La Rosario narco es el trampolín de Bullrich para su sueño presidencial

POLÍTICA 23 de junio de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
AE664VBQRJB6RDO62UTED73TDE

Patricia Bullrich decidió que la lucha contra el narcotráfico en esta ciudad sea el combustible para alimentar el perfil duro que supo exponer como ministra de Seguridad de la Nación del macrismo y, de esa forma, tener una plataforma desde donde lanzarse a la presidencia en 2023. Por eso, en su visita de este jueves, agitó el escenario político santafesino al hablar de narco-Estado y tuvo movimientos de implicancias en el armado del frente de frentes que aún no termina de encastrar. Política nacional y local en un solo acto.

 
No hubo puntada sin hilo en el desembarco de la exministra a la ciudad. En primer término, porque Rosario no fue elegida al azar: la desmadrada violencia de bandas narcocriminales en los barrios es terreno fértil para que pueda desplazarse en una materia conocida. De hecho, la agenda tiene como punto final la presentación en la Fundación Libertad de un plan antinarcotráfico. Al combo le sumó una nota de opinión en el portal Infobae titulada El calvario santafesino, donde habla de "guerra", un concepto al que la dirigencia le huye por su connotación. 

 Fue una recorrida con muchos simbolismos. Por la mañana, eligió hacer la conferencia de prensa con el complejo penitenciario de fondo y la presencia de los diputados nacionales Gerardo Millman, quien la acompañó en su gestión en Seguridad, José Núñez y Federico Angelini, más la concejala Ana Laura Martínez. Allí, denunció un “retroceso brutal de la lucha contra el narcotráfico” en comparación a cuando era ministra. 

 
Si hablar de guerra suena al límite, con sus declaraciones parece haber saltado hacia el otro lado. “Es un territorio tomado, el Estado de Derecho se dejó reemplazar por el Estado narco (...) Hay un dominio del narco-Estado. ¿Por qué? Porque manda el narco. ¿Qué hay que hacer? Volver a mandar”, afirmó. Luego, sostuvo que “Rosario es fundamental porque, si esto se acostumbra, se expande a otros lados”. 

Su paso no dejó la política de lado. En primer término, descalificó a Marcelo Sain, exministro de Seguridad santafesino y actual asesor de Aníbal Fernández en la cartera nacional, al acusarlo de tener una “mirada condescendiente” con la problemática y “no entrar a los barrios”, pero también hubo flores para el Frente Progresista y puntualmente el socialismo, espacio que no termina de entrar al frente de frentes antiperonista en la provincia. “Hicimos un comando conjunto con el gobernador que era de otro partido político. Miguel Lifschitz, lamentablemente fallecido, se dio cuenta de que tenía que cambiar la desidia previa”, concedió.

 
Otro guiño le hizo al intendente Pablo Javkin, a quien respaldó luego de que la semana pasada Elisa Carrió lo tratara de "inútil" en su accionar frente a la violencia en la ciudad. “A Javkin lo veo solo. El gobernador (Omar Perotti) y el gobierno nacional lo dejaron solo”, dijo. Si aquellos dardos de Carrió buscaban desintegrar el plan del frente de frentes antiperonista en Santa Fe, donde Javkin podría tener un rol importante, estas palabras para el intendente y el socialismo parecen querer lograr lo contrario.

El dato es que no se reunió con el ala radical de Juntos por el Cambio en Santa Fe que encabeza Maximiliano Pullaro, con quien, hasta ahora, ha tenido buen vínculo generado cuando él era ministro de Seguridad provincial y trabajaron en conjunto. Al margen de algunos cortocircuitos, existía una línea común con quien impulsa su candidatura para el frente de frentes. Lo mismo sucedió con el macrista Gabriel Chumpitaz, hoy cercano a Pullaro, que se presentó en varias oportunidades como halcón de Bullrich. Por eso, su idea de competir por la intendencia de Rosario parece chocar con la de la exministra, que no lo bendijo en esta oportunidad y podría arrimar otro candidato. ¿Alguien que patea a su lado?.

 
La llegada a Rosario se enmarca en su aspiración de competir por la presidencia en una interna en Juntos por el Cambio (JxC) como la favorita del ala dura, incluso como representante de Mauricio Macri, a quien considera “garante y armador” más que candidato. Por eso, su agenda no se redujo a la seguridad, su caballito de batalla; también, participó de reuniones en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en la Fundación Libertad y en la empresa Bioceres, donde su titular, Federico Trucco, sigue despertando interés por arte de la política.

Fuente: Letra P. Nota de Facundo BORREGO

Te puede interesar