Aprovechó la cuarentena y se robó dos anclas de un barco declarado "patrimonio histórico"

La embarcación está frente a la costa de Tierra del Fuego y por el hecho detuvieron e imputaron a un hombre. Estos elementos pesaban 1600 kilos cada uno

Un hombre de 56 años fue imputado este viernes por robar dos anclas de 1.600 kilos de peso cada una de un barco encallado en la costa de Tierra del Fuego y considerado “Patrimonio histórico”, durante un hecho ocurrido en plena cuarentena por el coronavirus, según informaron fuentes policiales y judiciales de la provincia.

Se trata de Jaime Gregorio Castro con domicilio en la ciudad de Ushuaia, quien fue imputado sin prisión preventiva del delito de "robo" y en las próximas horas será indagado por el juez de instrucción 1 de Río Grande, Daniel Césari Hernández.

El hecho ocurrió en inmediaciones de Cabo San Pablo, situado sobre la costa atlántica, en el sector este de la isla fueguina, y a unos 50 kilómetros de la ciudad de Río Grande, donde está encallado el “Desdémona”, un buque mercante varado allí desde 1985 y que con los años se convirtió en un atractivo turístico de la zona.

 
Fuentes policiales explicaron que ante el alerta efectuada por vecinos del lugar, una patrulla de la comisaría del municipio de Tolhuin constató “tierra removida y surcos” sobre la calle de ripio que da a la playa donde permanece la embarcación, y posteriormente la falta de las clásica anclas clavadas en la arena que se observan a simple vista durante la marea baja.

Los investigadores dieron aviso al juez Césari Hernádez, quien dispuso el inicio de una causa para investigar la desaparición de los objetos protegidos por el decreto provincial 858/98 que los define como “Patrimonio histórico”.

Los policías siguieron distintas pistas hasta verificar que las dos anclas de 1.600 kilos cada una y “17 metros de cadena marinera” habían sido trasladadas por un vehículo doble tracción de gran porte hasta el interior de un camping cercano, perteneciente a Castro.

El juez dispuso ayer el allanamiento del camping y encontró los objetos robados, además de dos camionetas Toyota Prado que se habrían utilizado para el traslado de los elementos.

Mientras las anclas y las cadenas fueron devueltas a su lugar con máquinas de la Dirección de Vialidad, Castro fue notificado por la Justicia sobre la imputación del delito de "robo" y, mientras tanto, se le prohibió el uso de las camionetas.

El "Desdémona" es un buque mercante de casco de acero construido en 1952 en Hamburgo (Alemania) que perteneció a la compañía argentina Cormorán Líneas Marítimas desde 1969.

El barco se estancó frente a Mar de Ajó (en Buenos Aires) el 9 de julio de 1983, fue reparado en Mar del Plata pero volvió a varar en Río Grande 25 días después.

 
Según informa el sitio especializado Histamar (www.histamar.com.ar), el 9 de septiembre de 1985, luego de una avería en el motor, y mientras navegaba desde Ushuaia a Río Grande, fue sorprendido por un temporal y su capitán decidió vararlo intencionalmente en San Pablo para evitar el naufragio.

Fuente: Cronica

Te puede interesar