La viuda de Mario Pereyra contra el COE: "Es una entidad misteriosa"

Mi marido desapareció, nadie lo vio, no permitieron un escaso velatorio, solo cremación, y así fue que cuando volví a mi casa me esperaba una urna con ¿sus cenizas?
multimedia.normal.bfdb7b269c103a1c.4d6172696f20506572657972612079204573706f73615f6e6f726d616c2e6a706

A tres meses del fallecimiento del reconocido locutor Mario Pereyra por Covid-19, su mujer Esthela Gonzáles realizó un extenso comunicado a través de su cuenta de Facebook.

Gonzáles, quien pudo lograr recuperarse del coronavirus, contó como actuó el COE cuando su esposo murió.

“Esto que hoy escribo está dirigido al COE, esa entidad misteriosa que domina nuestras vidas”, comenzó la viuda de Pereyra y continuó contando su experiencia cuando junto con su marido debieron ser internados luego de dar positivo.

“Un día ante algunos síntomas nos hisoparon a mi marido y a mí, luego de varios intentos dimos positivo y nos internaron, ese día lo vi por última vez, cursamos la enfermedad en distinta forma, yo más grave , el un poco menos. Mis hijas no pudieron vernos más. Pasó un mes y días, casi dos meses y allá donde yo iba por la gravedad de mi estado, me cerraron las puertas, ni el cielo ni el infierno me aceptaron”, siguió la mujer.

En su relato, Gonzáles cuenta que luego de que salió de terapia intensiva fue a la habitación donde se encontraban sus hijas y preguntó por su esposo, a lo que la mayor le dijo que hacía nueve días que el periodista había fallecido: “les pregunte qué les dijo, como estaba. No les habían permitido acercarse”. De manera contundente Esthela apuntó directamente contra el COE: ”y ahí los señores del Coe solo les dijeron que buscaran una empresa funeraria que se haría cargo”

Luego se refirió a su pareja y lo que atravesó después de su muerte: “Por eso digo mi marido desapareció, nadie lo vio, no permitieron un escaso velatorio, solo cremación, y así fue que cuando volví a mi casa me esperaba una urna con ¿sus cenizas? .He tenido otros duelos pero no fueron como este. Nadie vio muerto a Mario ¿que puedo pensar? Que se esfumó, al principio me hice la ilusión que Mariano y Mateo lo recibieron. Hoy estoy tan enojada que eso ya no me consuela”.

Finalmente, Gonzáles concluyó con su publicación con una gran critica a los protocolos sanitarios: “Hemos estado un año el mundo entero obedeciendo a unos señores que con sus horrorosos dictámenes nos han aislado de los seres queridos y el resultado no es auspicioso. Por los que me quedan, por el amor de ellos es que vivo en una ‘normalidad aparente’ pero cuando quedo sola maldigo a los que inventaron ese protocolo absurdo. Si fuera posible los llevaría a la justicia ( de la cual también descreo) pero la poca razón que me queda me dice que es inútil. Así viviré el tiempo que me quede.”

Te puede interesar