Los plazos fijos UVA son un boom en la Argentina: así es la forma en que los ahorristas buscan cubrirse de la inflación

ECONOMÍA 12 de abril de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
Ante la aceleración del índice de precios que mide el INDEC desde diciembre, el interés de los ahorristas por estos instrumentos creció fuertemente
512528.jpg?7.0.2

Mes a mes, la presión inflacionaria crece de manera preocupante y según los cálculos de las principales consultoras, el primer trimestre del 2021 cerrará alrededor del 12%. Por tal motivos, los ahorristas, que de por sí tienen muy pocas chances de dolarizarse, buscan proteger su poder adquisitivo y allí es donde encuentran una alternativa rentable que cada vez crece más: los plazos fijos UVA.

En marzo, el saldo promedio de estas imposiciones en pesos tuvo un aumento de $21.200 millones. "Alcanzaron un saldo de $109.023 millones a fin de marzo, lo que implicó un aumento de 20,6% en términos reales respecto al 28 de febrero", destacó el Banco Central (BCRA).

Según el reporte mensual de la consultora LCG,  el desempeño de las colocaciones ajustables por inflación fue superior a la performance de los plazos fijos clásicos, pese a la tasa mínima de 37% que estos últimos ofrecen a los minoristas. 

"Comienzan a ganar terreno los depósitos UVA, cuya tasa ajusta por inflación y se vuelve más atractiva en un contexto de aceleración esperada. En marzo representaron el 3,1% de los plazos fijos privados totales, registro más alto desde mayo de 2020 y durante el primer trimestre de 2021 tuvieron incrementos reales mensuales superiores al 10%", indicó el informe.

Plazos fijos UVA en dos versiones

Los plazos fijos UVA tienen dos versiones: la tradicional, cuyo plazo mínimo de permanencia es de 90 días, y la precancelable, que también tiene un plazo base de tres meses pero se pude desarmar a partir del primero. En esta última, los bancos están obligados por su regulador a ofrecer una rendimiento mínimo de UVA+1% mientras que en los otros casos, las entidades apenas pagan por encima del ajuste por inflación. En ambos, el cliente tiene garantizada una tasa real positiva, que le gana a la inflación.

Al desagregar el incremento que tuvo el stock de marzo según el tipo de depósito UVA, el BCRA indicó que las colocaciones tradicionales subieron 16,7% mientras que los depósitos precancelables aumentaron su stock un 35,7%. 

Al hacer referencia al tipo de cliente,  la autoridad monetaria señaló que las empresas explican el 54,6% de los plazos fijos UVA tradicionales y las personas físicas son titulares del 38% del total.

Pesce destacó el "crecimiento acelerado" que tuvo el mercado de capitales el año pasado.

El organismo que encabeza Miguel Angel Pesce resaltó que ambos tipos de tenedores muestran un sostenido crecimiento desde mediados de noviembre de 2020 y que desde el comienzo de este año se ve una aceleración en el crecimiento de los depósitos de las personas humanas. A la vez, puntualizó que ese mayor dinamismo también se verificó en el caso de los depósitos precancelables, cuyos titulares son principalmente clientes minoristas.

Los depósitos UVA aumentaron su stock en los primeros cinco meses de 2020, cuando la inflación permanecía alta, para luego caer entre junio y septiembre, luego de la desaceleración inflacionaria que se vio en los datos de abril y mayo, que marcaron mínimos de 1,5% mensual debido al aislamiento estricto. A medida que los precios se despertaron, en el último trimestre del año pasado y el primero de 2021, el interés por estas colocaciones en pesos volvió a subir.

 

 

Con información de www.iprofesional.com

Te puede interesar