Ernesto Sanz, preocupado por la toma de tierras: «Son bancadas por el Gobierno»

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
El referente radical aseveró que las tomas «han pasado a ser políticas» y que la economía «está enferma de desconfianza e incertidumbre».
Ernesto-Sanz

El ex senador nacional y uno de los fundadores de Juntos por el Cambio, Ernesto Sanz, afirmó este miércoles que está «preocupado» por la actitud del Gobierno nacional, que -según dijo- «banca» la toma de tierras. «Mucho más preocupado por las tomas, estoy preocupado por la actitud del Gobierno», indicó el ex presidente de la UCR. A su vez, se refirió a la carta de Cristina Kirchner y expresó que: «Es una especie de catarsis personal con cero autocritica».

Según declaraciones tomadas por NA, el referente de la UCR señaló que las usurpaciones «han pasado a ser políticas porque desde el Gobierno se bancan las tomas». «En la medida en que haya una defensa irrestricta de la ley de la propiedad privada, las tomas se resuelven en el ámbito judicial. Ahora las tomas han pasado a ser políticas porque se bancan las tomas», subrayó Sanz.  

En tanto, al ser consultado por la carta pública de la vicepresidenta, el mendocino sostuvo que «la oposición de Juntos por el Cambio ha dado suficientes muestras de que está dispuesta al diálogo». Al respecto, aseguró que un diálogo con el Gobierno debería tener «una agenda concreta», y consideró que «esa es la gran asignatura pendiente que tiene la Argentina».

«En la agenda política equivocada del Gobierno tiene que ver Cristina», evaluó Sanz. Sobre la convocatoria que lanzó Elisa Carrió a sus socios de Juntos por el Cambio para aprobar el pliego de Daniel Rafecas como procurador general, el ex legislador afirmó que eso requiere «primera una decisión colectiva».  «Hay que modificar el Ministerio Público, pero no con la mayoría para la designación, si en otras cosas con el plazo, que no debe ser vitalicio, sino de 4 o 5 años, y también en las atribuciones», agregó.

Con respecto a la economía, el ex senador expresó que «el problema del bimonetarismo» es un tema a resolver en el país pero está convencido que se «podría andar mucho mejor si las señales de la política fueran positivas». Además, afirmó que “la economía está enferma de desconfianza e incertidumbre» y añadió: «Hay que tener una agenda, no se puede hablar de cualquier cosa o proponer un tema aislado».

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar