La inflación no da tregua: los precios vuelven a acelerar y la proyección anual rompe el techo del 100%

ECONOMÍA 07 de noviembre de 2022 Por Mirta Fernández*
542358

Tras la cifra de inflación de septiembre de 6,2%, que fue menor a la que habían pronosticado los economistas, el índice de Precios al Consumidor (IPC) se aceleró en octubre y osciló entre 6,4% y 7%, según las estimaciones de las consultoras. De esta manera, el costo de vida en octubre quebró dos meses de tendencia inflacionaria decreciente luego del pico de 7,4% que se había registrado en julio.

Un sondeo de EconViews arrojó que la inflación de octubre fue de 7%; en Analytica se ubicó en 6,9%; los relevamientos de C&T Asesores Económicos y de la Fundación Libertad y Progreso (L&P) reflejaron 6,8%; mientras que los de Eco Go, Ecolatina, y ACM midieron 6,6%. Más abajo se ubicó el de la consultora Ferreres, que dio 6,4%.

En tanto, la inflación anual proyectada por las consultoras ya superó el umbral del 100%, excepto en Ecolatina, donde la calculan un 98,5%. En tanto, la encuesta REM del Banco Central, publicada el viernes pasado, proyecta un avance anual de los precios del 100%.

Ante esta coyuntura, el ministro de Economía, Sergio Massa, ratificó esta semana el lanzamiento del programa Precios Justos para mantener congelados los precios de unos 1.500 productos de consumo masivo entre diciembre y marzo.

Los economistas, por su parte, coinciden en que los planes de congelamiento de precios no son efectivos.

Inflación: los principales aumentos de octubre

De acuerdo al sondeo de LyP, los rubros que más aumentaron en octubre fueron "Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles" (9,5%); "Alimentos y bebidas no alcohólicas" (8,3%); "Bienes y Servicios Varios" (8,2%), y "Medicina" (8,0%).

En Eco Go señalaron que "los precios regulados continúan actuando como ancla y, a pesar de las subas en prepagas (11,5%), expensas (entre 6% y 10% telefonía (19,5%) y combustibles (6%), entre otros, el indicador se mantiene -en parte por la postergación de parte de la quita de subsidios a las tarifas- por debajo de la inflación", con un alza de 5,5%, en tanto que los precios estacionales treparon en octubre 10,6%.

Según el relevamiento de Eco Go, el rubro Salud fue el de mayor incremento (+8,8%), impulsado por la suba en prepagas, mientras que los medicamentos se encarecieron 5,9%.

La consultora destacó que las prepagas "ya se perfilan como una de las grandes ganadoras del año con una suba de 114%, si se considera el aumento estipulado para diciembre del 13,8%". 

Los otros sectores que evidenciaron fuertes alzas en octubre en la medición de Eco Go fueron Esparcimiento (8,7%), motorizado por el fin de semana largo que hubo en el mes, e Indumentaria (8,2%). Los precios de la ropa vienen registrando desde hace varios meses cifras por arriba del índice general de inflación y el Gobierno trabaja en lograr un acuerdo de precios con el sector textil.

La medición de la consultora Ferreres arrojó que los rubros Bienes varios y Vivienda encabezaron la inflación de octubre con alza de 11,1% y 10,4%, respectivamente. En C&T también remarcaron que Vivienda lideró "por la combinación de ajustes en electricidad, gas y agua, y un nuevo incremento en los salarios de los encargados de edificios".

Inflación: alimentos, por arriba del promedio general

Eugenio Marí, economista jefe de L&P, subrayó que el rubro Alimentos y Bebidas no alcohólicas "se incrementó 8,3%, significativamente por encima del IPC general", e indicó que ese sector es de mayor incidencia en la suba del índice (1,9 puntos porcentuales).

El sondeo de Eco Go verificó en Alimentos y Bebidas un ascenso de 7%, con lo cual acumula en diez meses un alza de 78,8 % y una suba de 93,7% en la variación interanual.

Según detalló, frutas y verduras registraron aumentos significativos con alzas de 15,2 y 13,4%, respectivamente. La estrella del mes fue la papa, con una suba del 30,3%. Y también se destacaron las frutas cítricas (18,9%) y la manzana (12,8%).

"La menor oferta por malas condiciones climáticas y el encarecimiento de agroquímicos y fertilizantes impulsan los precios de frutas y verduras al alza", explicó.

La categoría productos lácteos y huevos verificó un incremento de 8,9%, impulsada por el aumento de la leche fluida (13,3%). En cambio, la consultora resaltó que el rubro carnes, en octubre evidenció un alza de 4,2%, 3 puntos por debajo de la inflación general y ya acumula cinco meses consecutivos traccionando el indicador a la baja.

Además, la consultora puntualizó que "en octubre, el 45,2% de la canasta de alimentos mostró variaciones, siendo el 41,1% positivas y el 4% negativas". Y estimó que el rubro alimentos deja un arrastre para noviembre de 2,1 puntos porcentuales.

Asimismo, el índice de Alimentos y Bebidas relevado por LCG registró una inflación mensual de 7,9% promedio en las últimas cuatro semanas y de 7,2 % punta a punta en el mismo periodo.

Por su parte, en el relevamiento de Ferreres indica que el rubro Alimentos y Bebidas se encareció en octubre 6.9%, mientras que la medición de Ecolatina reflejó que tuvo un aumento de 6,8%

Precios Justos: ¿tendrá impacto para bajar la inflación?

Massa comentó el pasado lunes algunos detalles del plan Precios Justos que negocia con las empresas de alimentos. La novedad más importante fue que se dejó de lado la idea de estampar el precio del artículo en su packaging y habrá un nuevo mecanismo para que no aumenten los precios: se utilizaría una app, podría ser "Mi Argentina", a través de la cual los consumidores puedan escanear los códigos de barras de los productos para saber cuál es el valor.

Sin embargo, los economistas se mostraron escépticos sobre la efectividad del programa.

Al respecto, María Castiglioni, directora de C&T evaluó que "este plan que Massa viene anunciando hace tiempo, lo veo con muy poca chances de éxito. Es como una nueva versión modernizada del plan Precios Cuidados con algunas ideas de tener más fiscalización".

"Pero tiene dificultades para entrar en los pequeños comercios, en los locales de proximidad, y está el riesgo de que los productos que están en la canasta después no tengan suficiente volumen, como pasa con muchos de Precios Cuidados. Es difícil que tenga gran impacto", auguró.

De igual diagnóstico, Isaias Marini, economista de EconViews, señaló que "ya vimos múltiples intentos de frenar la inflación mediante controles de precios y ninguno funcionó".

"¿Qué cambiaría esta vez? Si se tratara de un plan en el marco de un programa de estabilización, allí sí podría ayudar. Pero en este contexto, se gana poco y se genera mucha distorsión (y aumentos en otros bienes para compensar)", planteó.

En sintonía, Claudio Caprarulo, director de Analytica, sostuvo que "los controles de precios por fuera de un plan de estabilización sirven para garantizar el acceso a ciertos bienes a la población, pero son medidas sectoriales. La inflación es un problema macroeconómico".

A su vez, Marí alegó que "a la hora de analizar el proceso inflacionario actual, lo principal es no confundir causas con consecuencias: por ejemplo, las paritarias cada vez más altas son consecuencia, no causa de la inflación".

"Las medidas que atacan las consecuencias del proceso inflacionario, como es el acuerdo de precios, están condenadas a, en el mejor de los casos, tener un impacto transitorio, como ya hemos visto en el pasado", aseguró.

Camila Antequera, economista de la consultora Ferreres, coincidió en que "difícilmente el congelamiento de precios pueda solucionar el problema inflacionario, aunque el Estado pudiera vigilar lo que sucede con los precios y no se produjera desabastecimientos de estos productos, objetivos de por sí difíciles de lograr. Este control sólo atrasaría los incrementos de precios de estos productos para más adelante" y "la inflación seguiría reflejándose en el resto de los bienes de la economía de la mano de los encarecimientos del tipo de cambio y del incremento de salarios".

Por su parte, Agustín Berasategui dijo que "el congelamiento de precios podría servir para amortiguar parte de la inflación en el verano. El problema es que podría generar un mayor aumento de precios en los sectores que no formen parte del congelamiento; esto, una vez terminado, el acuerdo presionaría sobre el precio del resto de los bienes pudiendo acelerar nuevamente el proceso inflacionario".

Inflación: ¿liberar importaciones con dólares propios presionará a los precios?

Massa adelantó el día martes que se pondrá en marcha un esquema para que personas físicas y jurídicas puedan pagar con dólares propios compras de bienes suntuarios en el exterior con el objetivo de cuidar las reservas.

Al respecto, Castiglioni consideró que "el incremento de los tipos de cambio alternativos, y esta última medida de liberar importaciones a los que paguen con dólares propios, implica reconocer un costo del dólar que no es el oficial, y eso impacta en los precios".

"Es sincerar un tipo de cambio de más de $300. Digamos que no ayuda a frenar la inflación", juzgó la economista.

A su vez, Marí sostuvo que "empezar a migrar importaciones que se realizaban al tipo de cambio oficial a otro tipo de cambio más alto seguramente tendrá un impacto en términos del precio de los bienes transables, lo que a su vez se traslada a la medición del IPC general".

Sin embargo, el economista también enfatizó que "hay que tener en cuenta que para un importante grupo de bienes el acceso al mercado oficial estaba cerrado, por lo que las cantidades importadas eran nulas y, en consecuencia, no había precio".

Para Marini, "la liberación de las importaciones en principio tendrá un impacto limitado, porque las empresas no tienen un gran incentivo a liquidar dólares en su haber sin tener la posibilidad de reponerlos".

Asimismo, Antequera dijo que "si bien la liberación de importaciones para los que paguen con dólares propios podría impactar sobre los precios al encarecer los productos que se adquirirán con un dólar cercano a los u$s300, no se espera que la incidencia sea fuerte".

Inflación:¿qué se prevé para noviembre y para todo el año?

Los economistas concuerdan que en noviembre el ritmo de inflación se desacelerará levemente. De acuerdo con las estimaciones preliminares, el costo de vida este mes oscilaría entre 5,9 y 6,7%.

"Noviembre y diciembre van a ser meses complicados tanto por los incrementos que ya se han anunciado de distintos rubros, más los reajustes de salarios, la suba del dólar oficial, y el gran problema de fondo es los esfuerzos para atacar los problemas de la inflación se están dando como con saltos espasmódicos y sin un plan económico coherente que se vea sostenible en el tiempo y apoyado por todo el ala del gobierno y con muchas interrupciones y retrocesos sobre todo en la reducción del déficit fiscal", señaló Castiglioni.

Así, la inflación proyectada para todo el año se consolida en los tres dígitos: en LyP calculan que cierre en 105%, con lo cual Marí remarcó que "sería la mayor desde 1991", en Eco Go estiman 101,8%, en C&T 101,4%, en EconViews 101,5%, en Analytica en 101%, en ACM 100,5%, y en Ferreres 100,3%.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar