Schiaretti analiza sumar a Natalia de la Sota y Llamosas para oxigenar su gabinete

POLÍTICA 16 de septiembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
6175ff9217893_940_529!

La mesa chica del gobernador Juan Schiaretti está enfrascada en encontrar la manera de dar vuelta la página de la dura derrota de Marcos Juárez el pasado domingo. A horas de la resonante victoria de Sara Majorel y Pedro Dellarossa en el armado de Juntos por el Cambio, en el peronismo de Córdoba siguen buscando responsables y pasando facturas a la vieja guardia que rodea al gobernador.

Entre ellos el principal apuntado es el ministro de Desarrollo Social provincial, Carlos Massei, uno de los históricos en el entorno de Schiaretti.

La derrota dio el pie que venía esperando la nueva generación del PJ cordobés para pelear por lugares en el gabinete y sumar peso en la estrategia electoral del 2023. Un exponente de esa generación es el candidato a gobernador Martín Llaryora, que desde la intendencia de Córdoba sumó volumen político, pero bajo un paraguas acaso demasiado tutelado por la vieja guardia de Schiaretti.

Ahora, es esta generación la que empieza a pedir por un lugar en El Panal para un aliado clave con miras al año próximo: el intendente de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas. A quien varios en la mesa chica del llaryorismo piensan como un compañero de fórmula para la gobernación, en busca de un anclaje de dos vías. Una para darle representación en la fórmula a un intendente con peso en el interior; la otra, que la figura de Llamosas le permita a Llaryora empezar a instalarse en el sur provincial, allí donde los números de conocimiento favorecen al senador Luis Juez y al diputado radical, Rodrigo de Loredo.

Fuentes del entorno de LLamosas afirmaron a LPO que "nadie se puso en contacto con Llamosas". "Por ahora no hay nada", resumieron de manera escueta desde el Imperio del Sur.

 

De todas formas, otras fuentes de cercanas al intendente de Río Cuarto reconocieron que si existiera una convocatoria por parte de Schiaretti se evaluará y ratificaron que a nueva generación del peronismo cordobés viene pidiendo por un lugar para el intendente que fue reelecto en 2020.

 

"Si lo van a buscar, lo tienen que seducir con un buen ministerio. Llamosas gobierna la segunda ciudad de Córdoba, no es uno más", reconoció un dirigente del PJ a eLPO. Y, una vez más, las miradas se posan sobre el Ministerio de Gobierno que encabeza, Facundo Torres, paradójicamente un ex intendente que integra esa nueva generación del peronismo cordobés y que se ganó el lugar a pesar de la guerra fría de la vieja guardia de Schiaretti, que continúa hasta hoy.

"Facu se ganó la silla. Contuvo al PJ de Alta Gracia, después de una parada brava con (Walter) Saieg, y alambró el departamento Santa María. No es fácil desprenderse de un tipo así", reconoció a LPO una persona que conoce a Torres.

En tanto, la otra que suena para oxigenar el gabinete schiarettista es la diputada nacional Natalia de la Sota. La hija del exgobernador viene intensificando sus viajes en el interior provincial en los últimos meses y aspira a dar también la pelea en la fórmula a la gobernación.

 

Desde el entorno de la diputada provincial cumplieron e diálogo con LPO, con la desmentida de rigor: "No hay absolutamente nada".

 

El último contacto entre El Panal y la hija del exgobernador fue 36 horas antes del cierre de campaña en Marcos Juárez con una convocatoria para que hiciera una escala en el sudeste provincial. Pero De la Sota decidió ignorar la invitación porque en la primera parte de la campaña el schiarettismo había bajado el mensaje claro de ‘desperonizar' la elección de Marcos Juárez.

 

Esa ‘desperonización' fue motivo de crítica de varios intendentes del partido después de la derrota del domingo. Entre ellos, algunos cercanos al intendente de Villa María, Martín Gill, que son muy cercanos a Eduardo Foresi, el peronista que quedó relegado de la fórmula en Marcos Juárez a manos de Verónica Crescente y debió conformarse con el segundo casillero del binomio.

Con Gill, De la Sota se verá este sábado en el marco de los homenajes que se realizan esta semana en Córdoba por cumplirse esta semana cuatro años de la muerte del exgobernador. El encuentro en Villa María será por la presentación de un mural y la imposición del nombre a un subnivel en territorio villamariense.

 

Sin embargo, no son pocos los que creen poco probable que Schiaretti finalmente concrete los cambios. "Generalmente, cuando estás mal el Grinco te respalda, no te liquida. Y salvo que sea algo grave, no se caracteriza por los cambios bruscos", razonó ante LPO un viejo dirigente del peronismo cordobés.

 

Otra fuente, una persona que pivotea en la relación entre el llaryorismo y el schiarettismo, matizó la tensión y analizó que "hubo varios factores" en la derrota de Marcos Juárez. "En el departamento, de los 12 intendentes del PJ que hay, nueve son del Frente de Todos. Entonces, algo mal hicimos. Ahora, esto quiere decir que ‘¿el Gringo' vaya a sacar a Massei, uno de sus tipos de máxima confianza a meses de culminar su última gestión? No la veo...", sentenció.

Fuente: LPO. Nota de Gabriel SILVA

Te puede interesar