Empresarios turísticos molestos con los legisladores Caserio y Maldonado

POLÍTICA Por Ana COHEN
La disputa interna que le plantea el sector del kirchnerismo que responde a Carlos Caserio al gobierno provincial en Punilla, comenzó a molestar a los empresarios y a las entidades intermedias que aseguran estar pagando las consecuencias.
f800x450-142987_194433_5050

La disputa interna que le plantea el sector del kirchnerismo que responde a Carlos Caserio al gobierno provincial en Punilla, comenzó a molestar a los empresarios y a las entidades intermedias que aseguran estar pagando las consecuencias. Apuntan contra los legisladores Mariano Caserío y Miguel Maldonado.

Sostienen que la disputa interfiere con el trabajo mancomunado de los sectores privado y público en el departamento, que se viene dando con mucho esfuerzo en busca de una salida a la crisis.

«Ese trabajo lo venimos realizando junto a la Provincia»; dijo un dirigente del centro de Punilla.

«Los empresarios no tenemos restos para jugar en internas políticas en estos momentos. Solo queremos trabajar y salir de esta situación. Eso deben entender. Tenemos mucho miedo que las actitudes irresponsables de los legisladores del departamento y de quienes fogonean rupturas en medio de la crisis nos metan en un callejón sin salida a solo días de una temporada que será a todo o nada para nosotros»; añadió.

La misma fuente destacó: «Sabemos de sus intereses  que están lejos de los nuestros. Ellos no saben de afrontar pagos de sueldos, ni de mantener hoteles y restaurantes, de estar sin recibir ingresos por varios meses; pero si no nos quieren ayudar, aunque sea que no nos boicoteen. Hoy somos rehenes de ellos. Yo hablo con los colegas de Capilla del Monte, de Valle Hermoso y están como nosotros, mientras sus intendentes (le dicen off the récord, que no pueden desobedecer a Caserio, pero están con ellos) y juegan al gató y al ratón»; agregó otro hotelero de las sierras.

Tras la reunión que hubo vía zoom el pasado viernes, donde participaron autoridades provinciales intendentes y empresarios, convocados por la Asociación Serrana de Hoteleros y Gastronómicos, y donde no asistieron los legisladores de Punilla, Mariana Caserio y el faldense Maldonado, quedó más que clara la posición contraria a los esfuerzos de la Provincia por sostener la industria turística. 

La estrategia de desgaste terminó de hacerse explícita por el faltado del titular de la Comunidad Regional Punilla, Jorge Caserio, al tiempo que trascendió que desde el kirchnerismo caserista  habían operado políticamente con los intendentes afines para que no participen de la convocatoria de los hoteleros.

Asimismo, desde una entidad que nuclea a operadores turísticos, estudian la iniciativa de enviar una carta al gobernador Juan Schiaretti para informarle sobre la situación económica y social que atraviesan. También plantearían que no están en condiciones de ser «rehenes de la disputa política que plantean los legisladores del departamento y algunos intendentes».

«De esta salimos juntos, los privados, los municipios, la Provincia y la Nación»; sentenció el titular de una de las entidades a El Diario.

Fuente: El Diario de carlos Paz

Te puede interesar