Manipuló a una chica de 14 años a través de un videojuego y quiso llevársela a Bolivia

Le ofreció un trabajo de más de tres mil dólares mensuales en el país vecino. Está detenido, acusado de trata de personas.
manipulador

El lunes pasado un ciudadano boliviano fue detenido y procesado con prisión preventiva por el delito de trata de personas en Santa Fe. Intentaba raptar y llevar en un micro hacia el país vecino a una adolescente de 14 años, a la que había captado a través del popular videojuego “Free Fire”.

La historia comenzó hace un par de meses. El joven contactó a la chica a través del juego virtual, desarrollado por 111 Dots Studio, disponible en las plataformas móviles Android e IOS y que, en 2019, se convirtió en el más descargado a nivel mundial. Desde finales de 2020, tuvieron un diálogo fluido, que pasó luego del chat de la plataforma hacia Facebook y WhatsApp.

El hombre usó información personal de la menor para avanzar con su plan de manipulación y así concretar el posterior secuestro. Pudo conocer a través de las redes que la adolescente es la mayor de siete hermanos y que se encontraba en una situación familiar vulnerable.

Con esta imagen, la joven era buscada en las redes sociales. Estuvo más de 24 horas desaparecida. (Imagen: Red Solidaria de Mar del Plata / Twitter)
Tras varias semanas, en una charla virtual le propuso tener “una relación más seria”. Luego, le preguntó a la víctima si le gustaría que fuera hasta Mar del Plata, de donde ella es oriunda, para conocerla. Esto terminó ocurriendo los primeros días de febrero.

Del ingreso al país del ahora imputado no hay registros, por lo que, según la hipótesis de la Justicia, conocía no solamente una manera de entrar a la Argentina de forma clandestina, sino también de salir para sacar así a la joven.

Luego, llegaría otra manipulación que incluía también de trabajo en un supuesto salón de belleza de una prima de él. Respecto a esto último, le aseguró que ganaría 3.500 dólares cada semana y tendría alojamiento gratuito. Además, le mostró imágenes del lugar y la comunicó con la supuesta dueña del establecimiento.

“El monto de la oferta excesivamente elevado en relación con la tarea a desarrollar, permite fácilmente afirmar que esta no era cierta y que el despliegue de las sucesivas maniobras engañosas llevadas a cabo por el imputado escondía una clara finalidad de explotación, que estimamos sexual, teniendo en cuenta las características de la víctima y las manifestaciones del propio imputado al intentar convencer a la víctima de que esa no era su finalidad”, precisó la Fiscalía Federal N°1.

 

Sin embargo, esto se pudo evitar a partir de la denuncia de los padres ante la Policía de Santa Fe, que interceptó el micro en el que ambos viajaban con destino hacia Salvador Mazza, en Salta. Allí, cruzarían a Bolivia. Además, se pudo conocer que, durante el viaje, el imputado tenía el DNI de la chica y le había pedido que apagara su celular.

Fuente: Telefe Noticias

Te puede interesar