Preocupado por las peleas internas, Juntos por el Cambio establecerá un pacto de no agresión para las PASO entre sus candidatos

POLÍTICA 20 de julio de 2021 Por Ricardo Carpena*
KFPYSIXTFVHDVK22YKJ4SPIOKM

Preocupada por las tensiones internas, la conducción nacional de Juntos por el Cambio impulsará un código de ética, una suerte de pacto de no agresión entre sus candidatos, para fijar reglas de juego que impidan las peleas en las PASO del 12 de septiembre.

La decisión de la máxima dirigencia opositora, adoptada en un Zoom de este lunes, cobra más relevancia porque faltan cinco días para el cierre de las listas de candidatos y se esperan fricciones por los principales lugares que podrían precipitar enfrentamientos internos en las primarias.

Durante el encuentro, que duró una hora, se hizo un repaso del cierre de los frentes electorales de la semana pasada y se analizaron los dos casos en donde se rompió la coalición, como Neuquén, donde la Coalición Cívica (CC) irá con lista propia, y San Luis, donde el PRO se aliará al senador nacional Claudio Poggi y competirá con la UCR y otras fuerzas desde otra nómina.

Cuando se discutió la fractura neuquina, Maximiliano Ferraro, titular de la CC, objetó que el radicalismo quiera presentarse en las elecciones bajo la sigla de Juntos por el Cambio si no hay un acuerdo entre todas las fuerzas y amagó con presentar una impugnación judicial. Finalmente, se acordó que en los casos en que haya desacuerdo no se podrá usar el nombre de la coalición.

La idea del código de ética surgió de Patricia Bullrich, presidenta del PRO, que se comprometió a redactar un primer borrador para que todos puedan debatirlo la semana próxima.

También se evaluó la situación en La Rioja, donde se alcanzó una tregua interna, pero precaria, entre el PRO y la UCR, y los dirigentes coincidieron en armar un frente competitivo en Catamarca. De todas formas, hubo coincidencia en que constituyó un logro político haber alcanzado acuerdos en 22 de los 24 distritos electorales y por eso recibieron felicitaciones los presidentes de los partidos de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich (PRO), Cornejo y Ferraro, que consiguieron impedir rupturas en casi todo el país.

El dato llamativo de la reunión es que Horacio Rodríguez Larreta le pidió ayuda a Alfredo Cornejo, titular de la UCR, para que no se presente en las PASO porteñas la lista del radicalismo disidente que integran Luis Brandoni, Facundo Suárez Lastra, Adolfo Rubinstein y Ricardo Gil Laavedra.

Cornejo le contestó: “No tenés que preocuparte por la competencia dentro de la coalición como en el caso de esta lista radical, pero sí hay que preocuparse por los que extorsionan en las provincias y amagan con romper el frente si no logran lo que piden”. Y agregó: “Hablalo con Ernesto (Sanz)”.

El jefe radical aludió así, con evidente molestia, a la reunión secreta del martes pasado en la que Rodríguez Larreta sondeó al ex senador Ernesto Sanz sobre la posibilidad de que la UCR aceptara integrar una lista de unidad en la provincia de Buenos Aires para evitar la competencia en las PASO. Cornejo no estaba al tanto de ese encuentro.

A los participantes del Zoom les sorprendió el pedido del jefe de Gobierno: “Es raro que lo haya hecho delante de todos y que se haya expuesto a que trascendiera -dijo un dirigente-. Así le está subiendo el precio a la lista porque reconoció que le preocupa que vaya a las PASO. Lo podría haber planteado sin que se enterara nadie porque Sanz es amigo de los radicales que competirán contra Vidal”.

El jefe de Gobierno logró una lista de unidad en la ciudad de Buenos Aires que encabeza María Eugenia Vidal y de la que participa el sector de la UCR que responde al senador Martín Lousteau, aliado a Enrique “Coti” Nosiglia, e incluso acordó que Ricardo López Murphy participará de las PASO dentro de Juntos por el Cambio con una nómina de Republicanos Unidos.

Quedó afuera del acuerdo porteño impulsado por el larretismo una fracción radical que estaba en conversaciones para sumarse a la lista de Patricia Bullrich cuando estaba dispuesta a competir contra Vidal y que mantiene una antigua rivalidad con Nosiglia. Esos mismos dirigentes de la UCR (entre quienes también está el presidente de la Auditoría General de la Nación, Jesús Rodríguez) anunciaron que competirán con una nómina propia en las PASO con el nombre de Adelante Ciudad.

Además de Rodríguez Larreta, Bullrich, Cornejo y Ferraro, participaron del Zoom de JxC el senador del PRO Humberto Schiavoni, los legisladores de la UCR Mario Negri y Luis Naidenoff, y los dirigentes de la CC Juan Manuel López y Maricel Etchecoin. Mauricio Macri, quien sigue varado en Suiza por la suspensión de los vuelos a la Argentina, se incorporó recién en los minutos finales y no habló. Faltaron María Eugenia Vidal, Cristian Ritondo y Martín Lousteau.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar