Sin escrúpulos: millonarios compraron respiradores para sus mansiones

Ante el avance del coronavirus, llamaron a las empresas locales para montar terapias intensivas preventivas en sus viviendas. El gobierno, en paralelo, prohibió la venta al exterior para asegurar el abastecimiento loca
produccion_respiradores_si_crop1585010493795.jpg_1734428432

Cuando la pandemia provocada por el coronavirus comenzó a ser una realidad más que cercana en la Argentina, el principal fabricante de respiradores del país comenzó a recibir pedidos extraños. Varios millonarios llamaron para comprar uno. Planeaban instalar en sus casas terapias intensivas preventivas para salvar sus vidas en caso d. contagio. 

Tecme, la fábrica de Córdoba que recibió los llamados, en enero de 2020 tenía capacidad para fabricar 50 por mes. Fue en ese momento en que el teléfono comenzó a sonar más. Ahora, en plena cuarentena obligatoria, de la planta del Barrio Los Boulevares salen por semana 130 respiradores mecánicos para terapia intensiva. 

 Algunos millonarios pretendieron montar unidades de terapia intensiva en sus mansiones.
Las entregas son todos los viernes y van para el Estado Nacional. La primera partida estuvo lista el 20 de marzo y se repartió en las provincias de Buenos Aires, Chaco y Tierra del Fuego. Desde la semana pasada, el gobierno argentino prohibió la venta al exterior para asegurar el abastecimiento local. A cambio financió a las tres empresas que funcionan en la Argentina. “Es la única forma en que haya una distribución equitativa en el país”, explicó una alta fuente del gobierno nacional. Según cuentan la decisión se aceleró cuando el Ministro de Salud Ginés González García se enteró del aumento de pedidos de privados “insolidarios” a la fábrica de Córdoba. 

 
La demanda mundial de respiradores se debe a que el aparato puede ser la diferencia entre la vida y la muerte en pacientes de riesgo con Covid-19. En el sector público hay 8.900 respiradores con camas útiles. El objetivo es llegar a 10.000 a fines de abril, cuando se estima que la pandemia tocará su pico. 

La demanda mundial de respiradores se debe a que el aparato puede ser la diferencia entre la vida y la muerte en pacientes de riesgo con Covid-19.  
Guzmán: "La salud es la prioridad número uno, después proteger a los más vulnerables"
La otra carta que se acaba de jugar el gobierno nacional fue enviada a Beijing. Después de varios intentos con la embajada china en Buenos Aires, el domingo 22 de marzo -antes del feriado puente en cuarentena obligatoria- el presidente Alberto Fernández decidió escribir al premier Xi Xiping. El razonamiento en la Quinta de Olivos fue que en China ya pasó la peor parte de la pandemia y, por lo tanto, es el único lugar del mundo que tiene respiradores sin usar. En la carta, le pidió 1.500 respiradores para cuando el pico de la pandemia llegue a la Argentina. 

Fuente: Cronica

Te puede interesar