Schiaretti: joven, alto, rubio y de ojos celestes

5ffd761e9502e_900

El Círculo Rojo valora la proyección nacional del gobernador. Sintonía, peronismo en baja y la opción JxC. Presidente, vice o ministro: hipótesis y pronósticos.

Ya nadie especula en voz baja sobre la proyección nacional de Schiaretti. Desde hace meses, el "Modelo de Gestión Córdoba" es mostrado nacionalmente por el funcionariado, la militancia y por el propio gobernador de Córdoba, más decidido que nunca a poner su caudal a disposición de un proyecto de país para los tiempos que vienen. En ese juego, el Círculo Rojo cordobés corre con ventaja para el análisis. Lo conocen, lo tratan casi cotidianamente, le tienen picado el boleto y lo quieren ahí, jugando por el premio mayor.

Desde el primer momento, la relación con el sector agropecuario fue una de las mejores que el gobernador supo pavimentar. Schiaretti acababa de asumir su primer gobierno cuando el conflicto por las retenciones móviles paralizó al país en 2008 y rápidamente supo de qué lado pararse. “El gobierno provincial piensa como nosotros y nosotros pensamos como el gobierno provincial”, han reiterado en numerosas oportunidades en la Mesa de Enlace cordobesa. Esa mirada trasciende la órbita provincial, a punto tal que el propio Jorge Chemes, titular de CRA, había llegado a aceptar que le “gustaría ver a Schiaretti como candidato a Presidente”.

En esa dirección, Gabriel De Raedemaeker, hombre fuerte del ruralismo cordobés y actual vicepresidente de Confederaciones Rurales, definió a Schiaretti como “una figura que acerca a las partes y no está permanentemente en una posición antagónica con los inversores y los agentes económicos. Eso lo diferencia principalmente del gobierno nacional”.

De Raedemaeker entiende que la principal dificultad del cordobés está en las chances que puede tener de cara a 2023 un armado peronista por fuera de las estructuras actuales. Por eso entiende que “la salida es a partir de una política de alianzas”. “Él está bien visto, a partir de su gestión, como un político individual y no por pertenecer a tal o cual partido”. “En el campo, la figura de Florencio Randazzo, por ejemplo, no suma en absoluto. Quizás Schiaretti pueda sumarse a un espacio con algunas figuras de Juntos por el Cambio”, dice y arroja una posibilidad: “Yo siempre lo imaginé en una fórmula conjunta, así como estuvo Mauricio Macri con Miguel Pichetto, como la pata peronista en un gobierno de coalición”.

“No sé si él se va a contentar con ser compañero de fórmula de alguien, pero eso también tiene que ver con los ministerios que podrían tocarle gestionar. Uno lo ve al ministro (de Agricultura de Córdoba) Sergio Busso y es una persona que podría aplicar muy buena parte de las políticas que se aplicaron en la provincia”, sentencia.

La filiación peronista como dificultad y la imagen de Pichetto como faro vuelven a aparecer en el análisis de Manuel Tagle, el presidente de la Bolsa de Comercio de Córdoba. “El peronismo tal como lo conocemos está desacreditado y Schiaretti puede cumplir un rol importante en la construcción de un nuevo peronismo federal y republicano; uno que deja atrás las reminiscencias demagógicas y populistas, entiende cómo funciona la economía y se convirtió en un sector político más racional”, señala.

“Habiendo tenido una gestión exitosa, la sociedad convalida al gobernador para cumplir un rol importante a nivel nacional”, asume Tagle, que piensa en una posible incorporación a Juntos por el Cambio tomando como ejemplo al rionegrino que acompañó a Macri en la fórmula 2019. “Para dar ese paso, tiene que haber cierta humildad y la capacidad de poder integrarse a un equipo. Yo no vería mal un espacio que se construya de esa manera, en la medida que se unifiquen los valores y los principios. Lo que importan no son las personas, sino las ideas. Tenemos que apoyar un país que retome el camino de la libertad, el equilibrio monetario, la integración al mundo, la disciplina monetaria y la reducción del tamaño del sector público. Ojalá se pueda hacer, porque es lo conveniente para el país”, resume en diálogo con este medio.

Como se ha mencionado en reiteradas oportunidades, para el sector industrial cordobés Schiaretti “es uno más”. Al igual que sucedía durante las gestiones de José Manuel De la Sota, en la mesa chica del industrialismo ven en el modelo peronista mediterráneo un ejemplo de las formas que debería tomar una futura administración nacional. En ese sentido, en privado aceptan que “les encantaría” que la proyección nacional del gobernador llegue a buen puerto. Sobre todo porque, según dicen, “entiende qué es lo que le hace falta al país”.

 

“Cada vez que se encuentran, lo que sale desde boca del gobernador es como música para los oídos”, señala uno de los referentes que suele formar parte de esos cónclaves en los que las fotos y las sonrisas son regla.

 

En materia de proyección concreta, una buena parte de la cúpula industrial ve a Schiaretti ocupando un rol de “articulador” nacional que permita la construcción de una alternativa para 2023. Una proyección de otro tipo “parece hoy demasiado lejana”, aceptan, a la vez que no descartan, sin posicionarse al respecto, que “la jugada” del gobernador esté más apuntada a conservar el poder provincial que a efectivamente pelear por un rol protagónico el año próximo.

 

Con una perspectiva similar, el titular de la Federación Comercial de Córdoba advierte que las mayores virtudes de Schiaretti lo ubican como “un gobernador austero, que logró manejar la economía de la provincia y con un discurso conciliador que se diferencia del resto de los mandatario provinciales”, algo que, reconoce, entusiasma a una buena parte del empresariado local y del país.

 

Más allá de eso, Ezequiel Cerezo advierte que las virtudes que el sector reconoce en Schiaretti “no necesariamente se trasladan en votos”, por lo que “es posible que si no llega a formar parte de alguna fórmula que dispute la Presidencia, su aporte pueda ser valorable en alguna función ejecutiva” que, aclara, “podría estar relacionada con su conocimiento y manejo de los números”. Allí, en el horizonte, ubica algunos ministerios como el de Economía o de Producción.

Con información de Letra P, sobre una nota de César PUCHETA

Te puede interesar