Ciudades de todo el país marcharon en defensa de las dos vidas y habrá más manifestaciones antes de la votación de la ley del aborto

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
Como antesala a la concentración del 29 de diciembre en las puertas del Congreso, 16 ciudades se manifestaron en repudio a la iniciativa oficial. Otras 11 lo harán el 28 mientras que otras realizarán una vigilia el mismo día que sesionará el Senado

A tres días de la votación en el Senado del proyecto de ley para la legalización del aborto, que ya tiene media sanción en Diputados, este sábado hubo marchas en defensa de las dos vidas en unas 16 ciudades de todo el país y está previsto que otras 11 lo hagan el 28 mientras que otras tantas realizarán una vigilia el mismo 29, día en que se conocerá la decisión final.

Con el apoyo explícito de la Iglesia Católica y de las congregaciones Evangélicas, que emitieron un comunicado conjunto invitando a marchar, las organizaciones civiles nucleadas en Unidad Provida convocaron a los ciudadanos de Salta capital, Paraná y Concordia (Entre Ríos), Viedma y Cipolletti (Río Negro) y Neuquén a expresar su oposición a la legalización del aborto.

Entre los concurrentes se encontraban familias y militantes celestes con carteles que mostraban la indignación ante una ley que en su artículo 4°, inciso B, permite el aborto sin límite de tiempo (“Más allá de la semana 14...”) y por cualquier causal (el término “salud integral”, según la OMS, implica ausencia de bienestar físico, emocional y social). También hubo lugar para los médicos, puesto que la ley obliga a hacer abortos aun a los objetores (Art.10 inc. C, D y párrafo siguiente).

De acuerdo a los organizadores, “la masividad lograda demostró la amplia desaprobación de la sociedad a la ley de aborto”, sobre todo en los lugares donde el presidente Alberto Fernández se encargó de presionar a sus senadores para que cambien su voto a verde: la rionegrina Silvina García Larraburu, el salteño Sergio Leavy y el entrerriano Edgardo Kueider.

En esas provincias, las encuestas revelan un fuerte rechazo al proyecto oficialista y allí también hay senadores indecisos clave, como Stella Olalla, de Entre Ríos; y Lucila Crexel, de Neuquén.

Además, acompañaron con gran convocatoria las localidades de Resistencia, Rafaela, Formosa, Mendoza, Rosario, Santa Fe, Corrientes, La Plata, Gral Roca, Río Grande y Posadas.

El 28 harán lo propio Santiago del Estero, Córdoba, Jujuy, Villa Mercedes, Rosario, Catamarca, Luján, San Juan, Bariloche, Trevelin y Esquel y el martes 29 cerrarán Tucumán, con un acampe, y Chacabuco y La Rioja con una vigilia.

Desde que el presidente Alberto Fernández envió a Diputados su propuesta de ley de aborto libre -y prácticamente irrestricto, según denuncia el sector celeste-, hubo en todo el territorio argentino numerosas marchas por las 2 vidas. Las más relevantes tuvieron lugar el 28 de noviembre de este mismo año, cuando 505 ciudades se manifestaron con pancartas y pañuelos celestes. Ese mismo día, 150 mil personas llegaron al Congreso de la Nación.

Y este sábado 26 de diciembre, por la mañana, La Iglesia instó a los senadores a reflexionar antes de votar la ley del aborto. “No renieguen de sus convicciones más profundas”, dijo el monseñor Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal, durante una misa por el cuidado de la vida naciente en la Basílica de Luján donde puso como ejemplo al ex presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, que vetó la ley del aborto en su país.

La culminación de las marchas será el 29 a las 18 horas cuando todas las columnas de las provincias y del conurbano bonaerense confluyan en la intersección de Entre Ríos e Yrigoyen, en las puertas del Congreso. Allí, entre carpas y gazebos, miles personas esperarán el resultado de la votación que dirimirá si Argentina cuida a todos sus ciudadanos o le quita el derecho a la vida a aquellos que todavía no nacieron.

Con los números ajustados y pedidos de modificaciones al proyecto, senadores oficialistas y opositores que apoyan la iniciativa mantienen intensas negociaciones de cara a la sesión. Tanto la Iglesia como estas organizaciones “celestes” esperan que se repita lo ocurrido dos años atrás, cuando los senadores -en su mayoría- votaron a favor de la vida por nacer.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar