Sergio Berni se sumó a las críticas de La Cámpora hacia el Presidente: “Gobierna con ‘el diario de Yrigoyen’ que le escriben cinco alcahuetes”

POLÍTICA 29 de marzo de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
JEWP7KAJBJAI7GALPZVATVUOCI

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, se manifestó este lunes en duros términos con respecto a la gestión del presidente Alberto Fernández, a quién acusó de gobernar “con ‘el diario de Yrigoyen’ que le escriben cinco alcahuetes”. De esta forma se expresó en la misma línea crítica que expresaron dirigentes de La Cámpora, como Andrés “Cuervo” Larroque, que le reprochó al mandatario actitudes de “ingratitud” y “sectarismo”.

“Hay que corregir el rumbo económico del país, no hemos hecho todo lo que hicimos para recuperar el Gobierno y que sea tomado como un juego de cinco amigos del Presidente que no han arriesgado nada para llegar hasta acá”, comenzó Berni en declaraciones a AM 990.

“El Presidente gobierna con el diario que le escriben cinco amigos. Al Presidente le falta salir a la calle y recorrer, escuchar a la gente. Yo recuerdo cuando perdió en las PASO salió unos días con un lápiz y un papel a recorrer los barrios y se asombraba de lo que escuchaba. Me parece que a este Gobierno le falta calle, a este Gobierno le falta sensibilidad, a este Gobierno le falta saber lo que es haberse jugado durante cuatro años para poder acabar con el Gobierno de Macri y no despilfarrar como despilfarró, no solamente el capital político que logró juntar el Frente de Todos, sino por sobre todas las cosas credibilidad”, continuó el funcionario bonaerense.

Y ante la repregunta sobre si puede corregirse el rumbo, Berni sentenció: “Todo depende del Presidente y de la voluntad del Presidente. Mientras el Gobierno siga siendo un juego de poder entre cinco irresponsables que intentan desde el antikirchnerismo armar el albertismo... Porque seamos sinceros, usted quiere una explicación, yo le doy la explicación de lo que está pasando. Tenemos un Gobierno que está formado por antikirchneristas muy fuertes y que en ese antikirchnerismo intentan parir un albertismo en sus dos versiones: un albertismo con Alberto, que nunca se define a tomar un rumbo, o si no un albertismo sin Alberto. Y esos cinco alcahuetes que le escriben ‘el diario de Yrigoyen’ todos los días al Presidente son los responsables de que hoy estemos donde estamos”.

En sus últimas apariciones públicas, Alberto Fernández bajó un mensaje de unidad con el objetivo de reducir la fricción en el Frente de Todos. Este domingo lo hizo durante un reportaje que concedió a TV Pública. Consultado por la relación que tiene actualmente con la Vicepresidenta Cristina Kirchner y por la crisis que se desató en la coalición durante las últimas semanas, reconoció que no ha vuelto a hablar con ella desde la apertura de sesiones ordinarias del 10 de marzo.

“Si hablo con Cristina el problema es que hablo mucho y que me impone cosas. Si no hablo con Cristina, el problema es que no hablo”, afirmó, para luego sentenciar: “Es un tema que sabremos resolver. No tengo ganas de hablar del tema. Estoy seguro que nadie quiere romper nada”.

Fernández se explayó más sobre el tema y aseguró: “Podemos tener una diferencia. No me siento el dueño de la verdad. Hay una clara vocación de que esto no se rompa”.

En otro pasaje de la entrevista volvió a hablar sobre la unidad del espacio político. “La unidad es una condición necesaria para que podamos hacer frente a una derecha que existe”, explicó. Y agregó: “En el Frente todos sabemos que el problema del Fondo es por Mauricio Macri y todos queremos recordarle a los argentinos que lo que hizo Macri fue un desastre para generaciones de argentinos”.

Respecto a la decisión del cristinismo y La Cámpora de votar en el Congreso en contra del acuerdo con el FMI, Fernández señaló que para él “es un tema terminado” y sostuvo que “a veces el que decide tiene que enfrentar dilemas”.

En esa línea, agregó: “Yo lo resolví. A algunos les gustará más y a otros menos. Pero para mi el tema está terminado. Hay que cumplir con el plan que hay y seguir adelante porque la Argentina tiene otros problemas que se tienen que resolver”.

El Presidente también hizo referencia a la posibilidad de institucionalizar el Frente de Todos, una propuesta que empujan de diferentes sectores y que, por ahora, la Casa Rosada mantiene frenada. “Yo nunca dije que no se puede institucionalizar. Hemos hablado permanentemente. La realidad es que, objetivamente, eso ha ocurrido una y mil veces”.

La crisis indisimulable en la coalición de Gobierno marca la agenda política de las últimas semanas. En este sentido, y en una entrevista con Infobae, el ex ministro de Defensa Agustín Rossi consideró: “Tenemos que dejar de mirarnos entre nosotros para mirar más a la sociedad”. El sábado, fue el turno del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis. “Nos van a cagar a palos”, advirtió el funcionario en relación al impacto de la interna política en la sociedad.

“Tenemos la responsabilidad de conducir al conjunto, no nos van a perdonar que no estemos a la altura. Cuando se cuente que estuvimos casi al borde de una guerra mundial, si se escribe que la dirigencia del Frente de Todos estuvo disputándose en cuestiones internas, bueno, la verdad es que nos van a cagar a palos todos los argentinos”, sostuvo.

Además, envió un mensaje a los integrantes de la coalición gobernante al recordar que la “ruptura” tienen que ser “con quienes vendieron el país y quieren volver a gobernar para hacer lo mismo pero más rápido”. “La solución que encontró la gente para terminar con Mauricio Macri en 2019, en un momento muy difícil de la vida cotidiana de muchos argentinos” fue la propuesta electoral del Frente de Todos, por lo que “nuestro acuerdo con la sociedad fue y es por vía del Frente de Todos y el dato es que no es una hipótesis que Macri quiera volver. Esta ahí. El macrismo ve la oportunidad de volver porque ve que el Frente de Todos se puede romper”.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar