Córdoba recupera la fuente de la Plazoleta del Fundador

CÓRDOBA Por Cristina MERCADO
La fuente de la plazoleta bautizada en honor al primer cordobés fue puesta nuevamente en funcionamiento, y vuelve a lucirse en el casco histórico de la ciudad.
f800x450-131195_182641_5050

A los pies de la figura del fundador la cámara se encontraba llena de escombros e inundada, su equipo de bombeo estaba inutilizado y el tablero desordenado y en partes desconectado. Se repararon los desperfectos técnicos y se reconstruyó la cámara de desagüe pluvial, se restauraron los muros y sellaron las múltiples fisuras.Además, la Municipalidad está recuperando otras fuentes que se encontraban abandonadas y en algunos casos fueron vandalizadas. “Estamos reparando la Fuente de los Niños y dos más que se encuentran en el Rosedal Jardín Florido. La intención es seguir con este plan para ir recuperando de a poco todas las fuentes que tenemos en la ciudad”, destacó Leandro Prone, director de Espacios Verdes dependiente de la Secretaría de Gestión Ambiental y Sostenibilidad.

Las fuentes que ahora decoran el paisaje urbano, representaban un problema sanitario por acumulación de agua estancada y, en consecuencia, la proliferación de insectos.

Plazoleta del Fundador

Al igual que La Docta, la Plazoleta Jerónimo Luis de Cabrera fue inaugurada un 6 de julio pero de 1955. Su emplazamiento adquiere relevancia no solo por enriquecer la visual del centro: Allí el fundador estableció la plaza mayor en la primera traza de la ciudad, que luego sería trasladada por Lorenzo Suárez de Figueroa.

En el lugar se encontraba el Seminario Nuestra Señora de Loreto, que desarrolló sus funciones hasta 1905. Luego se asentaron viviendas y negocios. Años después se expropiaron las tierras y el Seminario fue demolido.

En su centro se alza la figura de 2,70 metros de Jerónimo Luis de Cabrera realizada por el escultor cordobés Horacio Juárez. Detrás del fundador, la fuente tiene una placa con la fecha de la piedra fundamental del comienzo de las obras que datan del año 1941. Además se encuentra acompañada de cuatro alegorías que representan el trabajo en la ciudad, el campo, intelectual y artístico.

Fuente: El Diario de Carlos Paz

Te puede interesar