"Pescan" a banda que traficaba langostinos desde Argentina hacia Brasil

La organización delictiva tenía en su poder más de 12 millones de toneladas en mercadería que pasaban de un país a otro sin permiso aduanero. En el operativo en que se arrestaron a cinco personas, se incautaron unos 15 millones de pesos.

Una banda acusada de contrabandear langostinos entre Argentina y Brasil fue desbaratada por la Policía Federal Argentina (PFA), tras realizar unos 20 allanamientos en cuatro provincias, donde fueron incautados 12 toneladas de mercadería y 15 millones de pesos, y en los que resultaron detenidas cinco personas.

El operativo que permitió desarticular esta organización fue bautizado "Bubba Gamp", y lo llevó a cabo personal del Departamento de Delitos Federales de la Policía Federal en localidades de Misiones, Buenos Aires, Santa Cruz y Chubut.

Fuentes policiales informaron que "tras un análisis de las incautaciones de langostinos en la frontera con Brasil, país que cuenta con una prohibición de importación de esa especie, se logró establecer que la mercadería era de origen argentino, sin contar con los permisos aduaneros y fitosanitarios para ser exportados".

A partir de este hallazgo, la Aduana Argentina radicó una denuncia en el Juzgado Federal de la localidad misionera de Eldorado, y en el marco de la investigación se estableció que dicha organización "transportaba los langostinos desde su zona productora", en las provincias de Santa Cruz y Chubut, "en camiones con documentación apócrifa".

 Los langostinos eran empacados y llevados a través de camiones.
Los cargamentos tenían como escala distintas plantas de procesamiento ubicadas en el Gran Buenos Aires y en Mar del Plata, "donde los crustáceos eran acondicionados en empaques" que facilitaran su salida del país.

Según la investigación, el destino posterior de la mercadería eran las localidades misioneras fronterizas de Bernardo de Irigoyen, "donde finalmente era cruzada vía terrestre al país vecino, como también mediante balsas desde puertos clandestinos de la ciudad de El Soberbio".


"Durante la investigación, no solo se detectó un millonario perjuicio al estado en la evasión de tributos aduaneros, sino también en la salud de los consumidores de los langostinos y otras especies de pescados, ya que se detectaron irregularidades en el almacenamiento, manipulación y transporte de dicho producto", informó Prefectura.
A partir de 18 allanamientos ordenados por el juez federal de Eldorado, Miguel Angel Guerrero, se logró la detención de cinco personas y el secuestro de 12 toneladas de langostinos, valuadas en 5 millones de pesos, vehículos, computadoras, 15 millones de pesos en efectivo "producto de la comercialización de la mercadería", y documentación de importancia para la causa.

Fuente: Cronica

Te puede interesar