El tiempo - Tutiempo.net

Tras la salida de la jueza Figueroa, Casación se reordena para resolver las causas de Cristina Kirchner

JUDICIALES 09/09/2023 Patricia Blanco*
DQWRNSPRD5BNZJEVMUMDOEZ6HM

“Fue demasiado desgaste”, admitió ante Infobae un integrante de la Cámara Federal de Casación Penal después de que terminó la tensión que se abrió hace un mes, con el cumpleaños 75 de Ana María Figueroa. La presidenta del tribunal quería quedarse en su cargo cinco años más, pero que no consiguió que el kirchnerismo, que le había prometido su apoyo, tratara a tiempo el pliego para validarla.

Sin volver a su despacho y sin hablar con varios de sus colegas, Figueroa se siente una víctima, comentaban en los tribunales. A partir de ahora empezará los trámites para su jubilación por los 12 años que trabajó en el Poder Judicial (llegó en 2011) más los aportes de su carrera previa como abogada. “Se fue dolida”, contaron en el primer piso de los tribunales de Retiro. Los que más lamentaron su salida eran los policías a los que saludaba a diario.

En Casación quedó una sensación de agotamiento. Nadie terminó conforme con la manera en que resultaron las cosas. Se tensó demasiado. Figueroa se había convertido en un jarrón chino que nadie sabía donde poner pero tampoco nadie se animaba a sacar. Uno de los magistrados terminó este jueves yendo a una clínica por un pinzamiento que no lo dejó dormir. Fue la Corte Suprema la que terminó resolviéndoles el callejón en el que quedaron atrapados. “Ana creyó demasiado en que iban a tratar el tema en el Senado. El tiempo pasaba y quería seguir estirando. Pero el malestar interno fue porque ella había dicho una cosa y después hizo otra”, señalaban a Infobae con el capítulo cerrado.

Algunos se preguntaban cuánto iba a tardar en hablar Cristina Kirchner. El viceministro de Justicia Juan Martín Mena - el que se encargó de pedirle al Consejo de la Magistratura y la Corte Suprema que esperaran a diciembre, fin del año parlamentario - fue el portavoz de las críticas hacia el máximo tribunal por la decisión sobre Figueroa. Ahora, la mirada vuelve a estar puesta en el Senado pero ya no por Figueroa sino por los más de 70 pliegos que habían quedado atados a la suerte de la hoy ex jueza.

También habrá un foco sobre los jueces Diego Barroetaveña y Daniel Petrone, encargados de resolver qué hacer con las dos causas claves para Cristina Kirchner en las que Figueroa intervenía: si hay o no juicio por los casos Memorándum con Irán y Los Sauces-Hotesur. Supuestamente, cada uno ya tenía su opinión sobre cómo resolver. Al meno

Figueroa, Petrone y Barroetaveña habían hecho las audiencias de cara a resolver entre octubre y noviembre del 2022. Ese llamado a audiencias fue lo que definió la composición de los magistrados que intervenían. Pero lo cierto es que llegó el 9 de agosto, día de cumpleaños de Figueroa, y los esperados fallos no salieron. La mirada, que antes se llevaba Figueroa, está puesta ahora en Petrone y Barroetaveña. Si y solo si no estuvieran de acuerdo, deberían convocar a un tercer juez. Y ahí es que puede llegar a aparecer la discusión.

El juez Alejandro Slokar fue sorteado para subrogar la vocalía 10, en la que reportaba Figueroa. Pero desde anoche mismo, cuando se oficializó la salida de Figueroa -que por este año cumplía funciones en la presidencia y no en la Sala 1 del tribunal-, la vocalía 10 responde a la Sala III, donde hay por ejemplo uno de los capítulos de la causa Cuadernos (”subsidios al transporte”) pero no las causas que están siendo miradas por la política: Los Sauces-Hotesur y Memorándum, que están radicadas en la Sala I.

Desde 2023, con Figueroa en la presidencia, la Sala I quedó conformada por Petrone, Barroetaveña y Carlos Mahiques. De necesitar un tercer juez en la causa Memorándum, intervendría Mahiques. Pero no sería parte de la causa Hotesur-Los Sauces: ahí ya se excusó porque uno de sus hijos fue fiscal en el expediente y ya fue sorteado en un incidente anterior Javier Carbajo.

Hay otra causa de CFK en Casación que recien tendrá novedades el año pŕóximo: la revisión de la condena a seis años de prisión por el caso Vialidas. La fiscalía reclama sumar asociación ilícita; las defensas, absoliciones. El tema está en manos de Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Diego Barroetaveña.

Casación también tiene a resolver el futuro judicial de Mauricio Macri. Es la Sala II la que comenzó analizar si reabre la causa por espionaje a las víctimas del ARA San Juan, en donde el ex presidente había sido sobreseído.

En Casación hay 13 cargos y 3 vacantes. A partir de ahora, la composición en Casación quedó así: Sala I a cargo de Barroetaveña, Petrone y Mahiques; la Sala II, con Guillermo Yacobucci, Angela Ledesma y Slokar; la Sala III con Gustavo Hornos, Petrone y Slokar; y la Sala IV con Borinsky, Hornos y Carbajo. La presidencia del tribunal quedó a cargo de Borinsky secundado por Petrone y Barroetaveña.

 

 

* Para www.infobae.com

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto