La Provincia contrató a empresa a la que se vincula con José López

POLÍTICA Por Ignacio VÉLEZ
El Gobierno cordobés le pagará 8 millones de pesos a Andes Consultora por "asistencia técnica" para obras en la ruta 5. La firma es de Guillermo Fernández, sindicado de ser testaferro del funcionario de los bolsos en el convento.
jose-lopez

El Gobierno provincial contrató por compulsa abreviada para la “asistencia técnica” de la obra de ensanche de un tramo de la ruta 5 a una empresa a la que se le adjudica vinculación con José López, el condenado exfuncionario kirchnerista al que se descubrió escondiendo bolsos con millones de dólares en un convento.

El Boletín Oficial de la Provincia publicó el lunes de esta semana la resolución del Ministerio de Obras Públicas del 13 de marzo pasado, en el cual se contrata a Andes Consultora para tareas de asistencia técnica en la ampliación de la ruta 5 variante Alta Gracia entre Los Aromos y Villa Ciudad de América por un monto de 8 millones de pesos.

Esa tarea no es la realización en sí misma de la obra si las tareas de consultoría, que han sido puesto más de una vez bajo la lupa en diversas obras públicas.

No hubo licitación si no que se le pidió precios a tres empresas. Andes Consultora es la que ofertó menos, según el decreto, que no cita a las dos restantes.

La firma no tiene siquiera página web y ha venido realizando tareas en La Rioja y Santiago del Estero.

"Ñoqui" exitoso

El vicepresidente y propietario de Andes Consultora es Guillermo Eduardo Fernández, un santacruceño a quien en su momento lo denunciaron de ser testaferro de José López.

Fernández, a quien apodan “el Ñoqui” desde su adolescencia y no por su perfil laboral, comenzó siendo empleado de una constructora en Río Gallegos y de joven pasó a integrar el primer gobierno de Néstor Kirchner como gobernador de Santa Cruz, allá por 1991. Dependía de López, que estaba a cargo de Vialidad en aquella gestión.

 

Cuando Kirchner llegó a la Presidencia, en 2003, “el Ñoqui” Fernández siguió desempeñándose bajo la órbita de Julio De Vido y José López. En la Nación, estaba a cargo del fondo fiduciario del gas y de obras para el interior.

El escándalo del caso Skanska, la denuncia por pago de coimas para la construcción de gasoductos, generó su salida del Gobierno nacional.

Pero el paso por la gestión pública convirtió aquel joven empleado de una constructora santacruceña en un multimillonario empresario.

Apareció como titular de empresas off shore, propietario de condominios en Miami valuados en más de 3 millones de dólares y desarrolló el consorcio empresario Andes, que consta de: Imobiliaria de los Andes, Andes Food, Andes Consultora SA y Andes Mediciones y Servicios.

La sede de estas empresas estaba en el mismo edificio que otras a las que se vinculó a Carlos Zannini en el caso de los Cuadernos.

Fernández posee cuatro propiedades en el country Ayres de Pilar y ha compartido actividades en Argentina y Uruguay con el financista Ernesto Clarens, acusado de ser el nexo para las coimas en la obra pública durante el kirchnerismo.

 

Sin registros

La diputada nacional de la Coalición Cívica Mariana Zuvic fue una de las primeras en alertar sobre el crecimiento patrimonial de Fernández y lo acusó en 2018 de ser el testaferro de José López, quien por ese entonces, ya estaba preso con numerosas causas en su contra y tras haber sido encontrado tratando de ocultar millones de dólares en bolsos y armamento en un convento de General Rodríguez.

A partir de allí, “el Ñoqui” Fernández eliminó todas sus redes sociales y casi no hay registros fotográficos suyos.

Fuente: El Doce

Te puede interesar