Vecinos se movilizan por la falta de avances en la causa Taym

PROVINCIALES Por Ramiro FORTIS
Próximo a cumplirse cuatro años del derrame, vecinos de Parque Santa Ana protestan este lunes en los tribunales de Alta Gracia para exigir la elevación a juicio de la causa Taym
taym

En el Día Mundial del Agua y a cuatro años del desastre provocado por el derrame de residuos tóxicos en la planta Taym, vecinos de Parque Santa Ana protestan este lunes frente a la fiscalía de Alejandro Peralta Ottonello, en Alta Gracia, para reclamar mayor celeridad en la causa que investiga el presunto delito de contaminación ambiental. 

Liliana Lacombe, abogada y vecina de esa localidad próxima a la ciudad de Córdoba, dijo este lunes que la protesta frente a las oficinas judiciales es a fin de solicitarle al fiscal "la inmediata elevación a juicio" de la causa.

"En estos cuatro años de investigación está más que probado el delito de contaminación y las responsabilidades empresariales y políticas", planteó esta mañana Lacombe en declaraciones radiales.

A la vez, denunció "el sistemático encubrimiento por parte del fiscal anticorrupción, Franco Mondino, que en estos cuatro años no ha avanzado en la causa y no ha llamado a indagatorias ni ha imputado a los responsables políticos, que siguen ostentando cargos públicos pese a que numerosas prueban indican su responsabilidad en este desastre ambienta".

"Recordemos que fue el propio gobernador (Juan) Schiaretti quien prometió a todos los cordobeses que debía caerle todo el peso de la ley. Pero hoy solo tenemos dos empleados de la planta imputados", señaló.

El colectivo de vecinos autoconvocados que se conformó en octubre de 2016 para resistir la instalación de un megabasural cercano al pueblo, difundió una nota para recordar que el derrame de residuos tóxicos que se produjo en la planta Taym, tras la inundación del 28 de marzo de 2017,  "más de un millón y medio de personas podrían haber consumido agua contaminada".

"No se ha calculado aún la cantidad de hectáreas afectadas por la inundación que arrastraba residuos peligrosos, ni dimensionado la afectación de napas ni del propio canal que riega las huertas del cinturón verde inundado por la escorrentía envenenada. Los contaminantes no degradables, como los metales “pesados” arrastrados por la escorrentía, continúan dispersos en un territorio indeterminado. Por lo que el delito no ha cesado y continuará afectando a las futuras generaciones", denuncian los vecinos.

Fuente: Hoy Dia Cordoba

Te puede interesar