Financial Times pone en duda que la Argentina acuerde con el FMI: “Sus políticas son una locura”

ECONOMÍA 10 de noviembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
QRT3AA4DDFEX5OVAZYMKMQHCEM

El prestigioso periódico británico Financial Times publicó un extenso reportaje en la portada de su edición online en el que pone la lupa sobre las arduas negociaciones entre la Argentina y el FMI. El texto, que hace un repaso por las idas y vueltas del préstamo de USD 57.000 millones que concedió el organismo al país y la historia de la deuda en Argentina cita a fuentes cercanas a las conversaciones y a un funcionario que auguran dificultades para alcanzar un acuerdo que evite el default.

Con la firma de Michael Stott y Lucinda Elliot, editor para Latinoamérica y corresponsal para el cono sur del diario, respectivamente, el periódico dedicó al país su sección “Big Read” dedicada a reportajes en profundidad sobre distintos temas. La nota lleva por título “Argentina y el FMI: el inminente enfrentamiento por su rescate de 57.000 millones de dólares” y más allá de reponer la historia reciente reproduce declaraciones preocupantes de algunos de los negociadores.

“Me he vuelto cada vez más pesimista”, dice una fuente que el periódico describe como cercana a ambas partes en las conversaciones. “Ahora mismo, es tan incierto que podría pasar cualquier cosa”, agregó la misma voz.

En particular, un giro reciente del ministro de Economía, Martín Guzmán, es una de las principales fuentes de preocupación.

“Las personas informadas de las negociaciones están especialmente preocupadas por el hecho de que el ministro de economía Martín Guzmán, principal negociador de Argentina y anteriormente una voz moderada en el gobierno, haya endurecido su línea”, asegura el artículo.

En octubre, repone el Financial Times, Guzmán acusó al FMI de utilizar el préstamo para financiar la campaña electoral de Macri. “La razón por la que Argentina se enfrenta a un problema en su balanza de pagos en 2022 es precisamente por la presencia de los préstamos del FMI”, dijo en una entrevista con el mismo medio.

Este tipo de declaraciones, le aseguró al periódico británico la misma fuente cercana a las conversaciones, “afectan a la forma en que los accionistas del fondo ven al país. Hace que estén menos dispuestos a aceptar un programa”.

La misma fuente, incluso, descree de la plausibilidad de la aplicación de un programa aún si hay un acuerdo.

Un nuevo acuerdo con el FMI daría a Argentina dinero fresco para pagar la deuda existente con el fondo. Pero sería necesario revisar si el país ha cumplido con sus obligaciones antes de cada pago.

“Sería una auténtica pesadilla”, dijo. “Cada tres meses habría un pánico de morderse las uñas sobre si la revisión estaba en marcha y si la junta del FMI aprobaría un desembolso”.

El eje de los desacuerdos entre las partes está, del lado de la Argentina, en la búsqueda de una reducción de las sobretasas que paga por el préstamo y la aspiración de acceder a un programa a más de 10 años de plazo. Del lado del FMI, la adopción de un programa económico estricto es el principal reclamo.

En ese sentido, una segunda fuente cercana a las negociaciones citada por el medio británico aseguró que en las últimas semanas las probabilidades de un acuerdo exitoso disminuyeron, aunque admite que sigue siendo el escenario más probable.

“Las posibilidades de un acuerdo han disminuido significativamente”, cita el Financial Times. “Todavía lo pondría como el resultado más probable, pero hay algunas personas... que ya piensan que la probabilidad es mucho menor”.

“Es una especie de estrategia extraña en la que Argentina pone sobre la mesa algo que es muy difícil de cumplir para el fondo. Y lo tienen ahí como excusa en caso de que no haya acuerdo sobre un programa político”.

“Estoy bastante seguro de que Argentina entrará en mora [con el FMI], ya sea porque la negociación termine sin un programa o como parte de la negociación”, dice la segunda persona citada por el periódico especializado.

“Parece que hay una línea de pensamiento dentro del gobierno argentino de que los atrasos para el fondo son más costosos que para Argentina”, dice. “Así que podrían jugar esa carta durante un mes para ver si el fondo va a ceder en algunas de las demandas de Argentina... sus políticas son una locura”, concluyó la misma fuente.

Desafíos del Gobierno

La nota cita también a funcionarios y dirigentes opositores y oficialistas. El hoy canciller, Santiago Cafiero, confirma la posición beligerante del Gobierno para con el Fondo.

“El préstamo del Fondo fue muy obviamente para financiar la campaña de Macri”, dijo Cafiero. “El mayor préstamo de la historia del Fondo se utilizó para financiar la fuga de capitales en 2018-19, el fondo tiene una gran responsabilidad en eso... hubo procedimientos inadecuados”.

“Argentina está en el camino correcto”, agregó. “El problema es la deuda, el problema no es nuestro camino de recuperación económica”.

También el dirigente social cercano al oficialismo, Juan Grabois, hace su aporte: “La relación del FMI con nosotros no es la de un acreedor con un deudor. Es la relación de un estafador con alguien a quien ha estafado. Para nosotros, el FMI es el diablo”.

Por último, el propio ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que “dependerá principalmente del apoyo de la comunidad internacional a lo que Argentina está proponiendo”.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar