Bomba política: Luis Juez se aleja de JxC

POLÍTICA 31 de agosto de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
63FCVZMWAJHXZLZIC4LGWVNLYY

“Yo estoy firme. Voy a ser candidato a gobernador. Eso no está en debate. Si puede ser en Juntos por el Cambio, bárbaro”, dice  y desafía: "Yo no le pido permiso a Mauricio Macri ni a nadie".

Reactivo a las movidas de Mauricio Macri en Córdoba, Luis Juez abandona su tránsito por la mesura y vuelve a endurecer su discurso. Sin los ambages ensayados en semanas anteriores, el senador pule sus credenciales de candidato mejor posicionado de Juntos por el Cambio (JxC) en la provincia y reafirma su intención de ser el postulante a gobernador por el espacio. Lo hace con tanto énfasis que en sus palabras se presenta una condicionalidad que algunos creían olvidada. Una tirantez, imprevista meses atrás, que tensa al máximo a la coalición opositora en el preciso momento en que una sucesión de casos graves vuelve a nublar el cielo cordobesista.

“Yo estoy firme. Voy a ser candidato a gobernador. Eso no está en debate. Si puede ser en Juntos por el Cambio, bárbaro”, dice  y desafía: "Yo no le pido permiso a Mauricio Macri ni a nadie".

“Si alguno está mejor que yo, no tengo problemas, pero me lo van a tener que demostrar. Van a tener que ganarme, con las reglas que sean. No me van a correr. No voy a ser funcional al PJ. Vamos a dar pelea”, enfatiza.

Las palabras de Juez llegan horas después de que el expresidente y líder del PRO planteara la necesidad de elecciones internas para dirimir las candidaturas para los comicios provinciales del próximo año. Distintas versiones ubican al senador como potencial perjudicado en una compulsa intestina en Juntos por el Cambio. 

“Yo quiero internas. No tengo problemas. Es más, me saco un problema de encima, pero que se discuta todo, y el que gane que se lleve todo, cualquiera sea el método empleado”, replica. De inmediato, alude a operaciones alentadas por intérpretes que serían, aún, funcionales al pacto de larga data que ha unido al gobernador Juan Schiaretti con el fundador del partido amarillo.

“No hay que regalarle nada al PJ. Su única chance de triunfo es que se incremente la conflictividad interna de la alianza. El Frente Cívico es coherente. Nosotros no fomentamos alianzas, no transamos”, dispara en variadas direcciones.

En el mismo hilo, también contesta a quienes lo señalan como el principal obstáculo para la aprobación de un reglamento para establecer los procesos al interior de JxC. “Primero hay que aprobar la alianza como tal, que aún no está formalmente constituida. Electoralmente no existimos. De hecho, nunca fuimos como tal en elecciones provinciales”, explica.

 

Sin permiso
Desde que Macri llegó a la provincia, con una primera escala en Marcos Juárez el jueves último, voces del PRO destacaron la falta de sintonía con el exintendente de la capital. Desde el pedido de internas hasta la elección de otras figuras de la coalición para llevar adelante acciones públicas, todo parece rubricar que el vínculo entre ambos ha vuelto a quedar empantanado.

 

“Quizás haya venido a romper procesos de decisión que no le convienen, pero yo voy a ser candidato, no hay dudas. Yo no le pido permiso a Mauricio Macri ni a nadie. En 2015 y 2019 no me dejaron. Esta vez voy a ir sí o sí, no me van a frenar. Así se lo hizo saber Ernesto Martínez, el apoderado del Frente Cívico”, afirma Juez.

La referencia remite a un encuentro entre Martínez y Macri que se produjo en el estudio del primero y sobre el que hay resúmenes divergentes. En el juecismo afirman que fueron contundentes en ratificar las intenciones de su líder. El macrismo sostiene que hubo un pedido de apoyo que el expresidente denegó.

 

“Supo de boca del partido que seré candidato. Así se lo hemos dicho también a Facundo Manes, a Patricia Bullrich, a Horacio Rodríguez Larreta y demás candidatos a presidente También respondió que no tiene compromiso con Schiaretti, a quien no ve hace mucho”, amplía el senador, quien ya fue candidato a gobernador de Córdoba en 2007 y 2011.

 

Por otra parte, Juez desconfía de la posible predilección del líder del PRO por Rodrigo de Loredo como postulante a la gobernación, incluso sobre nombres propiamente amarillos. Según interpreta, puede ser una maniobra para atizar la interna de la UCR, que aún no ha definido un nombre. Nuevamente, el fantasma de la puja interna como beneficio para Hacemos por Córdoba.

 

"Mi relación con Rodrigo es excelente. No vamos a hacer nada que nos perjudique. No me quiero meter en la interna de la UCR. Sí quiero formar una alianza institucional con ellos. Juntos por el Cambio tiene que asentarse en acuerdos partidarios, no en caprichos de sus dirigentes", fustiga.

 

Semanas atrás, Juez, de permanente rotación en medios porteños, había pedido a su tropa que evite las "disputas zonzas". Ahora la invita al acto que se realizará este viernes 2 de septiembre para conmemorar los 15 años de lo que consideran el peor despojo desde la recuperación de la democracia: la derrota por solo 17 mil votos en manos del actual mandatario. Pese a las protestas y suspicacias de entonces, el resultado fue convalidado por una Justicia Electoral a la que el juecismo sigue considerando funcional al cordobesismo.

 

"No hay que creerle al PJ. No podemos regalarle más tiempo después de 25 años. Vamos a derrotarlos, aunque algunos pícaros jueguen en contra", sentencia.

 Con información de Letra P, sobre una nota del periodista Luis ZEGARRA

Te puede interesar