“Quiero ser presidenta”: Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich tienen una nueva competidora en la interna

POLÍTICA 02 de mayo de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
BQOPT2ETKJHGBCG2PCZ2SH62LM

A la carrera por la Presidencia se le sumó la semana pasada una nueva participante. Se trata de la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, quien ya no oculta sus ganas de competir en las PASO. “A mí me gustaría ser Presidente de la Nación, pero no estoy desesperada”, afirmó la diputada nacional en una semana tensa para su partido por los roces cada vez menos sutiles entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich y por las versiones que indican que el expresidente Mauricio Macri está dispuesto a jugar un segundo tiempo.

Vidal desembarcará este lunes en la Bolsa de Comercio de Córdoba. Almorzará con empresarios y responderá sus inquietudes. El viaje se enmarca en una estrategia para sumar volumen político en el interior del país que ya tuvo escalas en Chubut, San Juan y Neuquén. La próxima parada, probablemente dentro de 10 días, será en el norte del país.

A diferencia de otros dirigentes que tienen agendas más apretadas y muchas veces ni siquiera pasan una noche en las provincias que visitan, la legisladora intenta quedarse dos o tres días para recorrer distintas localidades y construir vínculos con referentes locales. En su mesa chica, hoy integrada principalmente por los ex ministros bonaerenses Federico Salvai, Cristian Ritondo, Gustavo Ferrari y los consultores Pablo Knopoff y Guillermo Garat, aseguran que hay sondeos realizados en el interior que sustentan las posibilidades de pelear por una candidatura. “María Eugenia busca meterse por los palos”, grafican en términos hípicos.

“Por sí o por no”, el ácido cruce tuitero que mantuvo con Gabriela Cerruti, forma parte de una idea de levantar el perfil y mostrarse beligerante frente al kirchnerismo, especialmente en temas sobre los cuales el electorado opositor espera definiciones concretas. Por eso, la pregunta sobre los presos políticos de la dictadura de Nicolás Maduro que el gobierno se niega a condenar no fue azarosa.

Vidal se encuentra dentro de los dirigentes que rechazan algún tipo de acuerdo con el economista Javier Milei. “Quiere quebrar al único partido que le puede ganar al kirchnerismo y dividir a la oposición”, declaró. Esa discusión amenaza con dejar heridos en Juntos por el Cambio. Bullrich no está de acuerdo con la decisión de cerrarles las puertas al libertario y se encargó de dejarlo en claro dentro y fuera de la coalición.

La semana pasada también tuvo malas noticias para Vidal. La Justicia procesó al ex ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, y a otros ex funcionarios vinculados a su gestión por la reunión realizada en el Banco Provincia en donde se habló de conformar una Gestapo para perseguir gremialistas. A todos los imputados se los acusa de cometer el delito de prevaricato y realizar tareas de inteligencia prohibidas. Por ahora, la ex gobernadora no aparece en la lista de los acusados, pero las novedades judiciales reinstalan el tema en la agenda mediática pese a que ella repita que no estaba al tanto del encuentro.

Con Rodríguez Larreta, Bullrich, Vidal ¿y Macri? anotados en la disputa por la candidatura a la Presidencia, se abre una incógnita de difícil respuesta para el PRO: cómo dirimir los liderazgos. Algunos dirigentes piensan en una suerte de PASO de la PASO, otros creen que irremediablemente hay que buscar un consenso para evitar un desgaste que podría ser capitalizado por el radicalismo, que también tiene multiplicidad de candidatos y atraviesa sus propias dificultades.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar