 Semanas atrás, Vigo encabezó una reunión con representantes de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP), de la que también participaron diputados y diputadas del Interbloque Federal, y dos representantes del Frente de Todos de Corrientes, Jorge Antonio Romero y Nancy Sand. La propia federación que nuclea a los empresarios del Transporte destacó la presencia de los referentes litoraleños como “otro señal” surgida en sectores cercanos al Gobierno, que reconocen la necesidad de buscar una solución a la problemática. De hecho, el asunto fue reconocido por autoridades de 16 provincias gobernadas por el Frente de Todos en un documento conjunto.

A finales de mayo, las ciudades de Córdoba, Rosario y Santa Fe decidieron un aumento simultáneo en el boleto del transporte urbano, que fue encabezado por los intendentes Martín Llaryora, Pablo Javkin y Emilio Jatón. Al anunciarlo, las tres administraciones volvieron a poner el acento en la necesidad redistributiva para equiparar el reparto y de, ese modo, achicar la brecha que toma como parámetro a la Ciudad de Buenos Aires. Desde hace tres semanas, el boleto del transporte urbano tiene en esas tres ciudades de la zona núcleo un costo de $69,50.

Luego de la reunión con FATAP, la propia Vigo, que por estas horas acompaña al gobernador Juan Schiaretti en una gira con empresarios por el País Vasco, hizo públicas sus intenciones de que el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, se presente al Senado para dar explicaciones respecto de la situación del reparto  de fondos en todo el país.

Fuente: Letra P

Te puede interesar