Graves denuncias de trabajadores del hospital Sayago

Trabajadores de salud del nosocomio hicieron un fuerte descargo contra las autoridades que dirigen el hospital
sayago

Empleados del hospital Gumersindo Sayago de Villa Carlos Paz denunciaron la situación de precarización laboral, amenazas y despidos arbitrarios a la que se estarían siendo sometidos desde hace más de un año.

Según explicaron en un fuerte descargo que hicieron llegar a HOY DÍA CÓRDOBA, durante todo el año 2020 los trabajadores no recibieron ningún aumento salarial ajustado a la inflación. Además, dijeron sufrir “graves amenazas” por parte del municipio. En tanto, dieron cuenta del despido de ocho empleados “sin ningún justificativo”.

“Todos estos hechos pasan en uno de los municipios caracterizados por su alto nivel económico, y por su principal característica que es el turismo, en el inicio de una temporada donde el hospital responde a la demanda de miles de turistas”, remarcaron.

A continuación, la nota completa:

SITUACION ACTUAL DEL HOSPITAL GUMERSINDO SAYAGO VILLA CARLOS PAZ

Hola como personal de salud del Hospital Gumersindo Sayago queremos hacer conocer la situación actual que vivimos. En la cual nos hemos visto denigrados y abandonados, a pesar de los APLAUSOS y GLORIFICACIÓN a inicios del 2020 por estar en la primera línea en esta pandemia que realizaron los diferentes medios de comunicación e inclusive gobiernos de todos los niveles.

En este hospital municipal durante todo el 2020 no recibimos ningún aumento salarial ajustado a la inflación de ese año, sin contar con los incontables problemas de faltantes de los elementos de protección personal que se vio afectado durante todo el trascurso de la pandemia. Pero esto no es nada en comparación con los ya antiguos reclamos nunca escuchados en tantos años que pedimos el reconocimiento de trabajo de riesgo que se hizo más visible durante la pandemia con la muerte de un médico de nuestro hospital y los 35 compañeros que padecieron de COVID-19, incluso un compañero que estuvo en terapia intensiva. Ni hablar la falta de derechos laborales que no se nos respetan como son la licencia sanitaria (semana otorgada por ley provincial), pago diferenciado por días feriados (como por ejemplo navidad, día trabajador, incluso los sábados).

Ni contar la GRAVE y PRECARIA situación laboral que presentamos el 83 % DEL PERSONAL DE SALUD en el cual se nos sigue dando un contrato de locación, monotributista, que se renueva cada 3 (tres) meses y teniendo en cuenta que la mayoría tenemos antigüedad de más de un año, algunos con más de 5-6 años de antigüedad.

Ante todos estos reclamos antes citados, quisimos comenzar a plantearlos a las autoridades actuales a cargo del nosocomio y del sector en el municipio como son el Med. Roberto Bagnasco, Subdirector; Med. Claudia Pereyra, Directora y Lic. Julio Niz, Secretario de Salud. Solicitamos reuniones allá por agosto de 2019 para empezar un dialogo y canal de comunicación, pero nunca tuvimos respuesta a las notas firmadas por gran parte del personal de salud. No obstante volvimos a insistir con múltiples notas pero siempre la misma respuesta: SILENCIO, tanto por parte de directivos con respuestas esquivas y delegando responsabilidades a su superior el Lic. Niz.

Por esta renuencia de parte de ellos comenzamos a plantear la necesidad de asambleas para poder visibilizar nuestro reclamo y poder abrir un canal de dialogo, por lo cual iniciamos las asambleas con una adherencia de la totalidad del personal, incluyendo mucamas, administrativos, enfermeros, personal de ambulancia, personal de mantenimiento y médicos de todas las áreas.

Esto solo hizo que comenzaran las amenazas reiterativas por parte de la gente del municipio en primera instancia hacia el personal auxiliar como las mucamas y cocineras que amendretaron con despedirlas si las veían en las asambleas, luego los directivos comunicándonos que por el inicio de las asambleas sus “acciones en pro de nuestros reclamos se vieron afectadas”, intentando adjudicar su falta de solidaridad con sus compañeros y colegas a nuestras acciones. Como colorario de esto el gremio de empleados municipales intervino declarando las asambleas ilegitimas y trayendo una propuesta totalmente arbitraria a la imposición que realizaba el municipio desconociendo todos los puntos de nuestro reclamo.

Para finalizar el año nefasto tanto por la pandemia como por la falta de comunicación con el municipio y dirección para resolver la situación decidimos dar una cuota de buena fe bajando las asambleas y esperando una posible salida al conflicto, pero lo único que sucedió fue que el mismísimo Secretario de Salud, concurrió a amenazar al personal de limpieza y encontrándose con un empleado de mantenimiento terminaron en un altercado de manos durante la mañana del martes 29 de diciembre del 2020, y en ese mismo mediodía el empleado de mantenimiento tenía en su domicilio la rescisión a su contrato de monotributista. Pero lamentablemente esto no termino ahí en víspera del 31 de diciembre otros 7 compañeros recibieron un llamado de teléfono notificándolos con la misma noticia, le rescindían sus contratos, sin importar la antigüedad de algunos con hasta 9 años de trabajo continuo, sin darles ningún justificativo.

Todo estos hechos pasan en uno de los municipios caracterizados por su alto nivel económico, y por su principal característica que es el turismo, en el inicio de una temporada donde el hospital responde a la demanda de miles de turistas por dia con la vocación que caracteriza al personal de este hospital.
Ya estamos cansado de atropellos y de la falta de conocimiento de la población de la villa por la falta de colaboración del periodismo tanto de esta localidad como del valle y de la provincia. Por esto esperamos que puedan contar nuestra realidad, son demasiados empleados y sus respectivas familias que vienen padeciendo esta situación.
Desde ya muchas gracias por su atención.

ASAMBLEA SALUD

Fuente: Hoy Dia Cordoba

Te puede interesar