Caso Dalmasso: "Macarrón es un hijo de puta", dijo un testigo y lo responsabilizó por el crimen

VPEVM4JI6RAGNMFI2P5KHDWPK4

En una nueva jornada, y a tres meses de iniciado el juicio por el crimen de Nora Dalmasso, seis testigos fueron citados para declarar este martes ante el tribunal que enjuicia a Marcelo Macarrón por la supuesta instigación del homicidio de su esposa.

Abrió la 13ª semana Oscar Bonetto para declarar sobre los movimientos que el trágico fin de semana de noviembre de 2006 hizo el empresario Miguel Rohrer, señalado por los hijos de Dalmasso y Macarrón como sospechoso del crimen.

Rohrer había acreditado que ese fin de semana estuvo en Buenos Aires, sin embargo Facundo y Valentina sostienen algunas personas lo vieron en Río Cuarto.

En segundo lugar, brindó su testimonio Miguel Ángel Rosales, un ex compañero de trabajo de Nora del Banco de Córdoba, quien criticó duramente la investigación judicial calificándola como "pésima".

En diálogo con los medios tras su declaración, dijo que se hizo todo para encubrir a los verdaderos asesinos de Nora, señalando que la investigación fue "perfecta en cuanto al hecho de encubrir, eso les ha salido perfecto porque en 16 años no (encontraron al asesino) Todos han encubierto (...) la policía, el círculo íntimo, todos, no hay duda de eso me parece", señaló Rosales.

"Sé que han hecho un acto criminal. Cada paso que han ido dando ha sido para encubrir, para embarrar", sostuvo, agregando que "No hay que matarla más a Nora ya, ya está muerta (...)  Los hijos también la han matado, cada aniversario la matan".

¿Iba a ser otro perejil?
Al ser consultado sobre dicha posibilidad, el testigo contó que seis años después del crimen de Nora se enteró que Macarrón lo había querido involucrar en el crimen. "A mí el único que me sentó en un escritorio fue Rafael Sosa (ex comisario) para apretarme y decirme que yo era un drogadicto, que estaba en el tráfico de drogas, que le pegaba a las mujeres (...) pude ser el otro perejil", sostuvo, y confesó que ése era su mayor temor.  

"Macarrón es un hijo de puta", sostuvo al recordar que el viudo lo había vinculado con el homicidio de la mujer, "seguramente para salvarse ellos", agregó Rosales.

"Yo creo que Macarrón tiene toda la responsabilidad (sobre el crimen). No le creo a Macarrón, ni siquiera la afección que tiene", sostuvo el testigo, haciendo referencia al problema cardíaco que le impidió al imputado estar presente en las últimas audiencias, incluida la de este martes.

 
Además, Rosales criticó a los jueces y fiscales, diciendo que hace 10 años deberían haber resuelto el crimen: "vinieron a boludear", sostuvo, agregando que embarraron todo. 

"Acá el único que quería saber la verdad fue el único boludo que terminó poniendo plata, para resarcir a los hijos de Macarrón que se sentían agraviados por la investigación de Vaca Narvaja (se refiere al periodista Hernán Vaca Narvaja). Es una ironía, es que te manden al jardín con el Padre Grassi", comparó Rosales.

"Nora era una persona excelente, solidaria", agregó el testigo, indicando que le dolió "como una cachetada" que las referentes de los colectivos feministas no pongan su nombre como víctima de violencia de género.  

Los otros testigos
Además de los mencionados testigos, está previsto que este martes declaren María Isabel Aguerre de Márquez, quien fue parte del grupo que integró la comitiva que disputó el torneo de golf en Punta del Este el fin de semana del crimen de Nora, donde compitió el acusado Macarrón.

También fueron convocados Martín Almagro, el suboficial Daniel Fernández y Pablo González.

Cabe recordar que ya declararon 69 testigos ante el tribunal popular que juzga a Macarrón por el delito de "homicidio calificado por el vínculo, por alevosía y por precio o promesa remuneratoria en concurso ideal".

Fuente: Puntal AM

Te puede interesar