Detuvieron a un coreógrafo que acosaba a niñas: el aberrante chat de Instagram

NACIONALES 15 de septiembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
coreografo-detenido-grooming

Eduardo Ariel Poblete (23), bailarín, coreógrafo y estudiante de la Licenciatura en Informática, fue detenido luego de una exitosa investigación llevada a cabo por la Policía Bonaerense.

El operativo comenzó tras la denuncia del padre de una niña de 13 años, que encontró en el celular de su pequeña hija chats de Instagram con el acusado. En las conversaciones había contundente contenido sexual.

Fue la fiscalía de delitos conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming de La Matanza la que ordenó la investigación.

Según se pudo comprobar, el coreógrafo contactaba a niñas bailarinas y se aprovechaba de la confianza para ultrajarlas a través de las redes sociales.

Las pruebas

El hombre hizo la denuncia en agosto de este 2021 tras revisar las redes de su hija. Allí advirtió que la niña de 13 años mantenía conversaciones indebidas con el usuario @ariel.poblete28.

 En dichas conversaciones, el acosador le pedía “fotos en ropa interior, como desnuda”, detalló una fuente judicial al sitio Primer Plano Online. Y agregó: “La menor accedía dado el grado de confianza que tenía con este sujeto”.

El padre de la nena también comprobó que el coreógrafo acordó encuentros sexuales con su hija y que hubo “una gran cantidad de videollamadas”.

“¿Te imaginás cuando nos bañemos juntos?”, se puede leer en una de las capturas de pantalla de los chats que el denunciante aportó como prueba.

“Te acostarías arriba mío. O te sentarías. No sé, como vos quieras”, le escribió también el acosador, tomando provecho de la diferencia de edad y del desconocimiento de la menor de que estaba expuesta al abuso sexual.

Grooming

Poblete subía a sus perfiles de Instagram y TikTok videos con coreografías y challenges en los que etiquetaba a pequeñas niñas bailarinas de entre 9 y 13 años para que se sumen al desafío y bailen sus pasos.

De esa manera, luego conseguía entablar conversaciones con las pequeñas.

Cuando el coreógrafo fue detenido en su casa de Moreno, provincia de Buenos Aires, los investigadores secuestraron cuatro celulares, dos notebooks, un CPU y un pendrive con información valiosa para la causa.

Pero además, los policías se sorprendieron al ver que en una de las paredes de su habitación el sujeto tenía pegados varios dibujos que niñas y niños le regalaban.

 

“Los dibujos son realizados por menores y fueron dedicados a él”, informaron fuentes judiciales también a Primer Plano Online.

Por estas horas se espera que la niña hija del denunciante sea sometida a distintos estudios médicos para determinar si se reunió con el coreógrafo y si hubo abuso sexual.

Fuente: Telefe Noticias

Te puede interesar