Criptomonedas, Bitcoin y NFT: La nueva brecha digital que amenaza al mundo

ECONOMÍA 26/12/2021 Por Patricio Cavalli*
criptomonedas-bitcoin-60000

Fueron las palabras de moda en todo el mundo: Criptomonedas, Cryptocurrencies, Bitcoin (y sus variantes: Dogecoin, Ethereum, etc…) y los más novedosos NFTs.

En el mundo de los negocios digitales, y por definición en el mundo en general, se ha sumado una nueva -y temible- brecha tripartita: sociedad, economía y digitalización.

 

Según la Digital Future Society (Octubre 2021): “Las nuevas tecnologías deben empoderar a los ciudadanos en lugar de ampliar la brecha digital. ¿Qué nuevas formas de colaboración se necesitan para salvar las brechas digitales? ¿Cómo pueden los gobiernos proteger mejor a los trabajadores en el nuevo paradigma laboral?”

 

Esas preguntas de la DFS son las que debe responder no solamente los gobiernos y ONGs, si no todo el resto de la sociedad.

 

Pensémoslo así: según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (2019) “El acceso a Internet nos ha permitido a muchos seguir adelante con nuestras vidas a pesar de la pandemia gracias a modalidades como el teletrabajo o la educación online, pero la realidad no es igual en todo el mundo. De hecho, casi la mitad de los habitantes del planeta —alrededor de 3.600 millones de personas— no tiene siquiera acceso a la red (…) La desigualdad en el acceso a Internet y las TIC se conoce como brecha digital y afecta al 52 % de las mujeres y al 42 % de los hombres del mundo. Esta grieta se torna aún más profunda cuando hablamos de regiones: según datos extraídos del portal Internet World Stats a mayo de 2020, en África solo el 39,3 % de sus habitantes viven conectados, frente al 87,2 % de los europeos y el 94,6 % de los norteamericanos.”

 

Es decir, hay dos mundos enfrentados: quienes tienen acceso a la digitalización y quienes no. Pero ahora sumamos uno más: el de quienes pueden acceder a esas nuevas formas de hacer negocios digitales a través de la tecnología. Una cosa es tener acceso a internet y poder informarse o estudiar, y otra muy distinta es poder transaccionar, hacer negocios, generar riqueza y hacer crecer el capital a partir de ellas.

De la misma manera que hace siglos no era lo mismo ser un labriego que el dueño de las herramientas (ni hablemos del latifundio), no es será igual en el futuro poder conectarse a internet y hacer un algo más, que poder transaccionar con activos digitales auto generados, monedas no reguladas y transacciones económico/financieras de alta velocidad.

 

Lo cierto es que en el mercado, todos buscan encontrar y potenciar su alfa. Y la tecnología está permitiendo encontrar alfas nuevas. Pero para evitar que esta búsqueda se convierta en un generador de diferencias insalvables en la sociedad. Porque en un mundo complejo, volátil y pandémico, esa diferencia es sumarle más pólvora a un barril socio-económico altamente complejo y -lamentablemente- explosivo.

 

La gran pregunta entonces es: ¿Dónde están los gobiernos, las políticas públicas y las formas de crear inclusión real y mayor riqueza? Bueno, por el momento, brillan por su ausencia. Y las consecuencias se verán en breve. Y excepto a aquellos que estén protegidos por una muralla de oro y bitcoin, no parece que serán buenas.

 

Asesor en negocios digitales y docente universitario. Para ámbito Financiero de Argentina

Te puede interesar