El Inmobiliario municipal aumentará hasta un 55% en 2023

CÓRDOBA 25 de noviembre de 2022 Por Gregorio Jorge VÉLEZ
muni-750x561

La Municipalidad de Córdoba aplicará desde 2023 incrementos de hasta un 55% en la tasa que grava los inmuebles edificados, y llegarán hasta 90% para el caso de los baldíos. No obstante, el promedio será de 44% para los primeros.

En el caso del tributo a los automotores, el incremento promedio será de 49% con tope en 54%. No habrá modificaciones en las alícuotas de la contribución de Comercio e Industria. Los datos aparecen reflejados en el proyecto de Presupuesto 2023 que el intendente Martín Llaryora envió al Concejo Deliberante para su tratamiento, junto a la Ordenanza Tarifaria Anual (OTA) y al Código Tributario.

El proyecto estima ingresos totales de 221.681 millones de pesos, de los cuales 141.903 millones provendrán de recursos propios y 79.781 millones de “otras jurisdicciones”. En paralelo, autoriza gastos totales de 225.850 millones de pesos. De éstos, 174.539 millones corresponden a erogaciones corrientes y 51.311 millones a gastos de capital.

De esta manera, el resultado del ejercicio será de 4.166 millones de pesos negativos, esto es, con déficit que se cubrirá con la emisión de deuda. El rojo estimado será equivalente a 1,8% del gasto total, convalidando así un sendero de reducción del déficit que en 2019 fue de 8,2% de las erogaciones totales.

La recaudación propia prevista se apoyará particularmente en el aporte de la tasa de Comercio e Industria que, según indica el proyecto, no tendrá cambios en las alícuotas vigentes. De hecho, el incremento de los ingresos por esa vía llegará por la suba de precios y eventualmente por la mayor actividad, reveló ayer en un informe el diario Comercio y Justicia.

En cuanto a los tributos patrimoniales, el Inmobiliario tendrá aumentos escalonados según la categoría de la propiedad. Así, para la categoría 1 el alza será de hasta 55%, porcentaje que también alcanzará la 2. En el caso de la 3, para las zonas 4 y 5 la suba tendrá un máximo de 50%, mientras que para las zonas 1 a 3 alcanzará hasta 45%. Finalmente, para la categoría 4 el incrementó llegará hasta 40%. El aumento promedio para la tasa inmobiliaria para bienes edificados será de 44%.

Por su parte, para los terrenos baldíos, para las zonas 1 a 5 llegará hasta 80%, y hasta 95% para las zonas 6 a 7. Se trata en este último caso de lotes ubicados en countries y barrios cerrados. “La idea es incentivar la construcción y ‘castigar’ los terrenos ociosos”, resaltaron. En el Ejecutivo aclararon que es probable que muchos cedulones lleguen con aumentos mayores, producto de que esas propiedades pueden haber sumado metros construidos o haber sido recategorizadas. Por lo demás, se mantiene el premio de 10% al contribuyente cumplidor y de 20% por pago en una sola cuota.

En cuanto al Automotor, la suba promedio del cedulón será de 49%, con tope en 54%. “Si aplicásemos sin más los aumentos en el valor de los rodados, los aumentos en algunos casos superarían 100%”, aclaró una fuente consultada.

Plan de pagos
En tanto, el municipio lanzará en breve un nuevo plan de facilidades de pago para cancelar deudas pendientes de los diferentes tributos. “La idea es que quienes arrastran alguna deuda puedan regularizar su condición y así poder beneficiarse con el descuento por contribuyente cumplidor”, explicaron. No obstante, no se mencionó desde cuándo regirá el plan y cuáles serán sus características, esto es, plazos, tasas y qué tipo de deuda se podrá ingresar por ejemplo, de este año o anterior al 31 de diciembre de 2021.

Gastos
En cuanto a la política de gastos, los destinados a servicios sociales representarán 61% del total. En tanto, los servicios económicos insumirán 21%, los orientados a la administración central 13% y, finalmente, para el pago de deuda irá 4% de las erogaciones. El aumento del gasto social será de 13% en términos reales con relación al que se terminará ejecutando en 2022.

Evidentemente, la partida que mayores recursos exigirá será la destinada al pago de sueldos, que representará 47% del total. En tanto, la pauta para obra pública será equivalente a 22,7% de todas las erogaciones, por debajo del 25,1% de este año, que será récord histórico.

De hecho, en el Ejecutivo destacan que en los cuatro años de la gestión de Martín Llaryora, la inversión en obras será de 138.484 millones de pesos, a valores constantes de la fecha.

En paralelo, habrá un presupuesto específico para políticas ambientales que alcanzará 89.750 millones de pesos, 35% mayor en términos reales que el de 2022. También habrá partidas para políticas de desarrollo productivo y, en la misma línea, para políticas con perspectiva de género.

Por lo demás, el servicio de higiene urbana a cargo de las prestatarias llegará a 33 mil millones de pesos y subirá “en línea con la inflación”, aseguró una fuente.

Mientras, también se reservarán partidas para subsidiar el transporte urbano por un total de 3.500 millones de pesos. En el Ejecutivo admitieron que ese monto podría variar en función del contexto macroeconómico del país y si las provincias resuelven elevar su aporte. “Esta administración no va a dejar de sostener al sistema de transporte mientras se gestionan fondos de otras jurisdicciones”, aclararon.

Endeudamiento
La autorización para emitir instrumentos para captar financiamiento mediante letras del Tesoro será inferior en términos reales al avalado para este año. “La estrategia es colocar dos letras por 2.000 millones de pesos cada una”, indicó una fuente, quien señaló que será mediante esas herramientas que se buscará cubrir el déficit previsto para el año próximo.

Fuente: hoy dia

Te puede interesar