D10S YA ESTÁ EN EL CIELO

EDITORIAL 26 de noviembre de 2020 Por Agencia de Noticias del Interior
El más grande jugador que el fútbol mundial pudo dar, seguramente ya está haciendo piruetas con la pelota en algún lugar del universo
diego-maradona-goodbay_gqmp56tzbbmd1lgubrhrmgh4a

LA MANO DE DIOS

En una villa nació, fue deseo de Dios,
crecer y sobrevivir a la humilde expresión
Enfrentar la adversidad
con afán de ganarse a cada paso la vida
En un potrero forjó una zurda inmortal
con experiencia sedienta ambición de llegar
De cebollita soñaba jugar un Mundía l
y consagrarse en Primera,
tal vez jugando pudiera a su familia ayudar
A poco que debutó
"Maradó, Maradó",
la 12 fue quien coreó
"Maradó, Maradó"
Su sueño tení­a una estrella
llena de gol y gambetas
y todo el pueblo cantó:
"Maradó, Maradó",
nació la mano de Dios,
"Maradó, Maradó"
Sembró alegrí­a en el pueblo,
regó de gloria este suelo
Carga una cruz en los hombros por ser el mejor,
por no venderse jamás al poder enfrentó
Curiosa debilidad, si Jesús tropezó,
por qué él no habrí­a de hacerlo
La fama le presentó una blanca mujer
de misterioso sabor y prohibido placer,
que lo hizo adicto al deseo de usarla otra vez
involucrando su vida
y es un partido que un dí­a el Diego está por ganar
A poco que debutó
"Maradó, Maradó",
la 12 fue quien coreó
"Maradó, Maradó"
Su sueño tení­a una estrella
llena de gol y gambetas
y todo el pueblo cantó:
"Maradó, Maradó",
nació la mano de Dios,
"Maradó, Maradó"
Sembró alegrí­a en el pueblo,
regó de gloria este suelo
Olé, olé, olé, olé, Diego, Diego



Te puede interesar