Julián Domínguez, a horas del tractorazo: “El productor argentino no captó la renta inesperada”

ECONOMÍA Por Agencia de Noticias del Interior
RREIPD32MBDZNEUTT2VICDROV4

A horas del inicio del tractorazo del campo a Plaza de Mayo, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se mostró abierto al diálogo y volvió a defender la posición de los productores agropecuarios.

“Si hay algún reclamo que tenga que ser atendido, lo vamos a escuchar. Nosotros somos el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, y escuchamos todos los reclamos. Es importante que se sepa que tenemos una relación con las entidades del sector de trabajo permanente, donde estamos trabajando con una agenda de diferentes temas”, dijo el funcionario durante su gira por Israel, donde hizo anuncios sobre la exportación de carne.

Para Domínguez, la política del Ministerio que conduce “se entiende a partir de cuidar al productor. El productor argentino no captó la renta inesperada porque vendió su producción a precios pre-guerra. Y tiene que abordar la próxima cosecha con un costo del 60% de los fertilizantes, que están faltando en el mundo y que han tenido un incremento absolutamente inesperado”.

“Por lo tanto, el productor no captó los precios internacionales producto de la guerra de Ucrania y de Rusia, y tiene que sembrar y encarar la próxima cosecha con un 60% de incremento de los fertilizantes”, abundó el funcionario, fijando una posición alejada del discurso de otras áreas de gobierno que impulsan el impuesto a la “renta inesperada” y ponen al campo como uno de los principales sectores apuntados.

“Para que tengan idea, la Argentina para la misma cantidad de hectáreas el año pasado gastó USD 2.400 millones y este año va a necesitar USD 3.600 millones. Este año se requerirán USD 1.200 millones más para sembrar y fertilizar la misma cantidad de hectáreas. El fertilizante es un recurso estratégico, porque depende de ello el cuidado de la tierra y sostener el nivel de productividad”, agregó Domínguez.

Domínguez enfatizó que en su ministerio “se escuchan todos los reclamos” y que mantiene el diálogo con las entidades agropecuarias: “Con las entidades del sector tenemos una relación de trabajo permanente donde estamos trabajando con la agenda de los temas”.

“De hecho, con el Banco Central, por pedido de las entidades, hemos tenido infinidad de reuniones para destrabar problemas con los fertilizantes. Entre el Banco Nación y el Banco Provincia aportaron más de $600.000 millones a tasa subsidiada del sector agropecuario. El Plan Ganadero tiene una inversión de $100.000 millones a tasas subsidiadas en un 7% por el Estado Nacional para recuperar el stock ganadero”, detalló Domínguez.

Con respecto a las medidas de protesta de los productores, tales como el tractorazo en la Plaza de Mayo, afirmó: “No me corresponde a mí analizar las motivaciones, me corresponde si hay algún problema trabajar para resolver. Yo soy ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, y no hablo de consideraciones políticas ni de motivaciones. Si hay algún reclamo que valga la pena y una necesidad urgente, la atenderemos”.

Al mismo tiempo, reiteró su posición en relación a los derechos de exportación, una de las principales quejas del sector: “He dicho hasta el cansancio que las retenciones no se van a aumentar. Y de hecho, la agenda que yo transmití es la agenda que recibimos de los productores, de las entidades, de los gobiernos provinciales y de todos aquellos que tienen un aporte para hacer.

“Voy a repetirlo: soy ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación de los que piensan como nosotros y de los que no piensan”, concluyó.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar