Luis Juez: “La gente la está pasando muy mal. Hay mucho fanatismo y la violencia viene desde arriba"

Uu_AbY8xP_1200x630__1

Luis Juez y Pilar Rahola protagonizar este sábado un tenso momento en “La Noche de Mirtha”. Fue cuando el senador del Pro aseguró que “ningún argentino puede decir que la democracia le cambió la vida”. La analista y exdiputada española lo cruzó de inmediato y le advirtió que no estaba de acuerdo con esa consideración.

“La gente la está pasando muy mal. Hay mucho fanatismo y la violencia viene desde arriba. Uno ve que el que tiene el poder cree que tiene la razón, pero no es así. Quieren imponer la razón con la fuerza y eso la sociedad lo nota” comenzó el análisis del dirigente cordobés en el programa que se emite por El Trece.

Y luego agregó: “Vamos a cumplir 40 años de democracia y puedo garantizar que ningún argentino puede decir que la democracia le cambió la vida”.

“Se nos cayó la clase media, una clase aspiracional, que pretendía cosas para sus hijos y hoy no está pasando”, argumentó el exembajador argentino en Ecuador.

La periodista y escritora española no pudo contener el impulso y lo cruzó con dureza. “Yo no puedo aceptar esa frase, perdóneme. La democracia siempre salva la vida, respecto a las dictaduras”, aseveró.

Juez intentó edulcorar su afirmación con una explicación no demasiado clara: “No, estoy diciendo que, si comparamos el estándar de vida de 40 años atrás con el de ahora, sinceramente, con la mano en el corazón, si queremos hacer una profunda autocrítica... Si no vamos a hacer una autocrítica no vamos a arrancar nunca. Si creemos que está todo bien, bueno, olvidate”.

La conversación luego se posó sobre la figura de Cristina Kirchner. Rahola sostuvo que la vicepresidenta tiene “capacidad para dominar” y Juez respondió que, en realidad, la expresidenta cuenta con “capacidad para instalar el miedo” y que eso “te paraliza”.

“Eso es porque el nivel de la sociedad está bajito”, dijo al pasar la analista española. Un tema que minutos abordaría nuevamente.

Juez se refirió entonces a la resolución de la Corte sobre su designación en el Consejo de la Magistratura: “Yo lo estoy viviendo estos días con el tema de la Corte, hace siete meses Cristina hizo una maniobra horrible: dividió a su bloque y dijo ahora me voy a quedar con el lugar de la minoría. En soledad y en silencio continuamos el tema, perdimos en primera instancia, en la Cámara Contenciosa y la Corte esta semana dijo ‘tienen razón’”.

"Le dijeron a la presidenta del cuerpo, que es Cristina, ‘así no, hay un mecanismo y un procedimiento’. ¿Cuál fue su respuesta? ‘No voy a cumplir’. Si la vicepresidenta de la nación baja ese mensaje... Las órdenes judiciales no se discuten, se cumplen, aunque te puede no gustar", remarcó.

Rahola volvió entonces sobre sus pasos y realizó una aclaración. "Cuando una sociedad considera que haber protagonizado desde el Gobierno el escándalo de corrupción más grande de Latinoamérica no tiene costo político y puedes continuar siendo vicepresidenta y alentando a las masas diciendo que eres la madre del pueblo, es porque la sociedad civil está fallando", manifestó, también apuntando contra la vicepresidenta.

Después del desacuerdo, el acuerdo
Juez y Rahola tuvieron más tarde un punto de encuentro al hablar sobre la vacunación en el momento más crítico de la pandemia de covid-19 y, principalmente, sobre la de su hija Milagros, quien padece parálisis cerebral.

“Tuvimos que suplicar las vacunas para nuestros hijos discapacitados. Humillarnos, mientras la casta política se vacunó toda, de un lado y del otro. Ginés, el vacunatorio VIP en mi provincia tuvimos que ir a la justicia federal a denunciar la lista de vacunados VIP. Ministros, secretarios, familia. Los tipos me decían, ‘vos que la tenés a Milagros, hablá por nosotros’. Les decía ‘mirá, cuando yo hablo se ensañan con mi hija’”, graficó el cordobés.

Mirtha Legrand le preguntó entonces al senador si lo acusaban de “usar a su hija”. Y respondió, con los ojos vidriosos. “No me voy a callar, porque tengo la posibilidad de hablar. Me dicen que la uso, pero yo hablo por muchos chicos que no pueden hablar. En este país los discapacitados no tienen acceso a nada. Están invisibilizados”, expresó.

Rahola, ya lejos de la confrontación inicial, lo detuvo. “No te justifiques. Acabamos de vivir un momento de emoción cuando trataron el tema. Estás con una emoción de un padre que sufre. Cuando uno tiene un problema o una dificultad como esa, quién mejor para hacer de vocero”, le dijo.

Con información de Clarín

Te puede interesar