Millonario robo a la casa de un extranjero que dejó las ventanas abiertas

Los delincuentes ingresaron sin problemas. Ya se registraron varios robos iguales en esa localidad de Santa Cruz.
índice

Un extranjero que reside en El Calafate volvió a su casa y encontró la peor imagen: las ventanas abiertas, todo revuelto y la falta de casi un millón de pesos en efectivo y otro tanto en distintos elementos, la mayoría de oro.

La casa está ubicada en el Barrio Aeropuerto Viejo sobre la calle Arturo Prane al 100 de la villa turística. Fue el objetivo de un grupo de delincuentes, que sin mucho esfuerzo, lograron implementar un método que les trae éxito: no fuerzan las entradas, sino que aprovechan las ventanas o puertas que se encuentran abiertas o sin llave ni traba como consecuencia de la “confianza” con que los propietarios de importantes viviendas se manejan en esta localidad, la más atractiva y turística de Santa Cruz, según aseguró la policía de El Calafate. Ya son varios casos los que investiga la Justicia en la ciudad con el mismo “modus operandi”. 
En este caso la víctima del millonario robo es un extranjero de 34 años, que está radicado en El Calafate. El hombre salió de su domicilio durante el día de ayer sábado y al regresar se encontró con su vivienda “dada vuelta”. El desorden evidenciaba un robo, así que rápidamente examinó si en la casa faltaban objetos de valor. Y lamentablemente así fue, publica La Opinión Austral.

 
Fuerte fue su lamento cuando notó que los delincuentes se llevaron varias joyas de oro: una cadena de eslabones gruesos, 3 dijes chicos, una medalla de tamaño mediano con el escudo y la inscripción de “El Calafate”, un crucifijo y un reloj analógico bañado en oro marca D´Marion.

Desesperado, llamó a la policía y en unos pocos minutos tenía personal de la División Criminalística, de Investigaciones y de la Comisaría Primera. Los investigadores aun no dan con el paradero de los delincuentes que ya robaron de la misma forma una vivienda en el centro y en una cabaña.

Siempre buscando la manera de ingresar sin forzar ninguna puerta. La confianza de los habitantes de la localidad del Glaciar Perito Moreno le facilitan el trabajo. Un lugar en el mundo que dejó de ser tan seguro como lo era años atrás para sus habitantes permanente. 

Fuente: Clarin

Te puede interesar