Alberto Fernández anuncia esta tarde el envío del proyecto de ley de legalización del aborto

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
En el Gobierno apuntan a que se comience a discutir en diciembre en Diputados. Junto con la interrupción voluntaria del embarazo se enviará el Plan de los Mil Días que establece un acompañamiento de la maternidad y de los tres primeros años de vida de niños y niñas en situación de vulnerabilidad
GPBKX6CLRJHR5IBGZ2TMGNGKVE

En una jornada parlamentaria que estará marcada por el debate del impuesto a la riqueza en la Cámara de Diputados, Alberto Fernández anunciará esta tarde el envío del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo al Congreso Nacional junto con una iniciativa que establece un acompañamiento de la maternidad y de los tres primeros años de vida de niños y niñas en situación de vulnerabilidad.

Fue una promesa de campaña del Presidente de la Nación, que luego ratificó el 1° de marzo en la apertura de sesiones ordinarias. Sin embargo, la pandemia de coronavirus postergó su debate hasta este fin de año. La semana pasada, la secretaria legal y técnica, Vilma Ibarra, una de las personas de mayor confianza de Alberto Fernández, y una ferviente militante del aborto seguro, legal y gratuito, anunció que el proyecto ingresaría en noviembre con la intención de empezar a ser discutido a partir de diciembre, una vez incorporado el temario de sesiones extraordinarias.

“En la Argentina las mujeres se siguen muriendo por abortos mal practicados y muchas más siguen lesionadas de por vida. No he cambiado un ápice. Simplemente postergue el envío de la ley porque la pandemia debía tener toda nuestra atención. Pero la ley la vamos a mandar, por supuesto que sí”, había adelantado el Presidente el martes 13 de octubre en declaraciones a C5N.

Finalmente Alberto Fernández anunciará este martes por la tarde el envío de la iniciativa al Congreso. Los detalles del proyecto fueron analizados por el propio mandatario el pasado fin de semana, y desde su entorno confirmaron que hoy sería comunicado de manera oficial pese a que el Frente de Todos no tiene garantizados los votos necesarios en ninguna de las dos cámaras. La grieta no es partidaria, hay diferencias tanto en el oficialismo como en la oposición. Se prevé que la votación la definirían aquellos indecisos que aún no se han expresado.

En 2018, cuando Diputados dio una ajustada media sanción, el Senado frenó la ley por 38 votos contra 31. Dos años después quienes impulsan la legalización del aborto no sumaron mucho más a pesar del último recambio electoral. Contando estrictamente uno por uno serían 35 celestes y 32 verdes. Un ausente, José Alperovich (de licencia por una causa de violencia de género) que se descuenta a los “pro vida” y cuatro indecisos.

Los que aún no dicen qué votarán son Stella Maris Olalla, de la UCR de Entre Ríos; Lucila Crexell, del Movimiento Popular Neuquino, que está en una posición intermedia; Darío Kueider, del Frente de Todos de Entre Ríos; y Roberto Mirabella, del oficialismo de Santa Fe, que presentó su propio proyecto y se paró en el “ni”: si bien no se abstendrá, sólo votaría a favor con ciertas condiciones.

De todas maneras, el proyecto del Ejecutivo iniciará su debate en Diputados, donde la votación tampoco será fácil. El voto a favor está arriba por unos 121 contra 106. Sergio Massa, presidente del cuerpo, buscó mostrarse ecuánime y ya recibió a los colectivos de la campaña por el aborto y también a la unidad “provida”. El dato concluyente es que persisten 29 sin posición definida públicamente. De hecho hubo sorpresas en los últimos días cuando la chaqueña Aída Ayala anunció su cambio de postura. Votó a favor en 2018 y esta vez votará en contra. Dicen en Chaco que la ex intendenta se sintió presionada por los problemas judiciales que la aquejaban y accedió en aquel momento al pedido de sus compañeras de interbloque Karina Banfi y Silvia Lospennato. Sufrió al volver a su provincia donde pesa la voz de la Iglesia y además decidió en forma “inclaudicable” mantener sus propias convicciones religiosas. Aquella vez, antes de votar, Elisa Carrió puso un manto de sospecha sobre los cambios de último momento. Los verdes habían seguido trabajando mientras ella se retiraba a descansar y consiguieron lo que faltaba gracias al apoyo pampeano.

“Queremos discutir, persuadir, votar y hacer un debate respetuoso. Somos muy respetuosos de los disensos que hay en la sociedad y queremos que sea sin agravios, sin escraches de ningún lado, y saldar las cosas como se saldan en democracia”, planteó la semana pasada Vilma Ibarra.

Según precisó la secretaria legal y técnica, la normativa recupera los “consensos básicos” de las organizaciones que impulsan la legalización del aborto, por lo que “no habrá sorpresas”. El énfasis del texto estará “vinculado a la salud pública”, en referencia a que “el aborto clandestino en Argentina es un enorme problema”.

Junto con la interrupción voluntaria del embarazo, el Gobierno enviará también el Plan de los Mil Días, una iniciativa que establece un acompañamiento de la maternidad y de los tres primeros años de vida de niños y niñas en situación de vulnerabilidad.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar