El tiempo - Tutiempo.net

Últimas noticias

Ferrer desafía a Macri: “no me interesa si Juntos explota por la universidad”

POLÍTICA 23/09/2023 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
YUCCMA5CHNHA3GISFGPNR2I7HE

“No me interesa si Juntos por el Cambio (JpC) explota en mil pedazos porque se votó la Universidad de Río Tercero. Mi prioridad estaba clara, debemos ver qué valores uno defiende cuando hace política y Evolución lo tiene claros: la educación es uno de ellos”. Con esta frase disparada en la mañana de ayer en una conferencia de prensa en Río Tercero, el intendente radical Marcos Ferrer decidió recoger el guante ante los dichos del expresidente Mauricio Macri, quien el martes cuando se enteró en Córdoba del quórum, dijo que “el populismo es contagioso”.

De esta manera, con varios interlocutores el radicalismo de Evolución decidió volver a poner en la mira y desafiar al fundador del PRO. En Buenos Aires, con el diputado nacional Emiliano Yacobitti, el hombre del senador Martín Lousteau que ejerce el control político del bloque por encima de Rodrigo de Loredo, el jefe de la bancada que trata de no confrontar con Macri.

Yacobitti, horas antes de la munición gruesa de Ferrer, sostuvo “no quiero polemizar con Macri porque estamos en medio de una campaña electoral y mi objetivo es que Juntos haga la mejor elección posible”. “Desde que soy diputado digo que el impuesto a las Ganancias es el más progresista y justo que existe porque el que más tiene, más paga. No creo que haya que reformar ninguna ley, ni un impuesto en período de elecciones. Si es populista, hay que ver si a eso no lo hizo él”, dijo en LN+ y tildó de populista al expresidente.

En Córdoba, Ferrer además agregó que “si algunos actores de la política, por el pragmatismo de oponerse al gobierno, ponen en jaque hasta los propios valores que nos atraviesan como personas, es un problema de esos dirigentes. No es un problema nuestro”, afirmó escoltado por la diputada Gabriela Brouwer de Koning, la parlamentaria que presentó el proyecto y quien estuvo en la mira por el quórum en la que además se le dio media sanción a Ganancias. Discusión de la que escapan en Evolución al sostener que el oficialismo ya tenía los números para garantizar el debate por otro lado.

Con este contexto, la escalada en la fricción entre este radicalismo y Macri continúa. Pero, además y por lo bajo, subyace otra discusión que es la del liderazgo de la oposición en Córdoba. Principal objetivo que viene tejiendo desde hace algunas semanas el propio Ferrer y con la ambición de desplazar de ese casillero a Luis Juez y a De Loredo. En ese orden.

Con el primero, las asperezas de la campaña provincial persisten y ambos miran la manera en la que se van a acomodar los legisladores de la oposición a partir de diciembre en la Unicameral. Juez ya empezó a presionar con el peso de los 800 mil votos de la elección provincial y lo ratificó el lunes en el encuentro donde Patricia Bullrich estrenó el comando de campaña cordobés.

“Acá, en esta reunión hay 810 mil votos que sacamos hace 70 días. Si ustedes hacen lo que tenemos que hacer, esta mujer es presidenta”, dijo Juez el lunes por Bullrich y con Ferrer aplaudiendo de manera tibia en la primera fila.

Por esto, ayer un intendente que participó del asado radical que se hizo el fin de semana pasado y en el que estuvieron, además de Ferrer y De Loredo, Luis Picat y todos los integrantes de la UCR que desembarcarán en la Unicameral en diciembre, reconoció la desconfianza. “Juez se equivoca si cree que a eso lo logró solo y sin el apoyo de los intendentes. Marcos se lo va a pelear al bloque, Juez impulsará a (Walter) Nostrala y Ferrer tiene dos o tres nombres”, razonó.

Con el PRO local, la tensión de Evolución es parecida. Esta facción radical sólo destacó el accionar de Oscar Agost Carreño y Héctor Baldassi en la Cámara baja el martes. Los dos que votaron a favor de la creación de la universidad. Con Laura Rodríguez Machado y Adriana Ruarte el enojo existe porque ambas se ausentaron del recinto en el momento de la votación; pero es peor con Soher El Sukaría, que se quedó en Córdoba para hacer las veces de anfitriona de Macri.

Igual, así como el fantasma de la ruptura en Juntos está latente por el desafío entre Macri y los radicales de Evolución; esa porción de la UCR en Córdoba considera dialoguista a un sector del espacio amarillo. Con los cuales, podría garantizar convivencia más allá de octubre.

En tanto, el tercer objetivo de Ferrer para levantar el perfil dentro del escenario provincial está determinado por la interna radical. A nadie le oculta que va a jugar, que lo hará en serio y que, como dijo este diario hace varias semanas, descartó el ofrecimiento para liderar el foro de intendentes. Quiere algo de mayor peso: control total de foro y bloque.

Por lo que no fue raro que el lunes, un grupo radical en el bar del hotel Quórum, deslizara: “ojo que los resultados ganadores en las provincias no son amarillos, son radicales”, dijeron después de los triunfos en Chaco y Santa Fe. Ayer, la respuesta del PRO a ese análisis fue casi lapidaria: “ningún radical en Córdoba tiene el volumen o la capacidad de hacer política de (Maximiliano) Pullaro o (Leandro) Zdero”. La convivencia se pone difícil. 

Con informacion de Diario Alfil, sobre una nota de Gabriel Silva.

Te puede interesar
Lo más visto