Schiaretti potencia la "Marca Córdoba"

schiaretti ppp

Aunque morigeradas por ahora tras el impacto de los resultados electorales del 14-M, las expectativas del gobernador Juan Schiaretti de trabajar en un polo político nacional anti grieta siguen firmes. Así lo confirman en su entorno desde donde también aseguran que las conversaciones con otros gobernadores y dirigentes (no peronistas) de las provincias para avanzar en esa línea, siguen en pie.

El objetivo de construir un frente electoral alternativo para el 2023 fue blanqueado por el propio mandatario en su discurso en la noche de las legislativas tras reconocer el contundente triunfo de la lista de Juntos por el Cambio.

Durante el segundo tiempo de campaña, el peronismo de Hacemos por Córdoba buscó colarse en la escena nacional proyectando no sólo la figura de su líder político sino también la de su gestión. El concepto del “modelo Córdoba para exportar” fue parte de la narrativa electoral, en la que ahora se seguirá trabajando.

 
Esta semana, Schiaretti incorporó un nuevo elemento para ese “cordobesismo for export”: la creación por ley de la “Marca Provincia Córdoba”.

Desde lo institucional, la iniciativa impulsada por el legislador oficialista de Capital, Leonardo Limia, que contó con amplio respaldo de otros bloques, busca promover políticas públicas orientadas a denominar el origen y promocionar la calidad de los bienes y servicios producidos en Córdoba y que sean destinados al comercio internacional. Asimismo, fortalecer el turismo local y fomentar la llegada de inversiones a la provincia.

La idea de generar una marca de Estado, más allá de quien gobierne, sedujo a legisladores no oficialistas que decidieron acompañar la nueva ley.

Sin embargo, en términos políticos, el jefe de Hacemos por Córdoba tiene una nueva herramienta para mostrar las potencialidades de la provincia mediterránea de la mano de su “gestión exitosa”.

Schiaretti es un gobernador fanático de la simbología local: promovió la creación de la bandea de la Provincia años atrás, y reivindicó, por ejemplo, la figura del Brigadier General Juan Bautista Bustos a través de distintos monumentos y obras que en todo el territorio provincial llevan su nombre. Por eso, apoyó este proyecto de ley que, a diferencia de la gran mayoría de las iniciativas, no surgió del Ejecutivo.

Sobre la ley

Los productos que serán parte de la “Marca Provincia Córdoba” serán aquellos elaborados en establecimientos radicados en territorio local. Poseerán un nivel mínimo de origen provincial en la integración de materia prima, partes y piezas a producción, de modo de privilegiar los eslabones regionales de las cadenas productivas, además de ser fabricados con “atributos de calidad que ameriten el uso de dicha marca”.

El Poder Ejecutivo será el encargado de autorizar el uso de la marca a productores y fabricantes de bienes y servicios que cumplan con los requisitos anteriores. También se ocupará de las acciones pertinentes ante el Registro Nacional de Marcas, conforme lo dispuesto en la Ley Nacional de Marcas.

Sobre la iniciativa Limia destacó: “La Marca Provincia de Córdoba implica ante todo la adopción de una verdadera política de Estado que busca posicionar a nuestra provincia en el contexto internacional, mediante la comunicación de sus atributos y factores diferenciales. Es la verdadera construcción de la identidad de nuestra provincia”.

Por su parte, la radical y presidenta de la Comisión de Industria, María Elisa Caffaratti, coincidió en calificar esta normativa como “el primer paso de lo que sin lugar a duda tiene que ser una política de Estado que identifique a nuestra provincia en el ámbito nacional e internacional, y permita a los bienes y servicios, producidos en nuestro territorio provincial, contar con ventajas estratégicas para su comercialización”.

Por Yanina Soria para Diario Alfil

Te puede interesar