Misteriosa muerte de la única testigo del parricidio

Se trataba de una mujer que falleció en un incendio a las horas de ver a los hermanos de 21 y 27 asesinar a su padre. Investigan si el siniestro fue intencional.
ARCHI_683634

Pocas horas después de que dos hermanos de 21 y 27 años mataran a su padre en la localidad neuquina de Zapala, una testigo del crimen murió al prenderse fuego su casa.

La mujer habría visto a los dos jóvenes cometer el asesinato pero falleció en el incendio. Las autoridades y bomberos realizan las pericias correspondientes para averiguar si el siniestro fue intencional.

Orlando Jara, de 51 años, fue asesinado y decapitado este domingo a manos de sus hijos. Según relataron familiares de los imputados, el móvil del ataque fueron los reiterados maltratos a los que la víctima sometía a su esposa e hijos.

El episodio se produjo este domingo por la mañana, en el barrio Zona II. Tras una discusión con sus hijos, el hombre salió a la calle a los gritos y allí fue apuñalado y golpeado con un hierro por los dos jóvenes.

Los dos hermanos quedaron detenidos y acusados por el delito de "homicidio agravado por el vínculo".

Además, el fiscal Marcelo Jofré indicó que "hay testigos que han manifestado su temor” a los acusados y que, incluso, algunos de ellos tienen custodia policial desde ayer. Además, uno de los vecinos también manifestó que fue intimidado por uno de los imputados con un cuchillo.

En este marco, la Justicia de Garantías dispuso la prisión preventiva por sesenta días para ambos acusados y fijó un plazo de investigación de cuatro meses.

Fuente: Cadena 3

Te puede interesar