Derogar las PASO: "A mi juego me llamaron", dice Schiaretti

POLÍTICA 28 de octubre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
1666885259465

“En una coalición, las primarias sirven para ordenar mejor las cosas”. La frase de uno de los hombres más cercanos al Presidente en el Frente de Todos (FdT) cordobés deja expuesta una postura acorde a la parte del oficialismo nacional que prefiere mantener activa la herramienta cuya presencia en el proceso electoral 2023 se puso en juego con la presentación del proyecto que propone derogarlas, ingresado a la Cámara de Diputados el miércoles por la tarde.

Desde un plano de estricta lectura coyuntural, el peronismo frentetodista cordobés se alinea con el mandatario nacional y anticipa un debate que, como sucede en la mayoría de los casos, terminará por definirse poniendo en juego las posturas que desquician la toma de decisiones en el Frente de Todos. En ese marco, se descuenta que las tres bancas mediterráneas del FdT en la Cámara baja, de filiación kirchnerista, seguirán el movimiento estratégico que defina la vicepresidenta y su espacio, donde aún no están muy claras las líneas de acción.

 

En el cordobesismo la postura ya está asentada. El espacio que responde al gobernador Juan Schiaretti siempre estuvo en contra de la realización de las primarias y no vería inconveniente si se decidiera avanzar con la derogación, aunque el juego político no deja del todo claro cuál sería la posición del bloque en caso de que sus votos resultasen determinantes para avanzar con un deseo proveniente del seno del oficialismo. El debate por estas horas se abre en torno a los "costos políticos" que podrían ponerse en juego en caso de que la postura de quienes representan al cordobesismo termine siendo la que habilite la eliminación de las primarias; más allá de lo conveniente que puede resultar para los planes nacionales del mandatario que la herramienta que sirvió para ordenar y garantizar la unidad interna de Juntos por el Cambio en 2021, y ahora aparece como una carta a jugar un rol similar en el FdT, quede a un costado del camino.

 

El equipo schiarettista está bajo todas las miradas, sobre todo de la oposición, y es el que concentra la presión nacional y provincial. Así como Horacio Rodríguez Larreta chicaneó al cordobesismo en su última visita a Córdoba por mostrarse contrario a las PASO, hay algunos actores provinciales que también se mueven en el mismo sentido en territorio cordobés. En la Legislatura duermen proyectos radicales que pugnan por aplicar la herramienta en la provincia y el propio Luis Juez prometió que, en caso de convertirse en gobernador, la instrumentará tal como, según entiende, lo ordena la Constitución provincial. En el oficialismo relativizan esa lectura de la Carta Magna.

 

Mientras tanto, en el FdT miran hacia atrás y vuelven a tomar como elemento a considerar lo que sucedió en 2021. Allí es donde reconocen una "libertad muy grande a la hora de armar las listas para la legislativa", pero advierten que hubo sectores que quedaron afuera y, esperando la posibilidad de competir de alguna manera, terminaron armando boletas alternativas o no participando activamente del proceso. "Es difícil saber hoy qué hubiera pasado, pero a lo mejor unas primarias hubieran ayudado a conformar una propuesta que contuviera a más actores”, advierten ante la consulta de Letra P.

 

Calendario y proyección
Antes de que ingresara al Congreso el proyecto del diputado Luis Di Giácomo (Juntos Somos Río Negro), Máximo Kirchner había hecho pública la idea de acortar el plazo entre las elecciones primarias y las generales, algo que alcanzó un casi inédito consenso entre diferentes sectores de la política nacional. Lo subterráneo de esa propuesta, que claramente contempla un retraso en la realización de las PASO hoy puestas en duda, advertía sobre la posibilidad de generar una modificación en los esquemas provinciales en los que ya venía ganando terreno a la decisión de separar los comicios locales de la contienda nacional.

 

En Córdoba, la carta de la fecha para elegir al sucesor de Schiaretti es guardada celosamente por el gobernador que, en medio de su proyección nacional, analiza cuidadosamente los pasos a seguir con su entorno más cercano. Lo que el mandatario deberá definir es si se mantiene en la estrategia histórica de no cruzar procesos o si su proyección nacional lo hará cambiar el rumbo. La mayoría de los sectores advierte que, en caso de realizarse, las PASO tendrán incidencia si se "tocan" de algún modo con la fecha de las elecciones provinciales. Por la contienda en sí o por el plazo para el cierre de las negociaciones, las alianzas y las listas.

 

El último ejemplo a mano abre una lectura estratégica. En Córdoba toman como ejemplo la elección provincial de 2019, que se realizó en mayo, apenas semanas después de la presentación oficial del libro de Cristina Kirchner, “Sinceramente”, en la Rural. En aquel momento, nadie pensaba en la existencia del FdT y Schiaretti armaba su siempre deseada alternativa antigrieta con Juan Manuel Urtubey, Sergio Massa y Miguel Pichetto. Cuando Hacemos por Córdoba obtuvo el 57% de los votos y aventajó a su inmediato perseguidor por casi 40 puntos, el gobernador reelecto se posicionó nacionalmente aunque, ante la primera consulta, aclaró que no era “ni el dueño, ni el macho alfa de Alternativa Federal”, el espacio que terminó estallando por los aires meses más tarde. Todo hace pensar que Schiaretti quiera replicar aquel efecto arrastre. Respondiendo esta vez con una frase distinta, a la espera de un desenlace diferente.  

 Fuente: Letra P. Nota de César PUCHETA

Te puede interesar