El Gobierno aclara que no restringirá la compra de dólar ahorro

ECONOMÍA Por Heretz Nivel
Fuentes del Gobierno informaron que no se piensa en restringir la compra de dólar ahorro y que se seguirá con el cupo de 200 dólares.
0037957447

Sorpresivamente en horas de la tarde de este sábado fuentes del Ministerio de Economía se ocuparon de aclarar que “Continúa la operatoria de dólar ahorro vigente”, es decir “no hay cambios” y aquellos interesados en adquirir dólares “podrán continuar haciéndolo por hasta u$s 200 mensuales”.

Es más, enfatizaron que “no solo sólo que no se piensa en restricciones”, sino que se aguarda que, “luego de las operaciones de pasivos que se realizarán durante este mes”, en referencia a los canjes ley Nueva York; deuda en dólares ley argentina; subasta de deuda en la que podrán integrarse con pesos compras de hasta u$s500 millones, que fuera aprobado por la Ley de prórroga del Presupuesto, “se estabilizará el frente cambiario”. Desde ya, estiman que dicha estabilización se producirá “una vez que se efectúen todas estas operaciones de pasivos”.

Esta aclaración de fuentes de la cartera económica responde a que durante la mañana de ayer, el presidente Alberto Fernández, en un reportaje radial admitió que: “la gente compra 200 dólares por mes y eso genera una demanda muy grande de pequeños ahorristas. Hoy por hoy es un problema esos pequeños ahorristas. No son sumas tan importantes, pero son un problema, 200 más 200 más 200...", dijo el Presidente en declaraciones a radio La Red.

Cuando le fue consultado sobre la posibilidad de restringir esa compra, el mandatario dijo que "lo vamos a ver, lo estamos estudiando" y anticipó que mantendrá en Olivos una reunión con Guzmán: "Son cosas que tenemos que hablar", dijo.

El primer mandatario mantuvo dicho encuentro con el ministro y según informaron a Ámbito fuentes oficiales, “repasaron todos los temas” y dentro de ellos la mayor demanda de divisas. Un tiempo después se conoció por parte de fuentes del Palacio de Hacienda, la aclaración de que “no hay ninguna medida en estudio que vaya en la dirección de disminuir o impedir la compra de dólares ahorro”.

Tanto las declaraciones presidenciales como las que previamente había formulado la vicejefe de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, al indicar que en lo que respecta al mercado cambiario y de la cuenta capital, el país "va a necesitar regulaciones por un tiempo" provocaron inquietud en el sentido de que, a partir del martes, podría limitarse el acceso a la compra de los 200 dólares o establecerse mayores limitaciones a los sectores que demandan divisas para pagos en el exterior.

Sin embargo, otras fuentes consultadas por Ámbito del gobierno, insistieron en que “la compra de los 200 dólares no se toca” aunque admitieron que si pondrá más “atención” en observar los manejos que suelen darse cuando existen controles para acceder a la compra de divisas, como “se hizo cuando detectaron la utilización de terceros para la compra de los 200 dólares”.

"Argentina va a necesitar regulaciones tanto de la cuenta capital como del mercado cambiario por un tiempo. Cuánto, no lo sabemos, pero no va ser ni hoy ni mañana que liberemos el mercado cambiario", aseveró Todesca en declaraciones radiales. El equipo económico del gobierno sostiene que es necesario ir confluyendo a un “equilibrio entre tasa, tipo de cambio y regulación”.

Preocupación

De todas maneras, en el gobierno es creciente la preocupación del Gobierno por la evolución del dólar. Los funcionarios ponen la lupa en la brecha - del orden del 70 a 80%- que se registra entre el tipo de cambio oficial y las versiones alternativas de la divisa (operaciones con títulos a través del Contado con Liquidación o el dólar blue). La decisión de las autoridades es mantener los controles cambiarios, señalaron fuentes oficiales a Ámbito, pero la opinión no es coincidente en cuanto a los tiempos.

El titular del Banco Central, Miguel Pesce, como es inherente a su función, es partidario de acentuar el cepo cambiario, dada la perdida de reservas que se viene registrando. Cabe recordar que la compra de los 200 dólares permite obtener divisas a unos 100 pesos por dólar cuando el paralelo la cotización se ubica en torno de los 130 pesos.

Por esta razón las compras minoristas van en aumento: se especula en el mercado que el mes pasado casi 4 millones de personas habrían comprado hasta 200 dólares, de donde la sangría por esta vía podría llegar a los 800 millones de dólares mensuales, cerca de la mitad de todo el superávit comercial.

Los últimos datos oficiales dados a conocer por el Banco Central señalaron que alrededor de 3.300.000 personas compraron dólar ahorro, representando un incremento de 37%o con respecto al mes anterior.

De esta forma, el BCRA no logra recomponer sus reservas en divisas en momentos en que los activos netos rondarían sólo los 10.000 millones de dólares, de acuerdo con cálculos privados.

Pero en lo inmediato el Ministerio de Economía no está en favor de acentuar los controles. Si bien en el Palacio de Hacienda reconocen el problema, se considera que en medio de la renegociación de la deuda con los acreedores privados sería contraproducente introducir nuevas restricciones a los movimientos de capitales, sostienen fuentes de la Casa Rosada.

Lo que resulta llamativo es que la brecha entre el oficial y el paralelo sea tan elevada en momentos en que la mayoría de los analistas no observan una apreciación excesiva del peso.

En este sentido, un reciente informe de la Fundación Mediterránea considera que “si bien actualmente el valor del tipo de cambio oficial en términos reales se encuentra en niveles razonables, otras mediciones (Paridad de Poder de Compra ajustado por productividad) muestran un atraso del orden de 10%”.

Nadie quiere los pesos

No obstante, y más allá de la opinión de los economistas, la realidad es que tanto los particulares como las empresas muestran avidez por dolarizarse. Así, se señala que “nadie quiere tener pesos” y por esta razón las empresas que están en condiciones de adquirir insumos atados al valor del dólar adelantan sus compras y los proveedores, por el contrario, demoran las entregas.

El campo retiene la cosecha con la expectativa de un salto en el tipo de cambio y en el mercado, se comenta, tienden a proliferar prácticas irregulares como la sobrefacturación de importaciones, la subfacturación de exportaciones o la contratación de servicios inexistentes al exterior (para realizar el pago con el dólar oficial y recibir como contrapartida divisas por el blue).

Si bien el Banco Central ha ido aumentando la tasa de interés en pesos, las condiciones financieras del mercado local desalientan la tenencia de moneda nacional.

Hoy para grandes depósitos las empresas obtienen rendimientos del orden del 25% anual, muy por debajo de la inflación proyectada y de la devaluación esperada (el rédito que obtienen en fondos comunes de inversión es menor).

En consecuencia, la mayoría de los analistas esperan que en algún momento pueda haber nuevas restricciones cambiarias. Al respecto, cabe señalar que hasta el Fondo Monetario Internacional ha señalado en recientes documentos que, en las actuales circunstancias, los controles a los movimientos de capitales son necesarios en la Argentina.

Con información de www.ambito.com sobre una nota de Liliana Franco

Te puede interesar