Aflojó Bolsonaro

Recibió a Solá y propuso un encuentro con el Presidente el 1 de marzo en Uruguay
hoy

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió hoy al canciller Felipe Solá, a quien le propuso concretar un encuentro con el mandatario Alberto Fernández el próximo 1 de marzo en Montevideo, Uruguay.

En el marco de la reunión que se extendió por 50 minutos en el Palacio de Planalto, Bolsonaro se mostró dispuesto a mantener una entrevista con el presidente argentino, que de concretarse sería el primer cara a cara entre ambos mandatarios tras el cambio de gobierno en Argentina.

El presidente de Brasil propuso el 1 de marzo como fecha posible porque los dos estarán en la asunción de Luis Lacalle Pou como presidente de Uruguay.

El encuentro de Solá con Bolsonaro fue catalogado por Cancillería como "cálido" e interpretado como una buena señal de cara a la construcción de una fluida relación bilateral, luego de las críticas del mandatario vecino al kirchnerismo.

"También dialogaron sobre la posibilidad de que el Mercosur promueva y genere acuerdos de libre comercio con terceros países", informó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Solá le describió al presidente de Brasil "la situación económica y social del país" y le solicitó "el apoyo de su país en el marco de la renegociación de la deuda que lleva adelante Argentina".

Antes de reunirse con Bolsonaro, el canciller estuvo con su par local, Ernesto Araujo, con quien analizó "cuestiones del Mercosur".

"La misión que encabezo tiene como objetivo discutir las cuestiones del Mercosur, las cuestiones bilaterales para el país hermano, en un marco de acercamiento. Este es un viaje de amistad y calidez entre los dos países que hacía muy necesario. Por eso estamos acá", dijo Solá, en una declaración oficial a periodistas en Brasilia.

En una conferencia conjunta, Araújo aseguró que "Brasil tiene la expectativa de contar con una alianza con la Argentina".

Por su parte, Solá expresó que "su responsabilidad es transmitir al gobierno brasileño lo que ocurre en la Argentina, que está en una recesión profunda con una caída muy importante del consumo y la capacidad adquisitiva, y con una inflación excesiva. Todo esto en el marco de tener una deuda externa absurda!".
 

"Hemos conversado con franqueza. Celebramos seguir manteniendo una relación muy fuerte", agregó.

Fuente: La Prensa

Te puede interesar