Acusan a dos rugbiers de desfigurarle el rostro a un joven en una fiesta clandestina

NACIONALES Por Ramiro FORTIS
Un estudiante de abogacía denunció que mellizos lo golpearon, provocándole graves lesiones. Todo ocurrió tras una reunión en un balneario de Claromecó.
claromeco-rugbiers-pelea

Una fiesta clandestina en Claromecó, localidad costera ubicada al sur de Buenos Aires, terminó con una pelea donde un joven denunció a dos hermanos rugbiers de haberle desfigurado el rostro.

Todo comenzó cuando Felipe Di Francesco juntaba botellas y latas de la playa para quitar la mugre que había quedado de la fiesta. Es allí cuando le solicita a un grupo de personas que lo ayuden, ya que estaban ensuciando en lugar de limpiar. Allí se produjo una discusión pero no hubo golpes.

Luego, siempre según el relato de Di Francesco a TN, cuando estaba por subirse a su camioneta para retirarse, fue emboscado por los hermanos Lucio e Ignacio Cozzi.

"Tuvieron una actitud cobarde. Después del primer golpe quedé inconsciente. Tengo aparentemente el tabique fisurado en dos partes. Los dientes están rotos. Tengo un hematoma en el ojo izquierdo y una pérdida de vista importante", relató el joven estudiante de abogacía.

"Le pegaron de callado, de cobardes"

Guillermo Di Francesco, padre de la víctima, habló con el medio local La Voz del Pueblo y dijo: “Estaban en la fiesta, cuando se empieza a ir la gente, ellos juntan la mugre que hay en la playa y vinieron estos pibes, borrachos, agarraron la caja en la que juntaron la basura y la tiraron al fuego (de una fogata). Entonces mi hijo mayor le dice ‘no hagas eso, porque nosotros nos llevamos la basura’ y ahí le dicen ‘¿pero vos quién sos para decirme?’ y fueron y le pegaron al hermano. No hubo ninguna discusión, nada, pero le pegaron al otro que no tenía nada que ver”.

"Le pegaron dos trompadas de callados y, cuando se estaba cayendo, le pegaron otra más con la que les partieron todos los dientes. No fue una pelea, porque él (por su hijo) no es de pelear, le pegaron de callado, de cobardes”, agregó el padre de Felipe. Al mismo tiempo aclaró que los agresores son dos rugbiers que jugaron en Tres Arroyos en el Club Cazadores y La Plata

"Precisamos los informes médicos y lo vamos a llevar a la fiscalía para que esto no quede en la nada. Sobre todo por esta gente que, me dicen, que tiene antecedentes, no es la primera vez que lo hacen, son problemáticos, no les cabe en la cabeza", cerró el papá de la víctima.

Fuente: El Doce

Te puede interesar